Menu

El versículo que fortalecía a Livingstone

Hablando en la Universidad de Glasgow en 1896, David Livingstone dijo: “Les gustaría que les dijera que fue lo que me fortaleció durante todos los años de exilio entre un pueblo cuyo idioma no podía entender, y cuya actitud hacia mí era siempre incierta y a veces hasta hostil?  Fue este: “Y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.  Amén”.  En este versículo afiancé todo y nunca me falló.

volver arriba