Menu

Escuche Radio América

Un mapa para la paz

Las noticias mundiales indican que el Islam radical tiene una agenda para acabar con las otras religiones y hacer que todos en el mundo se conviertan en seguidores de Alá.  Si bien esta agenda parece estar encaminada hacia la necesidad de un plan de paz, ¿quién jamás habría pensado que el Papa en Roma sería el principal pacificador?  ¿Sabía usted que la Biblia advierte al mundo acerca de este mismo escenario? ¿Están muchos prestando atención?

El mundo está en confusión y la batalla por la religión está en el centro. Mientras muchos líderes políticos dicen que el Islam es una religión de paz, cuando miramos las estadísticas, y sumamos el número de personas inocentes asesinadas por terroristas islámicos, los resultados son horrendos.  ¿Cómo pueden decir que hay paz cuando los entusiastas religiosos cortan las cabezas de aquellos que se niegan a adorar a su “dios”?

Recientemente, una noticia titulada “Obispo del Vaticano traza un ‘mapa de ruta’  para dialogar con el Islam” captó mi atención.  El artículo fue publicado en el sitio de Internet catholicnewsagency.com.  Citando de la crónica, leemos: “Dijo un obispo líder sobre el tema, que hay un mapa de ruta para el diálogo con el Islam, y sus tres puntos destacados son la paz, la justicia y la educación.  El obispo Miguel Ayuso, secretario del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso explicó: ‘Sin embargo, más allá de cualquier diferencia teológica, tomamos la mano del otro, para edificar juntos el bien común.  Estamos sosteniendo un diálogo diverso y rico con muchas instituciones islámicas’.  El Obispo Ayuso analizó cómo están progresando las conversaciones con las organizaciones islámicas.  Mencionando especialmente la restauración de las relaciones entre la Santa Sede y la mezquita Al-Azhar en El Cairo, que junto con su universidad asociada, es la institución más prominente del Islam sunita”.

Entonces, ¿qué está diciendo el obispo Ayuso?  Aunque afirma que hay diferencias teológicas entre los católicos romanos y el islam, indica que se puede lograr un terreno común al trabajar asociados hacia la “unión”.  Aparentemente, se supone que dialogar juntos es la respuesta para encontrar la base del bien colectivo y hallar maneras para aliarse.

Mientras que todo esto suena como una buena forma de llevarse bien, ¿qué pasa con las principales diferencias que existen entre el cristianismo y el Islam? El cristianismo proclama que Jesucristo es el Hijo de Dios. El Islam enseña que Dios - Alá, no tiene un hijo. Ciertamente, esta es una discrepancia que debe mencionarse al dialogar.

Según el artículo, se planean reuniones con grupos islámicos en Roma.  Citando además lo siguiente: “Dijo monseñor Ayuso: ‘El diálogo que estamos sosteniendo con Al-Azhar está dirigido a organizar iniciativas conjuntas para promover la paz.  Este es el punto destacado del mapa para el diálogo, en que nuestras iniciativas estén centradas en una revisión del discurso religioso y en cómo se renovará este discurso dentro de nuestras comunidades tanto musulmanas como cristianas.  Este es el compromiso por la paz, ya que el dialogar en una forma diferente evitará que nos desviemos por senderos equivocados que muchos han tomando recientemente en nombre de las religiones”.

No tengo que decir nada más al respecto.  Tal parece que Roma está dispuesta a llevar a cabo una revisión religiosa a fin de encontrar un terreno común con los musulmanes.  ¿Significa esto que el mundo se encamina hacia una Religión Mundial por causa de la paz, tal como predice la Biblia?

“Que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán” (1 Tesalonicenses 5:3).

Soy Roger Oakland.  Ésta ha sido una perspectiva bíblica para ayudarle a Entender los Tiempos.

(Traducción: Judith Arias DeRojas)

volver arriba