Menu

Consideró todos sus títulos como basura

Muy pocos saben las contribuciones que Justinian Ernst Baron von Welz le hizo a las misiones mundiales.  Era hijo de un noble austriaco, nació en 1621 en una familia luterana en un país dominado por los católicos.   Renunció a sus títulos, a sus posesiones y rentas públicas y se fue a Guyana Británica como misionero, en donde terminó por descansar en una solitaria tumba.  Al renunciar a sus títulos dijo: “¿Qué significa para mí un título nobiliario, cuando soy un creyente que ha experimentado el nuevo nacimiento? ¿Qué significa para mí el título Lord, cuando mi único deseo es ser siervo de Cristo? ¿Qué me importa que me llamen ‘Su Gracia’ cuando tengo necesidad de la gracia de Dios?  Todo esto es vanidad, por eso me despojaré de todo y yaceré a los pies de mi amado Señor Jesús”.
A. Naismith

volver arriba