Menu

Escuche Radio América

Boletin dominical - 12/04/09

Con fecha 1 de abril de 2009, recibimos una noticia de París diciendo que los Presidentes Lula y Sarkozy, de Brasil y Francia, respectivamente, abogaron por un gobierno mundial, según la agencia DPA.

El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, y su homólogo brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, adelantaron en París que presentarán en la cumbre del G20 una propuesta para un nuevo gobierno mundial que impida futuras crisis económicas desatadas por la falta de regulación.

Con fecha 1 de abril de 2009, recibimos una noticia de París diciendo que los Presidentes Lula y Sarkozy, de Brasil y Francia, respectivamente, abogaron por un gobierno mundial, según la agencia DPA.

El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, y su homólogo brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, adelantaron en París que presentarán en la cumbre del G20 una propuesta para un nuevo gobierno mundial que impida futuras crisis económicas desatadas por la falta de regulación.

«Queremos (al menos) un mínimo de regulación tras el desastre que ha sido causado por la falta total de regulación», dijo Sarkozy a la prensa en París, tras reunirse con Lula horas antes de que ambos viajen a Londres para la cumbre que reúne al grupo de los 20 principales países industrializados y emergentes (G20).

La propuesta será un «aporte conjunto», la cual será preparada y presentada por los ministros del Exterior de ambas naciones, dijo Sarkozy.

Lula dijo que la actual crisis era «el resultado de la falta de gobierno y la falta de responsabilidad».

El presidente de Brasil también dijo que la tarea de los políticos es «restablecer el crédito en el mundo. Sólo eso restablecerá la confianza de los consumidores en el mundo».

No obstante advirtió que la cumbre del G20 no será fácil. «El encuentro será una reunión de amigos, pero un encuentro difícil, porque todos los amigos no piensan necesariamente de la misma forma», añadió.

Un resultado exitoso, dijo Lula, será acabar la cumbre con «al menos una proposición que dé aliento a los millones de seres humanos que esperan (...) que nosotros tomemos medidas para lograr que en pocos días la economía vuelva a su rumbo normal y que ellos encuentren trabajo y tengan medios para comer y vestirse».

¿Se sorprende usted por esto? ¿Le parece algo... “familiar”? Desde hace muchos años que los pastores dignos de crédito y que estudian cuidadosamente las profecías bíblicas han insistido, afirmando que a la luz de las Escrituras Sagradas, los gobiernos mundiales en sus respectivos países colapsarán y no verán otra mejor solución que unirse en una especie de una... “aldea mundial”, según solía decir Hillary Clinton cuando su liberal esposo era Presidente de USA.

Creo que muy pocos habremos sospechado que este gobierno comenzaría a gestarse por la vía del colapso económico, llamado hoy... «crisis mundial». Esta crisis existe desde los días del Edén, cuando la población mundial eran apenas cuatro personas: Adán, Eva, Caín y Abel.

Cuando Dios intervino, lo primero que hizo fue mostrarles cuál sería la solución (Gn. 3:21), haciéndoles ver que algún animal, muy probablemente un cordero, debía derramar su sangre, siendo completamente inocente del pecado de nuestros primeros padres.

Ese cordero inocente era la figura de nuestro Señor Jesucristo, el cual tomó sobre sí mismo nuestros pecados, siendo inocente.

Pero... ¿Habrá realmente un gobierno mundial? Así es, definitivamente ese gobierno será una dictadura jamás vista en el mundo desde la creación de nuestros primeros padres.

Los problemas irán en aumento. El próximo “visitante” de nuestro planeta será muy probablemente el hambre generalizado. Ya mismo hay hambre en varias regiones del mundo, especialmente en el Continente africano, pero todavía no ha llegado a nuestros países americanos. En la desesperación del hambre los hombres comen lo que encuentran: Gatos, perros, ratones, corteza de los árboles, raíces de ciertas plantas, serpientes, lagartos, hormigas fritas y lo que venga.

Nosotros no sabemos lo que es el hambre, y quiera el Señor que no tengamos que saberlo tampoco.

Notemos lo que dice Juan en Apocalipsis 6:5-8: “Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino. Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra”. Es fácil interpretar este texto, pues dice que habrá muy estricto control de la comida. El versículo 5 nos dice que los cereales se venderán por gramos y el versículo 8 nos habla de muerte por inanición.

He aquí cómo lo traduce la paráfrasis: «Cuando el Cordero rompió el tercer sello, escuché al tercer ser viviente que dijo: ¡Ven! En la escena apareció un caballo negro cuyo jinete traía una balanza en la mano. Y una voz que brotó de entre los cuatro seres vivientes, dijo: A denarioa las dos libras de trigo o las tres libras de cebada, pero no hay aceite ni vino. Y cuando rompió el cuarto sello, escuché al cuarto ser viviente que dijo: ¡Ven! En esta ocasión apareció un caballo amarillo. El jinete que lo montaba se llamaba Muerte, y lo seguía otro jinete llamado Infierno. Se les concedió dominio sobre una cuarta parte de la tierra, y autoridad para matar por medio de guerras, hambre, epidemias y fieras salvajes» (Ap. 6:5-8).

Todos los programas y medidas que se tomen en este plan... “anticrisis” será asunto del Anticristo. Él y su compañero de fórmula como gobernantes mundiales serán un espanto con solo verlos y escucharlos. La palabra «evangelio» significa «Buenas Nuevas». El contraevangelio del Anticristo será: «Terror en el infierno y espanto en toda la tierra».

¿Cómo logrará el Anticristo controlar la anarquía mundial? La respuesta aparece en Apocalipsis 13:16-18.

¿Estaremos nosotros, los cristianos, aquí en el mundo? No, no estaremos, porque antes de la llegada del Anticristo al poder, Cristo se apoderará de los suyos llevándonos al cielo donde nos está preparando un lugar.

Si cree que todo esto tiene sentido y que hasta los mismos políticos nos hacen ver la validez de las Escrituras y usted aún no es salvo, hoy mismo arrepentido delante del Señor, dígale que le dé la salvación y que usted lo recibe creyendo en Él. No dude de que Él lo salvará en ese mismo momento. No olvide el caso del malhechor de la cruz, quien a última hora de su vida clamó y el Señor lo declaró salvo.

volver arriba