Menu

Una embarcación de placer usada en las misiones

El entonces presidente Eisenhower había planeado obsequiarle al presidente soviético Krushchev una embarcación de placer, pero en lugar de eso, el navío fue usado para llevar el Evangelio hasta las partes más remotas de Etiopía.

El barco fue devuelto al manufacturero después de que el presidente Eisenhower cancelara su viaje a Moscú en 1960 y subsecuentemente lo compró la Iglesia Presbiteriana West Allis para regalarlo a sus misioneros en Etiopía.  La embarcación fue destinada a una región que sólo es accesible a través del río durante la estación lluviosa, aunque el río sólo tiene unos pocos centímetros de profundidad.  El navío de  unos cinco metros 80 centímetros, que opera de acuerdo con el principio del jet, es decir, que expulsa agua para impulsarse, es particularmente útil en agua tan llana.
The Brethren Evangelist

volver arriba