Menu

Lo que Aarón Burr le dijo a Dios

La nieta de Aarón Burr, quien fuera el tercer vicepresidente de Estados Unidos, sirviendo bajo la administración del presidente Thomas Jefferson, le entregó su corazón a Cristo en una reunión evangélica.  Esa tarde ella le dijo a su abuelo: "Desearía que tú también fueras cristiano".  Él replicó: "Cuando era un joven, asistí a una campaña evangélica.  Ese día sentí una gran necesidad de la misericordia y perdón de Dios y supe que tenía que entregarle mi corazón a Cristo, pero salí de allí sin hacerlo.  Luego me paré bajo las estrellas y mirando hacia el cielo dije: 'Dios, si tú no me molestas más, nunca te molestaré'.

"'Querida, Dios mantuvo la parte de este trato.  Nunca me ha molestado.  Ahora es demasiado tarde para que yo le moleste'".

Una vida despilfarrada, colmada de engaños y traición contra Estados Unidos, fue lo que siguió a la fatídica decisión de Aarón Burr.
   Gospel Herald

Modificado por última vez enLunes, 26 Junio 2017 12:34
volver arriba