Menu

La iglesia perfecta

Pienso que nunca veré
Una iglesia que sea lo que debe ser:
Una iglesia cuyos miembros nunca se descarríen
Que siempre avance por el camino angosto.

Una iglesia en donde no hallan bancas vacías.
Cuyo pastor nunca se deprima.
Una iglesia cuyos diáconos siempre estén dispuestos,
Que ninguno sea orgulloso y que todos sean humildes.

Que con sus chismes no propague mentiras.
Ni que se queje o critique;
En donde todos sean siempre dulces y amables.
Y en donde todos estén ciegos a las faltas de los otros.

Debería existir una iglesia así,
Pero no es ninguna de las que conozco.
Sin embargo, trabajo, oro y planeo
Para hacer de mi iglesia, una iglesia así.

Modificado por última vez enLunes, 28 Agosto 2017 14:34
Más en esta categoría: « Mi iglesia El Morbo Sabático »
volver arriba