Menu

¿Sabe usted quién es Mossab Hasán Yousef?

Diariamente la humanidad entera es bombardeada por los medios noticiosos con respecto a Israel: la nación más odiada por la humanidad.  Y uno no puede dejar de preguntarse: ¿Por qué tantas personas inteligentes, no analizan todo primero antes de emitir un juicio? ¿Por qué de todos los miles de conflictos que están teniendo lugar ahora mismo en el mundo, tal parece que lo único que le interesa a la opinión pública es criminalizar a un pequeño país, que sólo lucha por su supervivencia? ¿Por qué triunfa la mentira y la manipulación informática con tanta facilidad?

¿Por qué las razones de Israel no existen? ¿Por qué nunca se comenta nada adverso sobre los palestinos?¿Por qué no vemos manifestaciones en los países europeos o en Estados Unidos, en contra de las dictaduras islámicas? ¿Por qué nadie dice nada de un pueblo que abusa de las mujeres? ¿Que usa a los niños como bombas o como escudos humanos?  Si Israel es el único país del mundo amenazado con la destrucción total, casi a diario, ¿por qué nadie lo considera víctima?

A continuación, deseamos compartir con ustedes, esta biografía.  Les aseguramos que les va a hacer reflexionar:

Mossab Hasán Yousef nació en 1978 en Ramala, y es hijo del jeque Hasán Yousef, fundador del grupo Hamás - el Movimiento de Resistencia Islámico.  Participaba en actividades anti-israelíes, y estuvo en cautiverio en diferentes ocasiones, finalmente fue detenido por el Shin Bet, el servicio de seguridad de Israel.  Antes de ir preso, decidió convertirse en un agente doble, sin embargo al poco tiempo vio la enorme diferencia que había entre la actitud de Israel y la de Hamás y empezó a trabajar como un agente clave de los servicios de seguridad israelíes desde 1997 hasta el año 2007.

Su historia se narra en un libro publicado en el año 2010 considerado como un éxito de ventas, titulado Hijo de Hamás.   Se trata de un apasionante relato de terror, traición, intriga política y dilemas inconcebibles, traducido a múltiples idiomas. La película que cuenta su historia, titulada El Príncipe Verde, se estrenó en el año 2014, y quien lo desee puede verla a través de YouTube.

Según su historia, Yousef conoció a un misionero británico en 1999 quien lo introdujo al cristianismo. Entre los años 1999 y 2000, adoptó gradualmente la fe cristiana.  En el año 2005, fue bautizado en secreto en Tel Aviv por un turista cristiano no identificado.  En el 2007 viajó de Cisjordania a Estados Unidos y vivió un tiempo en San Diego, California, donde se unió a la Iglesia Barabbas Road.

En agosto de 2008, Yousef reveló públicamente su cristianismo y renunció a Hamás y al liderazgo árabe, poniéndose en peligro a sí mismo y exponiendo a su propia familia en Ramallah a la persecución. Afirmó que su objetivo era llevar la paz al Medio Oriente y  regresar a su tierra natal cuando eso ocurriera.  En el año 2010 se le concedió el asilo político en Estados Unidos.

El 27 de septiembre de 2017, el señor Yousef fue entrevistado por la prensa, dos días después de que hablara bajo los auspicios de la UN Watch - una organización de derechos humanos, con sede en Ginebra.   En esta conversación repitió varias de las afirmaciones que hizo ante el Consejo.

Dijo: “La Hamás, que yo conozco bien, es una organización con una ideología  política que considera la extrema violencia como un medio para lograr sus fines ideológicos”.

“En el siglo XXI, cualquier individuo o grupo que trate de alcanzar sus objetivos por medios violentos no debería ser legitimado por nadie.  Y según ésta definición, Hamás es una organización terrorista’.

“Pude comprobarlo al ver con mis propios ojos, cómo la conducta del democrático Israel difiere radicalmente de la de Hamás y Fatah.  Hamás sigue viviendo en el siglo VII, algo que Europa no puede entender.  Con los años he podido comprobar, que por sus creencias religiosas, Hamás no puede hacer la paz con Israel.  Por la forma cómo interpretan El Corán y a los infieles sólo es posible un alto al fuego, no la paz.  Ese alto al fuego no puede durar muchos años, porque ninguna solución política satisfará a Hamás a largo plazo.  No se trata de fronteras, sino de quién cree en su Dios, y quién no.  El objetivo de Hamás no es sólo Israel, sino que el islam prevalezca sobre todos los no creyentes, los infieles”.

En relación con la Autoridad Palestina, Yousef dijo que esta organización no fue elegida por el pueblo palestino.  Por contrario fue impuesta por la fuerza y no le rinde cuentas a su pueblo. Como prueba de sus palabras señaló los actuales atentados contra los derechos humanos por parte de ellos.

Y continuó citando, lo que ya había dicho sobre la Autoridad Palestina ante el Consejo: “De hecho, el individuo palestino y su desarrollo humano es la última de sus preocupaciones. Secuestran a estudiantes palestinos de las universidades y los torturan en sus celdas. Torturan a sus rivales políticos.  El sufrimiento del pueblo palestino es consecuencia de sus intereses políticos egoístas. Son el mayor enemigo de su propio pueblo’.

“Lo he dicho a menudo y continuó repitiéndolo: a los israelíes les importan más los palestinos que a los líderes de Fatah o Hamás.  No creo que la lucha violenta palestina esté justificada”.

En otro entrevista que tuvo lugar en Suiza, apuntó que ni Hamás ni Abás tienen interés en poner fin al conflicto, ya que mantenerlo permite que sus organizaciones reciban miles de millones de dólares.

Y con respecto al asunto general del islam, Yousef dijo: “Nací musulmán, yo no lo elegí.  El islam tiene un dogma ambicioso que incluye la violencia.  Y yo con esa violencia estoy totalmente en desacuerdo.  El asesinato en nombre de Alá es un problema más general del islam respecto al cual las sociedades occidentales no están suficientemente conscientes. La corrección política occidental favorece el terrorismo islámico.  Yo no quiero que colapse el islam, pero rechazo la violencia en nuestro tiempo.  Creo que hay que educar a una nueva generación de musulmanes para que aprendan a amar en vez de odiar”.

“Decidí convertirme al cristianismo, una religión que los musulmanes ven con malos ojos, porque el cristianismo me enseñó a amar a los demás.  Israel y occidente aman la vida; Hamás y Fatah glorifican la muerte.  Esa es otra razón por la que es tan difícil negociar.   ¿Cómo van a encontrar un interés común cuando se tienen sistemas de valores tan distintos?”.

Y en relación con la paz entre Israel y los palestinos, Yousef dijo: “El pueblo palestino está hastiado.  Han sido engañados por los líderes palestinos con falsas esperanzas de fronteras abiertas, independencia y autodeterminación.  Es hora de que por fin se den cuenta de que Israel es una realidad y que no se puede poner en riesgo su seguridad en la región’.
“Los palestinos tienen que empezar a pensar en sus prioridades.  Pero... ¿son esas realmente un objetivo político? Si eligen ser engañados por sus líderes, su destino seguirá siendo el sufrimiento, el dolor y la miseria.  Las prioridades también pueden ser no políticas: como por ejemplo desarrollar su economía, trabajar por una mejor educación, ampliar los derechos individuales, un mejor sistema de salubridad y unas infraestructuras renovadas. Para que eso suceda, el pueblo palestino tiene que empezar a ser emprendedor’.

          “En ese caso, Israel y el resto del mundo pueden ayudarles a mejorar sus pueblos y ciudades.  Esto les permitiría desarrollar no sólo una economía sólida y unas mejores instituciones médicas. También permitiría que el pueblo palestino construyese puentes con el mundo.  Estas me parecen unas prioridades mucho mejores que seguir objetivos políticos extravagantes impuestos por políticos corruptos a quienes no les importa el destino de su pueblo”.

Cuando le preguntaron, si aspiraba a crear algún movimiento, Yousef se rio y dijo: “No estoy pensando en poner en marcha ningún movimiento ni pertenezco a ninguna organización.  Soy un individuo que no represento a nadie. Por lo tanto, hablo por mí mismo basándome en mi propia experiencia. Y si me pregunta cuál es mi foro principal, le respondo: principalmente mis sueños, porque toda la existencia del ser humano no es más que un sueño individual”.

Dijo el Señor con respecto a Israel: “Porque tú eres pueblo santo para Jehová tu Dios; Jehová tu Dios te ha escogido para serle un pueblo especial, más que todos los pueblos que están sobre la tierra.  No por ser vosotros más que todos los pueblos os ha querido Jehová y os ha escogido, pues vosotros erais el más insignificante de todos los pueblos; sino por cuanto Jehová os amó, y quiso guardar el juramento que juró a vuestros padres, os ha sacado Jehová con mano poderosa, y os ha rescatado de servidumbre, de la mano de Faraón rey de Egipto” (Deuteronomio 7:6–8).

Modificado por última vez enLunes, 27 Agosto 2018 14:12
volver arriba