Menu

Escuche Radio América

Errores en la palícula de Mel Gibson

La Prensa Bautista del 4 de marzo de 2004, publicó un artículo titulado Evaluando la exactitud de la Pasión, escrito por James R. Wicker, profesor asociado de Nuevo Testamento del Instituto Teológico Bautista del Sur. Este es uno de los siete seminarios fundados por la Convención Bautista del Sur.

El profesor Wicker admite que la película de Mel Gibson La Pasión de Cristo, contiene muchos errores, tiene cosas añadidas que carecen de apoyo en la Escritura, y muchas otras que son abiertamente contrarias al recuento bíblico. Admite que María es exaltada en la película en una manera que se ajusta a la doctrina católica romana y que Gibson le añade muchas escenas de las visiones de místicas católicas.

A pesar de todo agrega: «Deberíamos darle a Gibson cierto margen de libertad por licencia artística, en La Pasión de Cristo».

Añadiendo además: «No permitamos que los errores en las escenas de licencia artística, opaquen la forma excelente como el filme presenta los azotes y la crucifixión de Jesús en la forma más vívida y exacta. Tanto los cristianos evangélicos como los católicos romanos podemos de la misma manera, aprovechar esta película como un poderoso instrumento para presentarle a las masas el mensaje del sufrimiento, muerte y resurrección de Jesús».

¿Licencia artística? ¿Errores que no deben opacar "lo bueno?" ¿En qué lugar de la Biblia leemos que Dios permite la "licencia artística" de parte de esos que escriben o de otra forma representan escenas y verdades bíblicas?

Si un pastor de pie ante el púlpito, el domingo por la mañana y por la tarde, predica dos sermones de una hora con tantas inexactitudes y herejías como contiene la película de Mel Gibson, esperamos que este profesor no adopte una actitud tan frívola. Sin embargo, cuando se trata de películas, de súbito tenemos un montón de licencias.

¡Por favor, muéstreme eso en la Biblia! Tengo curiosidad por saber en qué basan la autoridad para tal filosofía. Claro está, es posible hacer que la Biblia apoye cualquier cosa, si se saca el texto de su contexto, pero he estado estudiando la Escritura por los últimos 30 años y lo que he encontrado allí contradice directamente lo que este profesor está diciendo.

¿Qué con respecto a este versículo?: "...¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa?" (1 Co. 5:6, Gá. 5:9). ¿Por qué Pablo le advierte a los corintios y a los gálatas que incluso una pequeña porción de error es peligrosa, que lo poco de hecho lo leuda todo? ¿Por qué no nos dijo más bien, que debíamos sopesar lo bueno contra lo malo y si preponderaba lo bueno, no tendríamos que preocuparnos mucho por el poquito de levadura?

¿Y por qué dice el salmista: "Por eso estimé rectos todos tus mandamientos sobre todas las cosas, y aborrecí todo camino de mentira" (Sal. 119:128)? ¿Por qué no dijo que más bien detestaba los caminos de mentira, sólo cuando no tenían suficiente bien para exceder en peso al mal? ¿Por qué fue tan estrecho en su testimonio y estricto en su juicio? ¿Por qué el salmista no reconoció la necesidad de una "licencia artística?"

¿Por qué Pablo instruyó a Timoteo en la siguiente manera: "Que guardes el mandamiento sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor Jesucristo" (1 Ti. 6:14)? ¿Por qué en lugar de eso no le aconsejó que guardara la verdad de Dios en una manera más general y menos estricta, garantizando una "licencia artística" de acuerdo como requiriera cada caso?

¿Por qué Pablo le dio esta instrucción a los creyentes en Tesalónica?: "Examinadlo todo; retened lo bueno. Absteneos de toda especie de mal" (1 Ts. 5:21, 22). ¿Por qué no les dijo que probaran sólo algunas cosas y se abstuvieran de algún mal, mientras les garantizaba abundante "licencia artística" para el resto?

Como podrá ver, estoy pasando por un momento muy difícil, tratando de encontrar la doctrina de la "licencia artística" en la Biblia. El sólo hecho de que esta película esté siendo usada tanto por evangélicos como por católicos romanos como un "instrumento" para algo, es una advertencia a gritos para esos que tienen oídos para oír.

Pero tengo otra pregunta para el profesor Wicker, quien dice: «Tanto los cristianos evangélicos como los católicos romanos podemos de la misma manera, aprovechar esta película como un poderoso instrumento para presentarle a las masas el mensaje del sufrimiento, muerte y resurrección de Jesús».

¿Cree usted que los católicos romanos predican un mensaje que le brinda ayuda a las masas? El entusiasmo y el apoyo prácticamente sin críticas de esta película de Hollywood católico romana, y la declaración sin críticas acerca del catolicismo romano que pronunció un profesor del Seminario Bautista del Sur, demuestra que las cosas no están muy bien con esa convención, que de hecho su compromiso espiritual es extremadamente profundo.

La siguiente lista de errores y cosas extra-bíblicas en La Pasión de Cristo las he recopilado de las reseñas y críticas publicadas en la internet al igual que de correos electrónicos que he recibido de personas que han visto la película:

Cosas en la película de Mel Gibson que fueron añadidas al recuento bíblico

Muchas de las visiones de Ana Catalina Emerick, fueron tomadas de su obra La dolorosa Pasión de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, tal como las recopiló Tim Challies. Pero antes de continuar permítame hacer un paréntesis para explicarle un poco quién fue esta mística. Ana Catalina Emerick nació en 1774 y murió en 1824, era una monja alemana que supuestamente tenía los estigmas de Cristo en su cuerpo. Se dice que desde que tenía uso de razón podía entender la liturgia de la misa en latín. Asimismo se asegura que durante los últimos doce años de su vida no comió alimento, excepto la hostia de la misa católica. Ahora pasemos a mencionar las porciones extra-bíblicas añadidas a la película:

• En el huerto de Getsemaní, mientras la visión andrógina del diablo, una mujer con voz de hombre, está tentando a Jesús, él ora al Padre con estas palabras: «Padre defiéndeme, sálvame de mis atacantes, protégeme de Satanás».

• Los soldados golpean a Jesús incluso en el huerto de Getsemaní.

• Cuando escoltaban a Jesús después de su arresto, los soldados lo arrojan desde un puente colgado de pesadas cadenas. Él cae sobre el suelo rocoso de abajo y entonces es brutalmente jalado y subido nuevamente. Gibson tomó esto de las visiones de la mística católica Ana Catalina Emerick, quien dijo: «Vi a nuestro Señor dos veces antes que llegara al puente. Esas caídas fueron causadas enteramente por la bárbara manera cómo los soldados lo arrastraban, pero cuando estaban a la mitad del puente, le dieron rienda suelta a sus brutales inclinaciones y golpearon a Jesús con tal violencia que lo lanzaron desde arriba hasta el agua».

• Jesús confronta a Judas después de su arresto, cuando está colgando del puente. Gibson también tomó esto de las visiones de Ana Catalina Emerick.

• Jesús es aprisionado en un cuarto debajo del templo.

• Herodes llama a Jesús necio y ordena que le rindan el homenaje de un necio. Esto también fue tomado de las visiones de Ana Catalina Emerick: «Pero él le habló en la forma más despreciativa a Jesús, y volviéndose a los guardias y siervos que le rodeaban, y quienes eran cerca de 200 en número, dijo: 'Llévense a este necio, y ríndanle el homenaje que se merece, más que culpable de cualquier crimen, es loco'».

• Los soldados romanos le llamaron «rey de los gusanos» o «rey agusanado».

• Los soldados martillaron la corona sobre la cabeza de Jesús, pero la Biblia no dice nada a este respecto.

• Una joven trata de darle a Jesús un sorbo de agua o vino en su camino hacia la cruz, pero los soldados romanos la detienen. Antes de darle el agua, ella enjuga su rostro con un paño y la imagen de su rostro ensangrentado queda impresa sobre el lienzo. En la película, se ve a la mujer acariciando amorosamente el lienzo contra su corazón, mientras observa cómo Jesús continúa su camino hacia la cruz. Esto se basa en la leyenda católica sobre Verónica, la cual asegura que Jesús recompensó su caridad por limpiarle el sudor y la sangre de su rostro, haciendo que quedara impresa su imagen en el lienzo. No había evidencia de este mito, antes de los siglos IV ó V. La supuesta imagen de Verónica del rostro de Jesús, que comenzó a aparecer tal vez en el siglo VIII, muestra la cara típica de Jesús presentada por los católicos, con el cabello largo. Las reproducciones de esta imagen han sido usadas por largo tiempo como "reliquias sanadoras". La leyenda incluso se convirtió en una de las 14 estaciones del Vía Crucis católico romano. El relato de Verónica es también otra de las visiones de Ana Catalina Emerick.

• Simón, quien carga la cruz de Jesús, al principio está renuente y expresa profundo desdén hacia el Señor, pero después tiene un cambio de corazón y confronta a los romanos en su defensa. Esto igualmente es parte de las visiones de Ana Catalina Emerick.

• Después que la primera mano de Jesús es clavada a la cruz, su otro brazo es estirado violentamente, hasta llevar su mano al agujero que fue hecho para el segundo clavo. Esto se halla consignado en las visiones de Ana Catalina Emerick, quien dice: «Cuando los ejecutores habían clavado la mano derecha de nuestro Señor, se dieron cuenta que su mano izquierda no llegaba hasta el agujero que habían horadado para colocar el clavo, por consiguiente, le ataron cuerdas a su brazo izquierdo y habiendo asegurado sus pies contra la cruz, le jalaron la mano izquierda violentamente hasta que alcanzó el lugar preparado para ella. Este aterrador proceso le causó a nuestro Señor una agonía indescriptible, su pecho subía y bajaba y sus piernas quedaron completamente contraídas».

• Después que Jesús es clavado a la cruz, lo levantan, lo voltean boca abajo y lo dejan caer violentamente sobre su rostro. Una persona que vio la película hizo esta observación: «¡Ellos levantaron la cruz, le dieron la vuelta y lo dejaron caer! Eso le habría matado. Luego le vuelven a dar la vuelta y lo dejan caer nuevamente. Esto probablemente le habría roto la columna vertebral a un hombre saludable, aún más a uno que tenía la espalda completamente desgarrada por los azotes».

• Un cuervo le saca el ojo al ladrón que no se arrepiente en la cruz. Esto es parte de las visiones de Ana Catalina Emerick.

• La sangre brota a chorros como una cascada del costado de Jesús después que el soldado le clava su lanza. Gibson tomó esto de las visiones de la mística Ana Catalina Emerick: «Cuando Longinos retira su lanza de la herida una gran cantidad de sangre y agua brotó y bañó su rostro y cuerpo».

• Se dice que los nombres de los ladrones en la cruz son Gestas y Dimas, lo cual está en conformidad con la tradición católica.

Muchos argumentan: «Mientras estas cosas no están en la Biblia, tampoco son contrarias a la Escritura». Pero... ¿Es que acaso esas cosas no cambian el mensaje de la Escritura? Por ejemplo, en la escena en que el cuervo le saca el ojo al ladrón que no se arrepiente, ¿quién puede decir que esta escena extra-bíblica no puede dejar en el corazón de algún espectador, una impresión duradera, pero equivocada acerca del Dios de la Biblia? Lo mismo es cierto para todas las otras adiciones que le hicieron a la narrativa bíblica. ¡Sencillamente no tenemos autoridad para hacer tales añadiduras!

Algunas cosas en la película que son contrarias a la Escritura

En la película los personajes hablan arameo y latín. Por otra parte, las descripciones de estas cosas en el Nuevo Testamento, están escritas en griego.

• Jesús es presentado como un hombre, alto, caucásico, de buen parecer, a pesar de que la Biblia dice en Isaías 53:2, que no había "...parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos". En sus visiones, la mística católica Ana Catalina, casi describe al actor Jim Caviezel, esto es lo que dijo: «La tez de nuestro Señor era blanca, como la de María, y ligeramente sonrosada; pero la exposición a la intemperie durante los últimos tres años lo había bronceado considerablemente. Su pecho era amplio, pero no velludo como el de San Juan Bautista; sus hombros anchos y sus brazos y muslos de las piernas, nervudos y vigorosos; sus rodillas fuertes y endurecidas, como es usualmente el caso con esos que han caminado o se han arrodillado mucho; sus piernas eran largas, con músculos muy fuertes; sus pies bien formados y sus manos hermosas; sus dedos a pesar de ser largos y delgados, no eran delicados como los de una mujer, sino que lucían como los de un hombre que ha trabajado duro; su cuello era más bien largo y esbelto con una cabeza bien colocada y finamente proporcionada; su frente amplia y alta; su rostro ovalado; su cabello que estaba lejos de ser espeso, era de un color marrón dorado, partido por el medio y le caía sobre sus hombros; su barba no era muy larga, y terminaba en una punta dividida debajo del mentón».

• A Jesús se le presenta con cabello largo, lo cual es contrario al criterio de los hombres presentado en 1 Corintios 11:14: "La naturaleza misma ¿no os enseña que al varón le es deshonroso dejarse crecer el cabello?" Los únicos hombres de Dios en la Biblia que llevaban el cabello largo eran los nazareos, tal como Sansón. El Señor Jesús no era nazareo, era nazareno, lo que significaba que creció en el poblado de Nazaret. En La Pasión de Cristo, la mayoría de los hombres, tal como los discípulos de Cristo, los soldados y Pilato, tenían el cabello corto, lo cual es históricamente correcto. A pesar de todo vemos a un Jesús con un cabello largo, lacio, al estilo de los hippies.

• Se describe a María Magdalena como la mujer sorprendida en adulterio en Juan 7:53-8:11, aunque no hay evidencia bíblica de eso.

• A Satanás se le presenta como un ser andrógino, una mujer con voz de hombre.

• Satanás tienta a Jesús en Getsemaní. El diablo le incita de diferentes formas. En una de esas ocasiones, le pregunta a Jesús: «¿Crees realmente que un hombre puede llevar esta carga?... ¡Salvar sus almas es demasiado costoso!» Esto también es parte de las visiones de la monja Ana Catalina Emerick. Según la Biblia, la única ocasión en que Jesús fue tentado por el diablo fue al principio de su ministerio.

• En el huerto, Jesús ora: «Padre, si es posible pase de mí este cáliz». El cáliz es la copa que se usa en la misa católica, la Biblia usa la palabra "copa".

• En el huerto, cuando Pedro le pregunta a Jesús si llama a los otros, Jesús replica: «No, no quiero que ellos me vean así». Una persona que vio la película comentó: «Esto describe a un hombre de carácter débil, le asignaron a Jesús una apariencia falsa».

• Satanás también se le aparece a Jesús en varias ocasiones durante su sufrimiento.

• Jesús y sus discípulos están sentados en la última cena, en lugar de estar reclinados, como dice la Escritura: "Y uno de sus discípulos, al cual Jesús amaba, estaba recostado al lado de Jesús" (Jn. 13:23).

• Durante la última cena vemos a Pedro sentado al lado de Jesús, pero esto no es cierto, porque de hecho tuvo que pedirle a Juan que le hiciera una pregunta al Señor: "A éste, pues, hizo señas Simón Pedro, para que preguntase quién era aquel de quien hablaba. El entonces, recostado cerca del pecho de Jesús, le dijo: Señor, ¿quién es?" (Jn. 13:24, 25).

• Después que Judas traiciona a Jesús, se va caminando por las calles de Jerusalén, cuando está sentado solo, dos niños llegan y le preguntan si está bien. Judas les dice que se vayan, y ellos comienzan a burlarse de él, entonces sus rostros se tornan espantosos como de demonios. Los demonios comienzan a atormentarlo y lo muerden. ¡Uno de ellos le desgarra la carne de la mano de Judas con los dientes! Lo persiguen hasta el desierto, cuando finalmente se ahorca. ¡De tal manera que Judas es perseguido hasta su muerte por niños demoníacos! Todo esto es parte de las visiones de Ana Catalina Emerick, quien escribió: «Contemplé al traidor Judas Iscariote, vagando por allí solo, víctima de las torturas de su conciencia culpable; temía incluso de su propia sombra, y era seguido por muchos demonios quienes se esforzaban por convertir sus remordimientos en negra desesperación».

• Cuando Jesús es arrestado, la película presenta a varios de sus discípulos peleando para evitar su arresto, pero la Biblia sólo menciona a Pedro.

• En un punto, cuando el andrógino Satanás está observando el sufrimiento de Jesús, sostiene en sus brazos un niño, lo cual es supuestamente una parodia de la virgen y el niño. Este bebé gira su cabeza y revela un rostro demoníaco.

• La flagelación que se presenta en la película es contraria a la Biblia. En la película a Jesús lo azotan en dos ocasiones separadas con 39 azotes cada vez, primero en la espalda y luego al frente, y los soldados continúan golpeándolo cuando caminaba hacia la cruz. La Biblia dice que el Señor sólo fue azotado una vez. Las visiones de la monja Emerick, contienen descripciones prolongadas y detalladas de la flagelación de Jesús, dice por ejemplo: «Dos ejecutores nuevos ocuparon el lugar de los últimos mencionados, quienes estaban comenzando a debilitarse; sus látigos consistían de pequeñas cadenas, o correas cubiertas con anzuelos de hierro, los cuales penetraban hasta el hueso, y desgarraban largas tiras de carne con cada golpe. ¡No hay palabras que puedan describir esta terrible, esta escena desgarradora! No obstante, la crueldad de estos bárbaros todavía no estaba satisfecha, porque desataron a Jesús y nuevamente volvieron a atarlo con su rostro vuelto hacia el pilar... El cuerpo de nuestro Señor estaba completamente hecho jirones». Una persona que vio la película, hizo esta observación: «La escena de la flagelación es exagerada sobremanera». El azote que usaban los romanos para golpear a las víctimas se llamaba flagelo. Esta arma constaba de varias tirillas trenzadas de cuero de diferentes largos en las cuales se hallaban atadas a intervalos, pequeñas bolas de hierro o pedazos punzantes de huesos de oveja. Esto causaba más daño que el número excesivo de azotes que mostraron en la película. Dudo que alguien pudiera sobrevivir a un castigo de tal naturaleza. Todo el tormento que Jesús soportó en la película antes de ser crucificado, es demasiado increíble para que cualquier incrédulo lo acepte. Esto hace que la historia pierda credibilidad. A mi juicio, la exageración es muy perjudicial, ya que es difícil que los incrédulos lo acepten.

• Se muestra a los soldados romanos como extremadamente vengativos en contra de Cristo, y sádicos hasta el extremo. Se rehusan incluso a dejar de azotarlo, hasta el extremo que su comandante tiene que obligarlos para que se detengan, pero continúan golpeándolo a lo largo del camino hacia la cruz. Una persona muy correctamente hizo esta observación: «El gobierno romano no tenía nada en contra de Cristo, Pilato así lo dijo. Los soldados pensaban que era un demente, y hacían mofa de Él y le pusieron la corona de espinas sobre la cabeza. Lo vistieron con un manto púrpura y se burlaban de Él, pero no hay indicación de que tuvieron un espíritu vengativo en su contra que los motivara a golpearlo a lo largo del camino». Además, la Biblia hace mención a muchos soldados romanos, incluyendo centuriones, que eran misericordiosos y justos. Uno, por ejemplo, le pidió a Jesús que sanara a su siervo, como leemos en la Escritura: "Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole, y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico, gravemente atormentado. Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré. Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente di la palabra, y mi criado sanará" (Mt. 8:5-8). Otro testificó que Jesús era el Hijo de Dios: "El centurión, y los que estaban con él guardando a Jesús, visto el terremoto, y las cosas que habían sido hechas, temieron en gran manera, y dijeron: Verdaderamente éste era Hijo de Dios" (Mt. 27:54). Algunos centuriones romanos protegieron a Pablo en diversos momentos en su ministerio y lo trataron con bondad: "Este, tomando luego soldados y centuriones, corrió a ellos. Y cuando ellos vieron al tribuno y a los soldados, dejaron de golpear a Pablo... Y habiendo grande disensión, el tribuno, teniendo temor de que Pablo fuese despedazado por ellos, mandó que bajasen soldados y le arrebatasen de en medio de ellos, y le llevasen a la fortaleza... A este hombre, aprehendido por los judíos, y que iban ellos a matar, lo libré yo acudiendo con la tropa, habiendo sabido que era ciudadano romano... Pero el centurión, queriendo salvar a Pablo, les impidió este intento, y mandó que los que pudiesen nadar se echasen los primeros, y saliesen a tierra... Cuando llegamos a Roma, el centurión entregó los presos al prefecto militar, pero a Pablo se le permitió vivir aparte, con un soldado que le custodiase" (Hch. 21:32; 23:10, 27; 27:43; 28:16).

De hecho en las 24 ocasiones en que la Biblia hace mención a los centuriones romanos, no hay una sola instancia de sadismo brutal o injusticia. Esto no quiere decir que los soldados romanos no practicaran nunca actos brutales, sino que la Biblia los presenta en una luz más positiva que lo que se ve en la película del señor Gibson, quien muestra como poseídos, tanto a romanos como a judíos.

• En la película, tanto Simón como Jesús cargan la cruz, pero la Biblia dice que Simón la llevó a todo lo largo del camino: "Y llevándole, tomaron a cierto Simón de Cirene, que venía del campo, y le pusieron encima la cruz para que la llevase tras Jesús" (Lc. 23:26). "Después de haberle escarnecido, le quitaron el manto, le pusieron sus vestidos, y le llevaron para crucificarle. Cuando salían, hallaron a un hombre de Cirene que se llamaba Simón; a éste obligaron a que llevase la cruz" (Mt. 27:31, 32). Mateo nos deja saber, que fue Simón quien cargó la cruz desde el principio, si el Señor lo hizo, debió haberlo hecho sólo por unos pocos metros.

• Una multitud enfurecida irrumpe alrededor de Jesús cuando avanza al sitio de la crucifixión, con romanos y judíos peleando salvajemente. Esto es contrario a la descripción que ofrece la Biblia, en donde leemos: "Y le seguía gran multitud del pueblo, y de mujeres que lloraban y hacían lamentación por él. Pero Jesús, vuelto hacia ellas, les dijo: Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí, sino llorad por vosotras mismas y por vuestros hijos" (Lc. 23:27, 28). No hubo ninguna revolución y Jesús pudo hablarle fácilmente a las personas que estaban a su alrededor.

• Durante el terremoto el suelo del Lugar Santísimo se abrió, dañando de esta forma el templo y un velo liviano cae enfrente del altar. Esto fue tomado de las visiones de Ana Catalina, quien dice «que el arco del templo se rompió. Que el pavimento se resquebrajó y muchas otras columnas cayeron al suelo en otras partes del templo». La Biblia y la historia nos dicen que el templo no sufrió daño alguno durante el terremoto, sino que el pesado velo colocado entre el lugar Santo y el Santísimo se rasgó en dos, indicando así que Cristo había abierto el camino hacia Dios por medio de su muerte y sangre. Esto ocurrió cuando Jesús clamó: "Consumado es" (Jn. 19:30). "Mas Jesús, habiendo otra vez clamado a gran voz, entregó el espíritu. Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló, y las rocas se partieron" (Mt. 27:50, 51).

• Jesús exclama: «Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen», antes de que la cruz sea levantada del suelo.

• Jesús es bajado de la cruz por los soldados, las dos Marías y Juan, mientras que la Biblia dice que su cuerpo fue bajado por José de Arimatea y Nicodemo, sin que mencione para nada a soldados, las Marías y Juan: "Después de todo esto, José de Arimatea, que era discípulo de Jesús, pero secretamente por miedo de los judíos, rogó a Pilato que le permitiese llevarse el cuerpo de Jesús; y Pilato se lo concedió. Entonces vino, y se llevó el cuerpo de Jesús. También Nicodemo, el que antes había visitado a Jesús de noche, vino trayendo un compuesto de mirra y de áloes, como cien libras. Tomaron, pues, el cuerpo de Jesús, y lo envolvieron en lienzos con especias aromáticas, según es costumbre sepultar entre los judíos" (Jn. 19:38-40).

• En la escena de la resurrección, el ángel mueve la piedra antes de que Jesús salga. Contrariamente, en la Escritura leemos que el ángel movió la piedra para que los discípulos pudieran ver que el Señor ya no estaba allí, que había resucitado y abandonado antes la tumba: "Pasado el día de reposo, al amanecer del primer día de la semana, vinieron María Magdalena y la otra María, a ver el sepulcro. Y hubo un gran terremoto; porque un ángel del Señor, descendiendo del cielo y llegando, removió la piedra, y se sentó sobre ella. Su aspecto era como un relámpago, y su vestido blanco como la nieve. Y de miedo de él los guardas temblaron y se quedaron como muertos. Mas el ángel, respondiendo, dijo a las mujeres: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado. No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor" (Mt. 28:1-6).

• En la escena de la resurrección, cuando Jesús comienza a caminar, ¡aparece una foto del actor Jim Caviezel, mostrando su parte trasera desnuda! Es así como la última impresión que se tiene de la película, es de un Jesús desnudo caminando por allí.

Algunas cosas heréticas de la película

• En el huerto de Getsemaní, cuando Jesús dijo: «Yo soy», nadie retrocede ni cae, lo cual contrasta con Juan 18:6 donde leemos: "Cuando les dijo: Yo soy, retrocedieron, y cayeron a tierra".

• En el huerto de Getsemaní, después que Jesús es tentado por el diablo, una serpiente se desliza por debajo de la vestidura del diablo andrógino y Jesús aplasta su cabeza con su pie. Esta es una referencia a la profecía de Génesis 3:15, pero la Biblia no dice que ninguna de estas cosas ocurrieran de hecho. La Escritura asegura que Jesús destruyó al diablo con su muerte, no en el huerto: "Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo" (He. 2:14).

• Jesús cae seis veces en el camino hacia la cruz, mientras que la Biblia no hace mención a caídas. Además, Simón tuvo que ayudar repetidamente a Jesús cuando se caía, diciéndole cosas como estas: «Ya casi estás llegando». Creo que esto muestra debilidad en Cristo durante su sufrimiento, lo cual no sólo es contrario a lo que dice la Biblia, sino una herejía con respecto a su persona.

• En el camino hacia la cruz, Jesús le dice a María: «He aquí, hago todas las cosas nuevas», lo cual lo dice 50 años después, cuando Juan escribió el libro de Apocalipsis.

• La película retrata a Jesús hasta cierto punto perplejo en ocasiones, cuando lo azotan y cuando está colgado de la cruz.

• Al final de la película, Satanás aparece en una tierra desolada, que de alguna forma evoca el infierno, pero la Biblia es clara al declarar que Satanás no será desterrado a ningún lugar, sino hasta después del retorno de Cristo y que sólo será arrojado al lago de fuego después de la rebelión final a la conclusión del milenio.

• También es una herejía las cosas que se omitieron en la película. El filme La Pasión de Cristo, está centrado en el sufrimiento físico de Cristo, pero la Biblia se centra en su sufrimiento espiritual. La aflicción más grande que Jesús soportó ese día, fue el haberse hecho pecado, el ser abandonado por el Padre debido al pecado. Las tinieblas cubrieron la tierra por tres horas y en esa oscuridad impenetrable actuó el misterio de la redención entre Dios el Padre y Dios el Hijo. Este es el corazón de profecías tales como el capítulo 53 de Isaías, pero una película que enfoca sólo el sufrimiento físico está errando el punto principal de todo el asunto.

La mariología en la película

Mel Gibson cree que «María es una tremenda corredentora y comediatrix». Así lo dijo y fue publicado en la revista Christianity Today del 20 de febrero de 2004. Esto quiere decir que María sufrió con Cristo y se convirtió en madre de todos los creyentes, que es la "Reina del Cielo" e intercede por los santos.

Gibson testificó que esta película representa su fe, y no hay duda alguna para esos que ven el filme sin prejuicios. Considere estos ejemplos de cómo La Pasión de Cristo presenta a María como corredentora:

• Pedro y Juan llaman a María «Madre» y la palabra «Madre» aparece con mayúscula en los subtítulos.

• Cuando Jesús es atormentado por el diablo en el huerto de Getsemaní, María se despierta y experimenta la agonía de Jesús. La virgen también se ve abrumada con dolor y angustia de su alma, en la casa de María, la madre de Marcos. Ella estaba con Magdalena y María en el huerto de la casa, casi postrada por la pena, con todo su cuerpo inclinado a tierra mientras estaba de rodillas. Se desmayó varias veces, porque experimentaba en su espíritu diferentes porciones de la agonía de Jesús.

• Jesús ora a Dios con estas palabras: «Yo soy tu siervo y el hijo de tu sierva». La Biblia no dice en ningún lugar que Jesús orara de esta forma. Esta es otra exaltación a María que no aparece en la Escritura.

• Después de que Pedro niega a Jesús, abandona el atrio y ve a María, María Magdalena y Juan. Se pone de rodillas delante de María, le llama «Madre» y le confiesa que negó al Señor. María le sostiene la mano, como si fuera a perdonarlo, y él sale corriendo y diciendo que no es digno. Pedro le dice dos veces a María que no lo toque después de haber negado a Jesús. El señor Gibson tomó todo esto de las visiones de la señora Emerick. Esto raya en herejía, ¡porque Pedro pecó esa noche contra Jesús, no contra María!

• María está cerca de Jesús durante su sufrimiento, entremezclando su aflicción con el dolor del Señor.

• María es la única persona además de Jesús, que puede ver a Satanás. Esto le otorga habilidades sobrenaturales similares a esas de Cristo.

• Cuando los soldados llevan a Jesús delante de Caifás, Jesús mira a María, quien está al otro lado del atrio, y María dice: «Ha comenzado Señor... así sea». Es así como en esta versión católica del evangelio, María agrega «así sea», al sufrimiento de Cristo, tal como hiciera cuando el ángel le anunció del nacimiento virginal.

• María va a un lugar específico en el templo y se pone de bruces sobre el suelo con su cabeza sobre las piedras porque percibe la presencia de Jesús encadenado debajo del suelo. Sabía dónde se encontraba. La cámara avanza a través del suelo y muestra a Jesús colgado de grilletes y mirando hasta el techo de piedra en dirección a María. Esto también es de las visiones de Ana Catalina Emerick: «María estaba con Jesús en espíritu, y Jesús con ella; pero esta Madre amante, deseaba escuchar con sus propios oídos la voz de su Divino Hijo».

• María habla con la esposa de Pilato y le suplica que proteja a Jesús de la multitud enfurecida. No hay ni siquiera una alusión indirecta a esto en la Escritura, Gibson una vez más lo tomó de las visiones de Ana Catalina Emerick.

• La esposa de Poncio Pilato le entrega a María unos paños. Ana Catalina dice sobre esto: «Vi a Claudia Prócula, la esposa de Pilato, que le mandó grandes piezas de lino a la Madre de Dios».

• María y María Magdalena limpian la sangre de Jesús después que es azotado, lo cual es igualmente tomado de las visiones de la mística: «Fue entonces cuando la Madre de Jesús, acompañada de las santas mujeres, se aproximó al pilar y limpió la sangre de Jesús que saturaba todo el suelo a su alrededor».

• En una de las ocasiones en que Jesús cae, se le ve sin fuerzas para levantarse, hasta que mira a María y es fortalecido por ella. En otras ocasiones también se le ve siendo fortalecido por su madre.

• En un momento en que María corre hasta Jesús cuando cae, aparece intercalada una escena que muestra a Jesús como un niño que cae, se lastima y es consolado por su madre, lo cual asocia directamente la ayuda de María en los sufrimientos de Jesús.

• Mientras Jesús está sobre la cruz, María llega y le besa los pies. La sangre corre por su boca y ella retrocede, casi lamiendo la sangre en sus labios, la que cubre además todo su rostro.

• Conforme ella mira a la cruz, le pregunta a Jesús si puede morir con él, y le dice: «Carne de mi carne y corazón de mi corazón, deja que muera contigo». Esto es de las visiones de Emerick: «La Virgen bendita henchida con profundo sentimiento de amor maternal, le implora a su Hijo que le permita morir con ella». Alguien que me escribió comentó: «Esto asimismo identifica a María con la muerte de Cristo; no sólo al llorar su muerte, sino al querer participar en ella». La Biblia dice que Jesucristo cargó solo con nuestros pecados: "El cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas" (He. 1:3). La razón por qué la Biblia no menciona nada de esto, es porque María no tuvo nada que ver con los sufrimientos de Cristo por nuestros pecados. La forma cómo se presenta a María en todas partes con Jesús en su sufrimiento es blasfema.

• Se ve a María cargando en sus brazos a Jesús muerto al pie de la cruz, lo cual es una representación del cuadro católico y antibíblico de La Piedad obra del pintor veneciano Tiziano Vecellio. Esta pintura representa a María como la madre sufriente que asistió a su hijo en nuestra redención. El sacerdote católico Tomas Rosica, quien supervisó el Día Mundial de la Juventud 2002 en Canadá, hizo esta observación: «La interacción de María y Jesús en esta película es conmovedora, y llega a su clímax en la escena de La Piedad. La Madre del Señor, está invitando a cada uno de nosotros a que compartamos su dolor y contemplemos a su Hijo».

Conclusión

Es obvio que esta película está saturada de errores y de mentiras demoníacas. "Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad. Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada es de desecharse, si se toma con acción de gracias" (1 Ti. 4:1-4).

Incluso, en el caso que la película no tuviera todos estos errores y herejías, por favor, que alguien me diga: ¿En dónde nos otorga Dios permiso para añadir cosas de nuestra propia imaginación a la historia del evangelio? La Biblia nos advierte: "Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley" (Dt. 29:29).

No es asunto nuestro indagar más allá de las páginas de la Escritura con nuestra propia imaginación. No tenemos ninguna autoridad divina para hacer tal cosa.

Mientras es cierto que la Biblia no nos dice todo lo que ocurrió ese día, SÍ NOS DICE TODO LO QUE DIOS QUIERE QUE SEPAMOS AL RESPECTO.

La Biblia es la revelación infalible y completa de Dios: "A fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra" (2 Ti. 3:17).

Todo lo que está en la Biblia es una parte importante del mensaje de Dios, no sólo lo que declara, sino también lo que no dice, los detalles más pequeños, incluso las repeticiones.

Los hombres no regenerados no tienen miedo de añadir ni de modificar la Biblia, piensan que pueden mejorarla. Mientras que es obvio que Dios no quiso dar demasiados detalles sobre el sufrimiento de Cristo, el productor de esta película imaginó que podía hacerlo mucho mejor amplificando el mensaje y haciendo exactamente lo que Dios no hizo. ¡Esto es pecado de osadía!

Esta película presenta el enfoque católico romano de la Biblia al añadirle tradiciones de los hombres no inspiradas. El concepto "licencia artística" con respecto a la Biblia, es católico romano.

Los cristianos que creen en la Biblia, no tienen necesidad de ninguna de estas cosas, porque poseen la verdad infalible con toda su pureza, hermosura y gloria en la Biblia. ¿Por qué van a sentirse satisfechos en forma alguna con esta increíble, vacía, vaga y distorsionada producción de Hollywood, tenue reflejo de la verdad?

Considerando el papel poderoso que desempeñan las películas en la sociedad moderna, más personas son influenciadas por las películas que por la Biblia, no hay duda que multitudes después de ver la película, salen con una impresión equívoca de Jesucristo y el evangelio. ¿Cuántos no habrán convertido ya esta película herética en su "Biblia?"

¡Despierte hermano en Cristo! Como dijo el apóstol Juan: "Hijitos, guardaos de los ídolos. Amén" (1 Jn. 5:21).

Creo que no puedo ser lo suficientemente enfático acerca del peligro de esta película de Hollywood. Está causando mucha agitación y conversación, y eso seguramente puede ser usado como una oportunidad evangelística, no obstante, son muchas las serias advertencias que los líderes tienen que darle a sus congregaciones acerca de este asunto.

 

volver arriba