Menu

Pablo y sus viajes

El apóstol  Pablo fue tal vez uno de los principales viajeros de su día.  Visitó muchas  tierras e indudablemente tuvo oportunidad de ver muchos escenarios en esos diferentes lugares.  Cuando regresaba escribía mucho.  Sus epístolas fueron ampliamente leídas por la iglesia primitiva.  Sin embargo, en todos los escritos del apóstol, no hay una sola línea que describa los escenarios de los países por donde pasó, ni una línea para detallar las maravillas de la arquitectura de su día, ni las costumbres de los pueblos.

¿No es esto singular?  Hay una razón para ello, porque mientras viajaba el apóstol estaba ciego a todo, con excepción de una sola cosa.  En el camino a Damasco, cuando se encontró con el Señor Jesús, quedó ciego por la visión de su gran gloria y a partir de ese momento no pudo ver nada más, excepto al Señor, tampoco pudo hablar de otra cosa más, sólo de su Evangelio.
R. A. Jaffery

Modificado por última vez enViernes, 20 Octubre 2017 20:27
volver arriba