Menu

Escuche Radio América

Deje que la Biblia hable sobre las lenguas - Respuesta a este polémico tema - Las lenguas: ¿don temporal?

 

Las lenguas: ¿don temporal?

(Léase 1 Corintios 13:8-13)

¿Es el hablar en lenguas un don para hoy o fue un don temporal? Esta es la pregunta crucial que la gente hace.
Como hemos dicho ya, la norma de evaluación del cristiano debe ser "lo que dicen las Escrituras", no la experiencia.

CESARÁN LAS LENGUAS (1 Co. 13:8b)

Las Escrituras enseñan que algún día cesarán las lenguas. "El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará" (13:8).

Se ponen en contraste el amor permanente con las cosas menos permanentes. "El amor nunca deja de ser." En cambio, las profecías, las lenguas, y la ciencia presentan algo distinto.

¿Qué dice realmente el versículo 8? El verbo griego (katargeo) se usa cuatro veces en este capítulo, y es importante para el significado de este versículo. Katargeo, traducido quiere decir "hacer ineficaz".

El versículo 8 en efecto dice: "Aunque haya profecías, se harán ineficaces." "Aunque haya ciencia se hará ineficaz." El mismo verbo se encuentra en ele versículo 10: "Mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará." Toda ocurrencia de este verbo en los versículo 8 y 10 tiene la voz pasiva, indicando que alguna persona (Dios) hará ineficaces (o inactivas) las profecías, la ciencia, y "lo que es en parte". El cuarto uso dekatargeo en el versículo 11 tiene la voz activa y no es pertinente.

El verbo "hacer ineficaz" se usa tanto con las profecías como con la ciencia, pero el verbo empleado con las lenguas es distinto. "Cesarán las lenguas (pauomai) La idea es que se detendrán "por sí mismas". Se encuentra el verbo en la voz media, indicando que desaparecerán espontáneamente.

Contrariamente a lo que piensan algunos, Pablo no equipara la profecía, las lenguas y la ciencia en su final, no acaban todas al mismo tiempo. Con frecuencia se oyen frases como: "Si las lenguas han acabado, también la ciencia debe acabar. Pero tenemos la certeza de que la ciencia todavía permanece, por tanto las lenguas deben permanecer también." (1)

La respuesta sencilla es que la ciencia tiene que ver con la revelación especial como un don (12:8), y no esta presente todavía en ese sentido primario. Así es que tampoco es necesario que estén presentes las lenguas, basado en esa premisa.

La pregunta es esta: "¿Cuándo se harán inactivas las profecías y la ciencia?" La frase repetida "en parte" del versículo 9 ayuda a descubrir la respuesta. El apóstol une aún más las profecías y la ciencia al decir. "Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos."

Sigue Pablo en el versículo 10: "Mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará." ¿Qué era "en parte"? ¡La ciencia y las profecías! Está afirmando Pablo que cuando venga lo perfecto, la ciencia y las profecías se harán ineficaces o inactivas. Recuerde que las palabras "se acabará" realmente vienen de nuestra palabra clavekatargeo, que significa "hacer ineficaz o inactivo".

¿Cuándo vendrá "lo perfecto" de modo que la ciencia y las profecías se hagan ineficaces o inactivas? Si uno contesta que se refiere al cielo, pierde el hilo del argumento de Pablo dada a la iglesia de Corinto. El doctorRoy L.Laurin en su comentario sobre 1 Corintios dice así: "Esta perfección es la perfección de la madurez. Más tarde Pablo habla de ser niño y de llegar a ser hombre (v. 11). Así es que las cosas de la edad temprana de la inmadurez del cristianismo serán reemplazadas por las cosas de la madurez del cristianismo. Deliberadamente asevera que lo que es en parte se acabará. Esto quiere decir que ya no habrá ningún uso de ellas. Habrán logrado su propósito. Cumplirá con el tiempo de su intención divina." (2) Dillow está de acuerdo con esto.(3)

Estas cosas son los dones de profecía (declarar una verdad revelada) y la ciencia (revelada especial) en su sentido principal. ¡Se harán inactivas!

El versículo 12 entonces une el principio de "crecimiento hacia la madurez" de los días de los corintios con lo último en la presencia de Cristo. "Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido."

Pablo afirma que ahora vemos por espejo o "por espejo obscuramente es un enigma". Los corintios podían comprender esta comparación porque su arte local había desollado un medio de pulir el metal a un grado más o menos de reflexión. Sus hogares estaban llenos de espejos, pero eran espejos imperfectos, no como los nuestros plateados detrás. Viéndose en sus espejos, se veían "oscuramente". (4)

Así era con estos dones de profecía y ciencia. "Ahora conozco en parte." Dice Pablo: "¡Algún día seré diferente!" ¡Cara a cara: la cara de Dios y la mía!" Entonces conoceré a otros y conoceré todos los misterios así como Dios me conoce ahora y me ha conocido siempre. Alcanzará la iglesia entonces "plena madurez" en el sentido máximo. (5)

¿Y qué de las lenguas? Pablo nos indica más que cesarán por sí y de sí mismas, es decir, espontáneamente (versículo 8). ¿Cuándo? ¿Cuándo cesaron las lenguas? La insinuación es que ocurrió en este momento del crecimiento de la Iglesia hacia la madurez.

La respuesta, no obstante, no depende de un solo versículo, más bien se basa en la totalidad de la revelación bíblica, como se ve en lo que sigue.

EVIDENCIA QUE EL DON DE LENGUAS CESÓ EN EL PRIMER SIGLO

JosephDillow en su libroSpeaking inTongues (Hablando en lenguas) presenta cinco categorías distintas de evidencias para apoyar el aspecto temporal del don lenguas. Se ven sus categorías en las páginas que siguen. (6)

Factores que tienen que ver con la relación de pacto de Dios de Israel. Según los profetas antiguos, algún día Dios establecerá un reino universal en cumplimiento de su promesa hecha a David (1Cr. 17:11-15;Is. 2:1-5; 9:6-7, etc.).

Lo milagroso será la experiencia diaria común de los creyentes en este reino. Los hombres vivirán por cientos de años (Is. 65:20). Los lobos y los corderos pastorearán juntos (Is. 65:25). Además, será una edad sin paralelo de la plenitud del Espíritu (Is. 32:15; 35:1-5; 41:1; Jer. 31:33; Jl 2, etc.).

Sin embargo, los milagros continuos en la Biblia son la excepción y siempre están relacionados con el cumplimiento de la promesa de Dios a los judíos. No hay más que tres períodos principales de milagros en las Escrituras: (1) Moisés y Josué (1441-1370 a.C.); (2) Elías y Eliseo (870-785 a. C.); y (3) Cristo y los apóstoles (28-70 d.C.).

En cada período principal, los milagros eran necesarios para verificar que estos hombres de veras eran de Dios. Una vez cumplido su trabajo cesaron los milagros continuos. Ocurrieron algunos milagros aislados para propósitos específicos, pero no constituyeron la operación normal de Dios.

Sí, Dios hace milagros hoy día, pero no es la norma. El movimiento carismático insiste en que lo milagros, las lenguas inclusive, deben ser la norma. La Biblia no indica eso, aparte del milagro del nuevo nacimiento.

Por lo tanto, los milagros del primer siglo, las lenguas inclusive, deben considerarse como una anticipación temporal de ese reino futuro y no una norma para este período en que el reino no ha sido establecido. Esto incluye los milagros de Jesús en un sentido, porque los judíos los veían y creían que había venido para establecer su reino terrenal.

En el caso del milagro de las lenguas de Hebreos 2 Pedro lo relacionó con una anticipación del reino. La conexión con Joel 2 prueba esto. Puesto que el juicio de Dios sobre Israel fue consumado en el año 70 d.C., se podría esperar que "el anticipo" de múltiples señales y prodigios relacionados con el reino de Israel cesarían para ese tiempo también.

Fíjese en 1 Corintios 14:21-22 y varios pasajes del Antiguo Testamento, que tienen que ver con las lenguas. "En la ley está escrito: En otras lenguas y con otros labios hablaré a este pueblo; y ni aun así me oirán, dice el Señor. Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes sino a los incrédulos; pero la profecía no a los incrédulos, sino a los creyentes."

"Las lenguas son por señal." La cita del versículo 21 se refiere en parte a Deuteronomio 28:49 con su juicio por una nación cuya lengua o idioma no entendía Israel. "Jehová traerá contra ti una nación de lejos, del extremo de la tierra, que vuele como águila, nación cuya lengua no entiendas."

Considere también la promesa de Jeremías 5:11, 15. "Porque resueltamente se rebelaron contra mí la casa de Israel y la casa deJudá, dice Jehová. He aquí, yo traigo sobre vosotros gente de lejos,oh casa de Israel, dice Jehová; gente robusta, gente antigua, gente cuya lengua ignorarás, y no entenderás lo que hablare."

Aun más pertinente es Isaías 28:11-12, donde se ve el cautiverio asirio. "Porque en lenguas de tartamudos, y en extraña lengua hablará a este pueblo, a los cuales él dijo: Este es el reposo; dad reposo al cansado; y este es el refrigerio; más no quisieron oír."

El lector debe comparar también Isaías 33:19 donde la ausencia de lenguas extranjeras es una señal de que ¡la nación vive bajo la bendición de Dios!

Al incluir la primera referencia a las lenguas en la Biblia en Génesis 11 (la torre de Babel),George W.Zeller traza una secuencia y un patrón cuádruple y uniforme en estas referencias en sus contextos: (1) el mensaje de Dios; (2) el pueblo rehúsa escuchar; (3) se oyen las lenguas como señal de juicio; y (4) dispersión. (7) Por lo tanto, con la excepción de Génesis 11 en los casos mencionados, las lenguas principal e históricamente eran una señal judicial contra la incredulidad de los judíos como nación.

Pablo aplica lo mismo a Corintio. Walter R.Bodine tiene razón. Pablo "ha sacado la incredulidad judía de Isaías 28:12 de su fondo original y la ha aplicado a sus propios días."(8) "Este pueblo" de 1 Corintios 14:21 son los judíos. En el versículo 22 las lenguas son por señal "a los incrédulos", todavía con referencia a los judíos.

Había judíos en Corinto que eran incrédulos. El don de lenguas era una señal judicial contra la incredulidad judía en aquel lugar.

Con la destrucción de Jerusalén en 70 d. C., el significado de este don como señal cesó. El don que vino únicamente por señal de este judío ya no era necesario. Después de juicio, la señal debió haber terminado en la Iglesia.

Factores relacionados con el período de la fundación de la Iglesia. Como ya se menciona, 1 Corintios 13:8, 11 pone el don de las lenguas en el período de la infancia de la Iglesia, cuando cesarían las lenguas a medida que ésta madurara. Desaparecerían en sí mismas.

DiceDillow: "Así es que la infancia de la Iglesia terminó cuando la existencia de Israel como nación terminó. Entonces ya no había necesidad de una señal para autenticar la Iglesia insignificante, ni tampoco de una señal contra la nación judía extinta." (9) (Las bastardillas son mías.)

El período de la fundación de la Iglesia tuvo apóstoles y profetas, como afirma Efesios 2:20 refiriéndose a la Iglesia: "Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas." Esta es una referencia a los apóstoles y profetas del Nuevo Testamento.

El don de apóstol desapareció en parte por causa de los requisitos de su posesión. La persona tenía que haber visto a Jesús vivo después de la resurrección (1Co. 9:1) para llenar los requisitos para ser apóstol en el sentido primario.

El don sobrenatural del profeta en el sentido primario también desapareció cuando fue completado el Nuevo Testamento. Ya no había necesidad de más revelación.

Se podía demostrar que los dones de milagros y de sanidad ---fíjese que dijimos dones--- también eran dones temporales. Desde luego Dios todavía hace milagros y sana según determine El, en respuesta a la oración.

Puesto que otros dones del período de la fundación de la Iglesia son dones temporales, sigue entonces la fuerte probabilidad de que las lenguas ---un don menor--- también pudiera ser un don temporal.

Factores relacionados con la conclusión del canon. El argumento básico aquí descansa en la verdad de que el don de lenguas era un don necesario, acompañado de los otros dones dados para la revelación divina, durante el período cuando la Iglesia no tenía un Nuevo Testamento en forma escrita.

Una vez escrito el Nuevo Testamento, terminó la necesidad de estos dones, y por eso los dones, las lenguas inclusive, también terminaron probablemente en la Iglesia.

"Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo" (He. 1:1,2). Dios una vez habló a los padres por los profetas. Pero ahora nos ha hablado por su Hijo. Hoy día ¡no está hablando por lenguas sino por su Hijo!

Factores relacionados con la autenticación de Cristo y de sus apóstoles. Uno de los mayores propósitos del don de lenguas y de los otros dones milagrosos del primer siglo fue verificar que Cristo era Dios y que sus apóstoles eran los mensajeros de una nueva era.

Nunca se dice que Cristo habló en lenguas, pero ese don confirmaba a los mensajeros y el mensaje sobre El, el mensaje que era declarado por sus apóstoles.

De hecho, Pablo dijo: "Doy gracias a Dios que hablo en lenguas más que todos vosotros" (14:18): griego, arameo, los idiomas de los milagrosos de lenguas, puesto que probablemente no pudo haber conocido todos aquellos dialectos por su propio estudio en vista del factor tiempo en el libro de los Hechos. Véase Hechos 2:8-11.

Acuérdese de Marcos 16:20: "Y ello, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor, y confirmando la Palabra con las señales que la seguían. Amén." Hoy día ha terminado esa necesidad de hablar en lenguas. Dios ha autenticado esos hombres y el Nuevo Testamento escrito por ellos. El carácter temporal de las lenguas es sostenido aun más.

Factores relacionados con la cesación histórica del don de lenguas. Brevemente nos hemos referido a la cesación de los dones de profecía, sanidad, y apostolado. En otras palabras, eran dones temporales.

También hubo la cesación de juicios repentinos. En los primeros días de la Iglesia Dios trataba con el pecado entre los creyentes y entre los críticos del evangelio por medio de juicios severos e inmediatos.

En 32 d.C. Ananías ySafira recibieron inmediatamente la pena de muerte por parte de Dios por su mentira (Hch. 5:1-11). En 44 d.C. se pronunció un juicio similar sobre Herodes (Hch. 12:20-25).

Más tarde, no obstante, en 60-70 d. C. Dios no trataba con los hombres de la misma manera. En 64 d.C., por ejemplo, Alejandro, un blasfemo, fue entregado a Satanás por Pablo, pero tres años más tarde todavía no había sido juzgado (1 Ti. 1:19, 20). En 67 d. C. todavía no se había castigado por la que había cometido contra Pablo (2 Ti. 4:14-15).

Las escapadas milagrosas de la cárcel también cesaron. A principios del período de los Hechos tanto Pedro como Pablo fueron rescatados milagrosamente (Hch. 5:19-20; 16:25ss).

Más tarde en el primer siglo los siervos de Dios ya no fueron librados de la prisión por medio de un milagro. Todos los apóstoles menos Juan murieron como mártires.

Todo esto sugiere que los dones milagrosos estaban desaparecieron de la Iglesia para el fin de edad apostólica, y esto constituye evidencia adicional de que el don de lenguas ya no está en la Iglesia de hoy día.

"Así es que, hasta lo sabido por los historiadores cristianos más destacados, no ha ocurrido ningún fenómeno paralelo al don de lenguas del Nuevo Testamento. Las manifestaciones generalmente citadas como paralelas a menudo han conducido a la herejía y el fanatismo. Por eso podemos llegar a la conclusión de que las indicaciones de las Escrituras están de acuerdo con la experiencia de la historia y se combinan para afirmar que el don de lenguas terminó en la Iglesia en el primer siglo." (10)

Dos de los más conocidos y antiguos padres de la Iglesia repasaron aquellos años corroborando el aspecto temporáneo de las lenguas.

Crisóstomo (347-407 d.C.) comentó sobre el pasaje de 1 Corintios así: "Toda esta parte es muy oscura; pero la oscuridad es producida por nuestra ignorancia de los hechos a que se refirieron y por su cesación, siendo tal cosa que entonces solía ocurrir, pero ya no ocurre." (11)

Agustín (354-430 d.C.) declaró, hablando de Hechos 2:4: "En los primeros tiempos, 'el Espíritu Santo cayó sobre los que creyeron: y hablaron con lenguas.'. Estas eran señales adaptadas a la época. Porque era propia esa demostración del Espíritu Santo. aquello se hizo como demostración, y desapareció."(12)

Conclusión. Específicamente declara la Palabra: ". cesarán las lenguas." (13:8). En resumen, los cinco factores adicionales que sostienen el aspecto temporáneo de las lenguas son los siguientes:

1. Relacionado con el pacto de Dios con Israel. Las lenguas eran una señal de juicio, contra la nación incrédula de Israel. Cuando se completó ese juicio, cesó la necesidad de un don como señal.

2. Relacionado con el período de la fundación de la Iglesia. Las lenguas eran corrientes en al infancia de la Iglesia, pero cesaron cuando ésta llegó a la madurez.

3. Relacionado con la conclusión del canon. Cuando se terminó de escribir del Nuevo Testamento, ya no hubo necesidad de ninguna señal de confirmación.

4. Relacionado con la autenticación de Cristo y de los apóstoles. Después que se terminó la autenticación y se completó el Nuevo Testamento, ya no hubo necesidad de hablar en lenguas.

5. Relacionado con la cesación histórica del don de lenguas. Así como desaparecieron otros dones, juicios milagrosos y liberaciones especiales, se desarrolla evidencia adicional que verifica el hecho de que iba desapareciendo también el don milagroso de las lenguas.

Puesto que hay un buen apoyo bíblico de que el hablar en lenguas era un don temporal para la Iglesia infantil e inmadura del Nuevo Testamento, se concluye que el hablar en lenguas no es para hoy día.