Menu

Un recordatorio para los cristianos hoy

Corinto era la ciudad más grande de Grecia.  Historiadores estiman que para el tiempo del apóstol Pablo contaba con unos 650.000 habitantes, asimismo era una de las poblaciones más famosas de la antigüedad: Un puerto, centro comercial y capital de la provincia de Acaya.  Aunque era famosa por su riqueza material, también lo era por su inmoralidad. De hecho, su nombre se volvió sinónimo de corrupción y decir que alguien era “corintio” equivalía a declarar que “practicaba la prostitución”.

Leer más ...

Pablo y sus viajes

El apóstol  Pablo fue tal vez uno de los principales viajeros de su día.  Visitó muchas  tierras e indudablemente tuvo oportunidad de ver muchos escenarios en esos diferentes lugares.  Cuando regresaba escribía mucho.  Sus epístolas fueron ampliamente leídas por la iglesia primitiva.  Sin embargo, en todos los escritos del apóstol, no hay una sola línea que describa los escenarios de los países por donde pasó, ni una línea para detallar las maravillas de la arquitectura de su día, ni las costumbres de los pueblos.

¿No es esto singular?  Hay una razón para ello, porque mientras viajaba el apóstol estaba ciego a todo, con excepción de una sola cosa.  En el camino a Damasco, cuando se encontró con el Señor Jesús, quedó ciego por la visión de su gran gloria y a partir de ese momento no pudo ver nada más, excepto al Señor, tampoco pudo hablar de otra cosa más, sólo de su Evangelio.
R. A. Jaffery

Leer más ...

El atalaya Pablo

Es imposible leer los escritos del apóstol Pablo, los que constituyen la mayoría de las epístolas del Nuevo Testamento, y no darnos cuenta que él advirtió sobre el engaño en la iglesia.  Mientras que sus escritos definen principalmente el Evangelio del Señor Jesucristo y la sólida doctrina bíblica, e integran la base del cristianismo, casi todos las epístolas que escribió, ponen de manifiesto la agenda de Satanás para engañar a la iglesia en los últimos días. ¿Está usted familiarizado con las advertencias de Pablo?

Leer más ...

Homosexualidad y la biblia

El tema de la homosexualidad se ha vuelto muy divisivo, no sólo entre el ala conservadora del catolicismo y la liberal, después que el Papa Francisco dijera ante los medios noticiosos: “¿Quién soy yo para juzgar a los homosexuales?”, sino que también ha dividido a los cristianos evangélicos. Denominaciones completas, y predicadores evangélicos muy conocidos en Estados Unidos apoyan el movimiento de homosexuales: gays, lesbianas, bisexuales y transgéneros.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS