Menu

Escuche Radio América

Peter Sturgers Ruckman

Peter Sturges Ruckman nació el 19 de noviembre de 1921. Es ministro bautista independiente, maestro, escritor y fundador en 1965 del Instituto Bíblico de Pensacola, en Pensacola, Florida.

Ruckman fundó este instituto, en parte debido a sus desacuerdos con otras instituciones en relación con las traducciones de la Biblia. El instituto no está acreditado por ninguna agencia reconocida por el Concilio para Educación Superior o por el Departamento de Educación de Estados Unidos. No acepta fondos del gobierno ni participa en el programa de préstamos para estudiantes, tampoco tiene página de internet.

El señor Ruckman es mejor conocido por su afirmación que la Versión Autorizada King James contiene una “revelación avanzada” en inglés, más allá de lo que se puede discernir en el texto griego. Argumenta que esta versión tiene más influencia para los de habla inglesa, que los textos originales en hebreo y griego y que representa la autoridad final para las disputas modernas acerca del contenido y significado de los manuscritos originales. Por ejemplo, en su libro publicado en inglés Christian’s Handbook of Manuscript Evidence (Manual cristiano de evidencia en manuscritos), Ruckman dice: «¡Los errores en la Versión Autorizada de 1611 son revelaciones avanzadas!». A quienes le siguen se les llama «ruckmanitas». A continuación permítame presentarle un breve bosquejo de sus enseñanzas extrañas:

La Versión Autorizada de la Biblia King James en inglés, fue dada por inspiración de Dios.
• Esta Biblia es superior a cualquier texto griego y hebreo, incluso es mejor que los textos griegos de los cuales se hizo la traducción.
• La Biblia King James corrige el griego y el hebreo, hasta el Textus Receptus, es decir, el manuscrito original griego del cual se tradujo la Biblia.
• La Biblia King James contiene revelación avanzada.
• La pura verdad, es la verdad en King James.

Se debe añadir que no todos los que creen en la superioridad de la Biblia en inglés siguen todas sus enseñanzas, pero sí han sido afectados en una u otra forma, manifestando características del ruckmanismo.

Permítame a continuación citarle de libros escritos por el señor Ruckman, párrafos que comprueban sus enseñanzas. Las citas han sido tomadas del libro en inglés How to Teach the ‘Original’ Greek (Cómo enseñar el griego original),publicado en 1992 y reimpreso en el año 2000 por la Librería Bíblica Bautista de Pensacola:

• Dice en la página 117: «Corrige al griego con el inglés. Es siempre la mejor política; la que Dios bendecirá. Siéntete libre, con una conciencia tranquila cuando corrijas el Textus Receptus griego con la Santa Biblia».
• Leemos en la página 124: «Tres cosas se deben enfatizar… primero... la locura absoluta de traducir algún texto griego literalmente, palabra por palabra, para darle al lector las palabras que Dios quiere que tengamos en otro idioma».
• También en la página 110: «La Biblia King James en inglés a menudo contiene revelaciones de la verdad que evidentemente no pueden ser encontradas en ningún texto griego».
• Dice Ruckman en la página 4 de su libro Por qué creo que la Versión King James es la Palabra de Dios, publicado en 1984 por la Librería Bíblica Bautista de Pensacola: «El texto King James es la última y final declaración que Dios le ha dado al mundo, y la ha dado en el idioma universal del siglo veinte».

Muchos de los que atacan nuestra Biblia Reina-Valera han sido afectados de una u otra forma por Peter Ruckman, tal es el caso del misionero Robert Breaker en Honduras, quien decía en su página de internet, sin contar con apoyo alguno, que cada vez que alguien compraba unaBiblia Reina-Valera 1960, la iglesia católica recibía un porcentaje de las ventas. Fue alumno de Peter Ruckman. El misionero Jeff McCardle, quien declara que como la Biblia en inglés puede corregir al griego, asimismo puede mejorar la Biblia en español, traduce libros de Peter Ruckman al español.

Los ruckmanitas cuentan incluso con su propia Biblia en español, se trata de la Versión Reina-Valera-Gómez publicada en el año 2004. Su revisor fue el doctor Humberto Gómez Caballero, de Brownsville, Texas. El señor Gómez es director del ministerio hispano Helps en Brandon, Florida y recibió un doctorado honorario del Instituto Bautista Landmark, de Haines City, Florida. En su página de internet declara que ha establecido 75 iglesias y que ha realizado un amplio pastorado misionero en México. La primera página de su revisión dice:

«La Antigua Versión De Casiodoro De Reina (1569) Revisada por Cipriano De Valera (1602) (1909)
Revisión 2004
Revisor: Dr. Humberto Gómez Caballero
Todas y cada una de las palabras han sido revisadas minuciosamente tomando como base el Texto Griego original Textus Receptus llamado en castellano ‘Texto Recibido’ y cotejadas con La Biblia King James, y con todas las versiones ‘Reina-Valera’».

No voy a entrar en detalles respecto a esta revisión, porque ni siquiera la he leído. Tampoco estoy en contra de la Versión King James, la cual considero la más autorizada en inglés. No apruebo la versión Reina-Valera-Gómez, simplemente porque estoy convencido que ninguna versión es inspirada, excepto los textos originales. Por lo tanto, estimo que no es correcto tomar la Biblia King James para corregir la Biblia en ningún otro idioma.

¿En qué irá a parar el “cristianismo” de nuestros días?

Cualquier cosa que se diga, podría ser apenas un intento de encontrarle una interpretación hasta... forzada. Personalmente creo que, viendo y oyendo el modus operanti de las falsas doctrinas hoy, y además, puesto que Dios es Trino: Padre, Hijo y Espíritu Santo, la levadura de la apostasía de nuestros días ha logrado “explicar” a Dios, tanto al Padre como al Hijo y al Espíritu Santo.

Los “teleevangelistas” atribuyen al mismo Dios todo cuanto hacen, invocan a Jesucristo y finalmente hablan del Espíritu Santo como si hubieran descubierto una maravillosa explicación para el Dios Trino.

¿Leyó alguna vez lo que uno de ellos dice en su libro Buenos días Espíritu Santo, sobre la doctrina del mismo Espíritu Santo? Un hermano me dijo hace ya algunos años: «¡Por fin entiendo la doctrina del Espíritu Santo!» Lo dijo después de leer este libro. Funcionó la levadura, porque le fue sabroso ese “pan leudado”.

Quienes hoy ofrecen “pare de sufrir”, o “venga y reciba el milagro de sanidad, cualquiera sea su enfermedad”, tal vez digan: «Reciba la unción del Espíritu. Un doble poder que el Señor le quiere dar».

La dama que leuda la masa para hornear su pan sabe que será bien recibido, lo consumirán sus comensales. Lo mismo hacen las panaderías. Si alguien se propusiera vender panes sin levadura, prácticamente nadie le compraría. Pero si la levadura es, «Dios quiere prosperarle en su vida física y material, en su vida matrimonial, familiar e intelectual...» ¿Por qué no aprovecharlo?

Todas esas multitudes, cientos y miles que hoy llenan los grandes salones, ex cines, etc., y se quedan allí saltando, aplaudiendo, gritando y siguiendo a algún experto en esta levadura, el cual, casi mágicamente le está dando forma a la masa, ya bien levantada por el efecto de la levadura, ¡por supuesto que esperarán hasta recibir su abundante porción de ese “pan caliente de apostasía!”

Lo mismo que ocurre con el descuido en el cual solemos caer en cuanto al cuidado de nuestra salud física, ocurre cuando se trata de evitar la levadura doctrinal en la vida espiritual. Nuestra vida espiritual depende mucho de lo que escuchamos, leemos y creemos, especialmente en cuanto a las doctrinas fundamentales de la Biblia. Basta con que haya una sola familia de cierta... influencia, o mejor aún, el mismo pastor, para que se leude toda la masa: “…¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa?” (1 Co. 5:6b), advierte Pablo. Cuando escribe a los gálatas, donde entraron los judaizantes, quienes introdujeron una “salvación compartida”, es decir, que el pecador obtiene vida eterna en el momento de recibir a Cristo, pero luego debe agregar obras, cumpliendo con algunos rituales judaicos, Pablo dijo lo mismo acerca de la levadura: “Un poco de levadura leuda toda la masa” (Gá. 5:9).

Estamos viendo con verdadera preocupación cuán rápidamente la gracia divina está siendo devaluada con “ingredientes” tales como, “experiencia especial” de lenguas para probar que uno tiene el Espíritu Santo, desear, pedir y recibir (el poder de la palabra); sueños, revelaciones, profecías modernas, carcajadas sagradas, gritos, saltos, danzas cristianas, revuelcos por el piso e imitaciones a ciertos animales: ladrar, balar, cacarear, gruñir, mugir, relinchar, etc. ¡Cuánto ha cambiado el cristianismo, si esto en realidad lo es! Abundan brujerías, supersticiones, ocultismo y un intento por ser más espirituales. Todo tiene que ver con técnicas de tal o cual “industria”. Puede ser la levadura Ruckman, Recobro, G12, carismatismo, ecumenismo, células, etc. Todos estos grupos o personas son en realidad los “ingredientes” de tan peligrosa levadura, cuyo fin es producir gran crecimiento numérico de un cristianismo sin Cristo, sin Dios, sin arrepentimiento, sin nuevo nacimiento, sin Biblia, salvo como pretexto para atrapar a cuantos todavía tienen cierto respeto por la Palabra de Dios.

He aquí algunas preguntas

¿Por qué en estos últimos años se ha deteriorado tanto la iglesia evangélica?

Respuesta: Mateo 24:24, 25; Hechos 20:28-30; 2 Corintios 11:13-15; 2 Timoteo 3:1-5 y 2 Pedro 2:1-3.
Jesús dijo que “...se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios...” (Mt. 24:24). Todavía no hay señales y prodigios, ya que todo cuanto vemos de “señales” hoy, son engaños.

Solo piense por un momento, cuando el falso profeta haga descender fuego del cielo y su amo, el Anticristo, después de recibir una herida mortal, vuelva a la vida. El mundo se está preparando para recibir a su “mesías”, el Anticristo. No se necesita mucha investigación para darse cuenta de que la plataforma para el Anticristo en lo que conocemos como la Unión Europea, está lista. Los falsos “mesías” y falsos “profetas” ya están trotando por doquiera. Los vemos por televisión, también en los templos brincando y aplaudiendo, ofreciendo salud, dinero, elevada autoestima, emociones alteradas y todo cuanto tiene que ver con el culto al becerro de oro.

En cuanto a lo que Pablo dice a los líderes en Mileto, tampoco necesita agregar nada, porque son muchísimas las iglesias que, junto con sus pastores, comenzaron a hablar y enseñar “...cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos” (Hch. 20:30). ¿Y qué de 2 Corintios 11:13-15? ¿Acaso no tenemos a los “...falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo?” (2 Co. 11:13).

Si no quiere ser engañado, usted no necesita estudiar cada nueva secta que aparece, ya que de hacerlo, no tendría tiempo para estudiar la Palabra. Dedíquese a la lectura y estudio de la Biblia, y entonces podrá reconocer muy bien a los falsos predicadores, teleevangelistas y maestros de doctrinas demoníacas. No olvide lo que dice Pablo en 1 Timoteo 4:1: “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios”.
Es fácil notar cuando uno escucha a alguno de estos que apostataron de la fe, dominados por el demonio, torciendo las Escrituras y engañando a miles y hasta millones, ya que Satanás les provee el dinero necesario para que lo hagan por televisión y a todo color.
¿Y qué se puede decir sobre el carácter del “hombre moderno...? “amadores de sí mismos” (autoestima). La avaricia, la vanagloria, la soberbia, la blasfemia contra Dios, la desobediencia a Dios, la ingratitud, la impiedad, la calumnia, la intemperancia, la crueldad, la borrachera, los festines y deleites, son las credenciales de los predicadores modernos.

Pedro nos advierte que estos falsos mensajeros lo harán encubiertamente, de manera que es necesario saber cómo reconocerlos. Las “herejías destructoras” que ellos introdujeron, han hecho daños irreparables para la causa del Señor.

Hermano, si usted todavía es un cristiano bíblico, no afloje, no ceda ante tanta confusión. Nuestro Salvador no está confundido ni ha cambiado. ¡Todo cuanto vemos hoy son grandes titulares de la proximidad del regreso del Salvador!

volver arriba