Menu

Escuche Radio América

Sacrificios modernos a dioses diabólicos

El fenómeno de mutilación del ganado continúa acelerándose cada día más.  Pero no se trata sólo de ganado, sino que cientos de animales (salvajes y domésticos) son diseccionados con una precisión que eclipsa a las técnicas médicas actuales.  Lo curioso es que hasta la fecha, ninguno de los ejecutantes ha sido jamás capturado.

Desde que se tuvo conocimiento del primer animal mutilado, han ido apareciendo cadáveres por casi todo el territorio de Estados Unidos y en diversas partes del mundo.  Al mismo tiempo se han formulado diversas hipótesis, tal como ladrones de ganado, histeria masiva, actividades de sectas satánicas que practican la brujería, mientras que otros aseguran que se trata de viajeros del espacio.  Sin embargo, teólogos respetables creen que los autores de todo esto son unos seres descritos muy bien en la Biblia.

Hace ya algunos años, los cristianos nos advertimos de que este fenómeno antiguo estaba reapareciendo en nuestro mundo moderno.  En los tiempos bíblicos, cada religión falsa estaba centrada en los sacrificios de sangre.  Baal, Moloc, Mitras y la infame religión de «Babilonia misteriosa», demandaban sangre.  Claro está, todo esto era una perversión del requerimiento original de Dios, quien libró al pueblo de Israel de la esclavitud mediante la sangre del Cordero Pascual.
Con el paso de los años, hemos sido testigos del hecho, de que tales perversiones continúan hasta este mismo día, en el fenómeno comúnmente conocido como «mutilación de ganado».  Pero lejos de ser mutilaciones, se trata de la remoción precisa de los órganos.  Cualquiera que se tome el tiempo de estudiar este fenómeno, advertirá que es de naturaleza demoníaca, tal como fuera en los tiempos bíblicos, porque se trata de sacrificios rituales.

Al investigar virtualmente en todos los medios noticiosos, notamos que los rancheros comúnmente informan que a su ganado le han removido quirúrgicamente partes del cuerpo, pero lo más curioso es que les han extraído totalmente toda la sangre.

Por largo tiempo, ciertas sectas religiosas fueron culpadas por estas perversidades, pero ahora cuando estos casos suman miles, ha surgido una descripción común.  Los testigos hablan de objetos voladores no identificados, de luces en el cielo, de rayos inexplicables de luz, incluso algunos aseguran haber visto a los animales levitarse. Pero en medio de todos estos ataques, nunca se han encontrado rastros de sangre, huellas, ni marcas en el suelo de ningún vehículo.

En ciertos lugares la desaparición del ganado es tan común, que las finanzas de los rancheros se han visto amenazadas.  En el occidente de Washington, el sur de Colorado y el norte de Nuevo México, las mutilaciones de ganado son tan comunes, que los rancheros prácticamente ya están acostumbrados.

El fenómeno en realidad es de una escala global.  En una base regular, desde el comienzo del año 2010, se han estado recibiendo informes sistemáticos procedentes del sureste de Inglaterra, de la presencia de objetos voladores no identificados rojos y anaranjados emitiendo extraños haces de luz, y de que sus ovejas están siendo sacrificadas.

El 5 de abril del 2010, el periódico UK Sun publicó el siguiente informe: «Rancheros airados se han estado despertando para encontrar sus animales muertos, después de que aparentemente han estado experimentando con ellos.

Los cazadores de OVNIS, quienes han establecido un grupo especial para investigar, están asociando las mutilaciones, incluyendo la remoción de los cerebros y de los ojos de las ovejas, con la presencia de luces anaranjadas y rojizas en el cielo.

Phil Hoyle, de 53 años, quien ha pasado nueve años tratando de probar el enigma del ganado encontrado muerto, dijo que el espectáculo del mes pasado: ‘Por un rato se parecía más a una batalla de la Guerra de las Galaxias’».

El señor Hoyle y los otros han encontrado un grupo que se ha denominado a sí mismo «Unidad del campo de patología animal», dedicado a documentar esos eventos que están ocurriendo.  Ellos están convencidos que están siendo víctimas de ataques de seres de otros planetas, aunque los cristianos sabemos que no es así.  Como explicaremos a continuación, lo que está ocurriendo en la actualidad se ajusta perfectamente con la presencia de lo que en los tiempos bíblicos eran llamados “dioses” y “diosas”.  Veremos que se trata de los poderes detrás de los ídolos de la antigüedad que exigían sangre de sus esclavos adoradores, pero que ahora la toman sin preguntar.

Están operando con más bravuconería que nunca antes.  Esto sugiere que hoy, tienen un nuevo mandato por poder.  Si tal como nosotros creemos, estos son los tiempos finales, todo tiene perfecto sentido.  Conforme el pueblo de Dios disminuye en números relativos, el poder del Espíritu Santo mengua, permitiendo que los espíritus diabólicos operen con más libertad.

Entrometidos inter-dimensionales

Cualquier creyente que estudia los extensos anales de la literatura de los OVNIS, tarde o temprano llegará al cisma entre dos polos de comprensión.  Por un lado, está simplemente algo que no es discutible, que hay un fenómeno bien documentado, sustanciado y creíble.  Pero por el otro, ¿cómo podemos acomodar esta miríada de eventos extraños del fenómeno, en la estructura teológica?

Esto es especialmente cierto en un aspecto particular del estudio de los OVNIS, a saber, la mutilación de animales.  El aumento de la aparición de ganado mutilado es una faceta perturbadora de este enigma.  Y está ocurriendo ahora por todo el mundo con frecuencia cada vez mayor.  Expertos en la materia están convencidos más allá de toda duda, del hecho que estos eventos son perpetrados por los OVNIS.  Hay demasiados testigos para argumentar en su contra.  Pero... ¿Qué es lo que están haciendo?  ¿Están usando los sub-productos de ciertos animales para algún experimento desconocido?  ¿Están ellos, como algunos sugieren, enviando un mensaje a los terrícolas, en el simbolismo de los sacrificios rituales de animales?

Como la Biblia es divina en su origen y suficiente para la aplicación de la verdad en cualquier aspecto de la vida, las respuestas a esas y otras preguntas nos debe conllevar a un análisis de la Escritura.  Siendo este el caso, las actividades generales de los OVNIS y sus ocupantes parecen conformarse mejor al comportamiento de los ángeles caídos y los demonios.  Muchos cristianos reconocidos han recopilado la evidencia que valida claramente este caso.

Y si esto es una afirmación, de que la identidad de estos intrusos inter-dimensionales está sin duda encerrada en la estructura asignada a Satanás y sus ángeles caídos, nos vemos forzados a una sola conclusión.  Es decir, que lo que ellos están haciendo en los tiempos contemporáneos debe tener sus raíces en la historia antigua.  Esto implica, que como sus actividades han abarcado todo el panorama de los eventos humanos, sus motivos y acciones deben ser los mismos ahora, como fueran en los días del Antiguo Testamento.  Su apariencia externa posiblemente ha cambiado, pero sus motivos básicos continúan siendo los mismos.  Este hecho sin duda debe verter alguna luz sobre el comportamiento de estas criaturas.

En otros artículos, hemos cubierto el tópico de las abducciones humanas por los OVNIS, notando no sólo la frecuencia del fenómeno, sino su propósito diabólico.  Todo indica que aparentemente se está trabajando en un proyecto para procrear una raza humano-demoníaca.  Algunos expertos en este campo dicen que está próximo a su conclusión (el producir una descendencia de humanos y “extraterrestres”). Esta idea es presentada a nuestra cultura en la serie de televisión de horario estelar llamada«V», cuyo tema principal es la concepción de un bebé humano-extraterrestre.

Una vez se logra esto, lo único que le queda a los macabros visitantes es tratar de congregar la mayor cantidad de humanos falsificados para controlar la infraestructura de esta dimensión terrenal.  Habiendo fallado en usurpar el reino de los cielos, Satanás todavía está tratando de controlar el reino de la tierra.

Como ya hemos notado a profundidad en otros artículos, Satanás y sus subordinados aparentemente trataron de hacer la misma cosa en los días de Noé, pero fueron destruidos por Dios en el gran diluvio.  El notable encuentro en el capítulo 6 de Génesis, entre los seres celestiales y las mujeres de la tierra, produjo una descendencia maldita.

Pero la corrupción de la raza humana está muy lejos de ser sólo esta actividad.  Por razones que no están todavía completamente claras, ellos también están preocupados con las formas inferiores de vida, con los animales, aquí en la tierra.

Mientras publicamos este artículo, hay literalmente miles de casos muy bien documentados, de animales tanto salvajes como domésticos, que han sido secuestrados y luego devueltos después de removerles quirúrgicamente algunas de sus partes vitales.  Estos hechos son tan repugnantes e increíbles que a menudo son descartados.  No obstante, todo está bien documentado más allá de la sombra de cualquiera duda.

El caso «Snippy»

Por varios meses en 1967, un incidente en el sur de Colorado atrajo la entera atención de la nación.  Escritores importantes y la prensa sindicada publicaron una serie de historias acerca de una desafortunada yegua apodada «Snippy», aunque su nombre verdadero era Lady.

Ese año, una área tranquila de la parte central del estado conocida como el valle de San Luis, estuvo plagada con una oleada de avistamientos de OVNIS.  Muchos fueron fotografiados.  Las fotos aparecieron publicadas en los periódicos y revistas de todo Estados Unidos y de países extranjeros.

La mayor parte del tiempo, las misteriosas máquinas aparecieron como luces redondas u ovales, cuya silueta se proyectaba sobre las montañas de Sangre de Cristo al este y sur, y las de San Juan al norte.  Fueron observadas asimismo en más de una ocasión, posadas en el suelo.  En estos casos los testigos las describieron como naves circulares con figura de domo, paradas sobre una especie de artefacto en forma de trípode.

En ese tiempo, el área era una cuenca escasamente poblada cuyo terreno árido estaba caracterizado principalmente por las tormentas de arena, un suelo alcalino cubierto de maleza y plantas de forraje para animales.  De súbito el pequeño y tranquilo poblado de Alamosa, se convirtió en el centro de un evento que involucraba a los OVNIS.  Sus pobladores alardeaban de tener una población de diez mil habitantes, quienes de alguna forma ahora eran cuestionados respecto a su nueva fama.

Los estudiantes del Colegio Estatal Adams de Alamosa aprovecharon la oportunidad para publicar la reputación de su ciudad en una cartelera blanca, a unos once kilómetros al este del poblado, que decía: «Hogar de Snippy... La capital del mundo de los platillos voladores... Tenga cuidado con los OVNIS que vuelan a escasa altura, podrían estarlo buscando a usted».

Lady, una yegua de Alamosa, propiedad de Berle y Nellie Lewis, se convirtió en la víctima de una abducción de OVNI, por lo menos eso fue lo que contaron los habitantes de la población.  Los Lewis eran propietarios de un rancho a unos cuarenta kilómetros al noreste de Alamosa, en la región del lago Drake al pie de las espectaculares montañas Sangre de Cristo.

En octubre de ese año, sus restos fueron encontrados en una condición tan grotesca que hubo un reconocimiento universal e instantáneo de que la muerte había sido causada por una acción no terrenal.

La carne y el pelo de la yegua habían sido removidos desde los hombros, cuello y cabeza, con la maestría de un cirujano y con bisturíes profesionales, no con simples cuchillos de monte.  No se encontró sangre ni ningún fluido corporal de ninguna clase en su cuerpo.  Las incisiones tenían una exactitud quirúrgica.  Habían disecado también un pedazo de piel de la región del cuello, y no se encontraron órganos del animal en su cavidad abdominal, también habían extraído el cerebro del equino, el cual fue completamente removido sin haber tocado el cráneo.

Asimismo fueron fotografiadas unas impresiones profundas alrededor del cuerpo. Algunas de ellas a unos ciento cincuenta metros del cadáver. Estas “huellas” hechas por algún vehículo no identificado, eran tan profundas que sugerían la presencia de algo gigantesco de alguna clase.  Nellie Lewis les dijo a todos los que querían escucharla, que creía que a Lady la habían matado extraterrestres de otros mundos.

El caso de «Snippy» fue el primero de su clase en atraer la atención nacional.  Pero la realidad es que hay mucha evidencia que indica que el gobierno de Estados Unidos ha estado bien al tanto de este fenómeno que comenzara ya desde mediados de la década de 1950.

El caballo muerto fue sometido al Contador Geiger y se encontró una elevada cantidad de radioactividad emanando del mismo, hasta una distancia de dos cuadras alrededor.

El cadáver fue estudiado por John Altshuler, doctor en patología y hematología en la Universidad Mc Gill, quien en ese tiempo era patólogo en el Centro Médico Rose en Denver, Colorado.  Después de realizar la autopsia informó que la yegua tenía un corte que se extendía hasta la base del pecho en una incisión limpia y vertical.  El borde del corte era de un color oscuro como si la carne hubiera sido abierta y cauterizada con un láser moderno.  Si bien el láser fue inventado en 1960, en 1967 no se había adquirido aún el desarrollo tecnológico como para realizar estos cortes.  Al examinar los tejidos de las incisiones se hallaron células decoloradas y destruidas por exposición a un intenso calor, lo cual ocasionó la escasez de sangre.  Al animal le habían removido el cerebro, el corazón, los pulmones y la glándula tiroidea.

Era una disección increíble de órganos sin evidencia de sangre alguna.  De la cabeza al cuello sólo qudaban los huesos secos, sin traza alguna de carne o tejidos, como si el deceso se hubiera producido mucho tiempo atrás.  La piel parecía cartón y ningún carroñero se acercó a depredarlo.  El animal muerto se encontraba en el centro de un área cuya vegetación había sido cortada a veinticinco centímetros del suelo.

La osamenta lucía blanca y limpia, dando la impresión de que había estado expuesta al sol durante muchos días.  El ranchero trató de rastrear las huellas dejadas por la potranca, pero las mismas desaparecían a unos tres kilómetros de donde fue hallado el cadáver.  Se veía como si hubiera saltado en un círculo, pero no había nada más, ni rastros de ningún tipo entre ese punto y donde la encontraron.  A unos ciento cincuenta metros de distancia había un arbusto roto y alrededor del mismo unos ocho huecos en el suelo de unos diez centímetros de diámetro cada uno y de unos diez centímetros de profundidad.  Este rastro hecho por un objeto no identificado, era tan profundo que sugería la presencia de algo extraño y pesado.  Duane Martin, un residente del área, informó haber visto varios objetos extraños pasar volando a una altitud máxima de unos veinticinco metros de altura, sobre el sector en que fue hallado el animal mutilado.

El caso de «Snippy» fue el primero de su clase en atraer la atención nacional.  Pero en realidad, hoy contamos con mucha evidencia que sugiere que los gobiernos, especialmente el de Estados Unidos, están muy al tanto de este fenómeno ya desde la década de 1950.

Tanto en los casos ocurridos en 1967 como en 1968, el valle de San Luis se ha convertido en un semillero de avistamientos de OVNIS.  Incluso las agencias policiales locales en Alamosa, Mosca, Monte Vista, Hooper, Crestone y Blanca han reportado cientos de avistamientos.

Un buen ejemplo típico, fue este reportado en mayo de 1967 por Eleanor Blundell, la esposa de un ranchero en el Monumento Nacional en Great Sand Dunes.  Ella vio una nave extraña cerca de las dunas, en donde permaneció suspendida por cerca de unos diez minutos.  Como era una artista, más tarde pintó un cuadro del raro objeto, el que describió como una media luna.  Dijo: «De la parte inferior de la media luna brotaban numerosas luces pequeñas». Cuando lo vio tuvo tiempo de llamar a varios familiares que vivían en las dunas para que lo observaran.  Todos ellos dijeron lo mismo, que era una media luna iluminada que tenía un brillo espectral de otro mundo.

Desde entonces hasta ahora, el valle se convirtió en una de las áreas preferidas para observar avistamientos.  Los residentes de la región de unos dieciséis mil trescientos kilómetros cuadrados, se mantenían informados los unos con los otros minuto por minuto.  Por los siguientes dos años se mantuvieron “entretenidos” observando los movimientos gráciles de estos objetos voladores no identificados.  En otras ocasiones permanecían fascinados como en trance observándolos, pero en otras experimentaban miedo de lo que veían, particularmente cuando el ganado aparecía mutilado, tal como el caso de Lady.

La mutilación: Un fenómeno surrealista

En los años que siguieron al episodio de «Snippy», el que atrajo la atención de los medios noticiosos, el fenómeno de la mutilación ha continuado calladamente.  Pero en lugar de tratarse de unos pocos casos aislados, los investigadores ahora están reportando cientos de casos.

En las áreas rancheras del occidente de Washington y Oregon, en Texas y Nuevo México, Colorado y otra hueste de regiones, la mutilación de ganado se ha convertido en cosa tan común que ha contribuido al detrimento económico.  Un ranchero no necesita perder muchas cabezas de ganado para que sus ganancias mengüen notablemente.  Muchos aseguran que pierden más del diez por ciento.

Cuando se presiona sobre el tema, los medios noticiosos usualmente culpan a las “sectas satánicas” involucradas en sacrificios rituales, lo cual es una conexión fácil de hacer, ya que a los animales afectados, típicamente se les extrae toda la sangre y con incisiones precisas les remueven los ojos, lenguas, orejas, genitales y a menudo la cola.

Sin embargo, en miles de casos reportados y documentados, nunca se ha visto o capturado a ningún miembro de las supuestas sectas sorprendido en el acto, a pesar de que los rancheros integran grupos de vigilancia para cuidar sus animales durante toda la noche.  Incluso, en combinación con los departamentos policiales de las localidades, se valen del uso de medios sofisticados para tratar de detectar a los intrusos, pero hasta ahora nunca han visto a ningún entrometido humano.

En una ocasión un toro ganador de un concurso fue cortado y mutilado a unos treinta metros de distancia de la casa de un rancho, en donde el propietario y su esposa estaban durmiendo con la ventana abierta.  El animal fue diseccionado quirúrgicamente, y le removieron muchos de sus órganos internos.  Le extrajeron el corazón sin haber tocado siquiera el área pericardial que lo rodeaba.  Y le succionaron toda la sangre, sin que se encontrara ni una sola gota en el área alrededor.

Pérdidas como ésta, cuestan miles de dólares.  A pesar de las cuantiosas recompensas y todos los grupos de vigilancia nocturnos, el fenómeno continúa sin disminuir hasta este mismo día.

Otro caso típico fue el reportado en Durango, Colorado, en septiembre de 1998, descrito como la muerte de una vaca, con largas porciones de su carne extirpada, como si las hubiera removido el mejor cirujano del mundo.  Yacía en el medio de un claro y su cuerpo estaba rodeado por tierra carbonizada, sugiriendo la aplicación de un calor intenso.  El corazón del animal y otros órganos internos habían sido extraídos al igual que una gran porción de su parte trasera y musculatura.
Vacas, ovejas y en menor grado, caballos y animales salvajes, son encontrados muertos en una base regular en circunstancias similares.  Usualmente, son hallados sobre montículos sin sus órganos internos.  Las mutilaciones son siempre llevadas a cabo con precisión quirúrgica.  Las autopsias invariablemente indican que las heridas lucen cauterizadas, sugiriendo que se utilizó calor intenso, por lo que algunos aseguran que se trata de rayo láser o de un implemento de microondas.

Común a cada uno de los casos reportados, es también la ausencia completa de sangre, ya sea en el animal o en el área que lo rodea.  Hasta ahora nadie ha podido explicar cómo es esto posible.  Cualquier carnicero que está familiarizado con el sacrificio de animales, sabe de la gran cantidad de sangre que brota a raudales cuando se les da muerte ¡y de los galones que se recogen!  Sin embargo, en el caso de estas mutilaciones, nunca se ha encontrado ni una sola gota.  En cada circunstancia, a los cadáveres se les ha extraído toda la sangre.  Este hecho por sí solo, se convierte en parte vital para poder comprender lo que está ocurriendo.

Alguien tiene conocimiento

Se cree comúnmente que las mutilaciones de ganado son un misterio completo.  El público en general nunca se entera de los informes en los cuales los testigos narran las abducciones de ganado.

Otra de tales abducciones está descrita en el libro de Linda Moulton Howe, publicado en inglés en 1998, titulado Vislumbres de otras realidades.  Esta señora es considerada como una de las principales expertas en este aspecto del misterio de los OVNIS.  Lo ocurrido es bastante significativo porque tuvo lugar en Oregon, uno de los centros con una actividad constante de avistamientos hasta el presente.

Este recuento involucra un evento en el cual Timothy Fint de veintisiete años, describe su propia abducción desde un apartamento de Portland.  Tal parece que él fue secuestrado para el propósito específico de que pudiera presenciar una mutilación de ganado.  Mientras estaba descansando en su apartamento, fue transportado a un campo oscuro en las afueras en la campiña cercana, en donde presenció un espectáculo extraño.

Él lo describió como un disco con un brillo azulado que permaneció suspendido sobre una vaca que estaba pastando.  Y dice en las páginas 167 y 168 del libro de la señora Howe: «Esta cosa descendió sobre la colina un poco a mi izquierda, y permaneció suspendida sobre una vaca de color marrón rojizo.  El animal todavía estaba comiendo y supongo que ni siquiera se había advertido de que el disco levitaba sobre ella.  De súbito, un rayo de luz emergió desde la base redonda de este objeto iluminado en el cielo, una especie de luz blanquecina a través de la cual podía ver con claridad.  Descendió hasta la tierra, rodeó a la vaca y el animal comenzó a levitarse.  La res estaba inmóvil y su cabeza quedó enhiesta con los ojos muy abiertos y su lengua colgando.  Y comenzó a ascender.

Permaneció suspendida en la parte superior de la luz, y para horror de Timothy comenzó a ser diseccionada.  Escuchaba un sonido, el cual describió como un tono agudo, un zumbido penetrante como el sonido de una poderosa sierra cortando madera.

Al mismo tiempo, la vaca emitió una serie de mugidos que helaban la sangre.  Conforme la operación continuaba, el animal fue rotado en dirección ascendente.  El testigo obligado se sintió extremadamente perturbado, y comentó: ‘Podía ver claramente que el costado derecho de la cara del animal había desaparecido.  No había oreja, ni ojo, y la lengua había sido removida hasta la parte inferior de la mandíbula.  La carne había sido completamente arrancada y podía verse claramente el hueso’».

Al joven Timothy, quien también era víctima de un secuestro inter-dimensional, por alguna razón se le permitió ser testigo de un evento que a menudo presencian los rancheros mientras están caminando por los campos, pero por razones obvias nunca llegan a conocimiento del público en general.  Por temor a ser llamados locos, la gran mayoría permanece con la boca cerrada.  Esto fue una realidad en el caso de los rancheros que vieron a «Snippy», también lo fue con esta vaca, y con todo lo que está ocurriendo ahora mismo en diversas partes del mundo.

Howe describe la forma, cómo Dwain Wright de Grant Pass, Oregon, contó su reunión con un ranchero al este de Bend, mientras estaba en un viaje de caza.  Él estaba conversando con un viejo vaquero, que vivía en una casa remolque destartalada cerca del área donde su ganado estaba pastando.  Mientras hablaban comenzaron a conversar sobre los OVNIS.  El vaquero le formuló al cazador una pregunta improbable y fascinante, que fue registrada como sigue: «‘¿Cree en los platillos voladores?’.  Yo le dije que sí, y él me respondió: ‘Bueno, ellos llegan aquí a través del desierto durante la noche.  Me gustaría mostrarle algo’.  Me llevó a otra área y allí estaba un toro muerto, aplastado contra el suelo como si lo hubieran dejado caer desde una gran altura’.

‘¿Desde qué altura cayó?’ - le pregunté.  Y me respondió: ‘Yo diría que a medio camino’.  Para comenzar, el toro era pesado, pero lo tuvieron que dejar caer a unos sesenta metros de altura.  Y lo que noté es que ciertas partes de él habían desaparecido: orejas, ojos, órgano sexual y hasta el ano se lo habían cortado.  Y el vaquero dijo: ‘No es el único, hay montones que lucen igual a éste’».

El vaquero entonces pasó a describir los platillos radiantes que llegaban por la noche y levitaban al ganado del suelo, para más tarde dejarlo caer a tierra sin sangre y en condiciones mutiladas.  En esta región, los rancheros informan que no es nada raro ver a las reses en las copas de los árboles, colgando retorcidas, hechas pedazos y sin sangre.

Un caso bien documentado involucró a catorce trabajadores del bosque, en el área del monte Santa Helena en el estado de Washington.  Ocurrió en febrero de 1999.  Fue durante el día, mientras plantaban semillas en una colina, cuando divisaron a un OVNI debajo de ellos.  Era pequeño... más o menos del tamaño de la sombrilla de un paracaídas rectangular.  De hecho, los trabajadores pensaron que se trataba de un paracaídas, conforme descendía cerca de una manada de alces.

Luego, llegó a ser obvio que no era lo que suponían.  Mientras el objeto se aproximaba a la manada en forma sigilosa, precipitó una estampida súbita.  Una hembra solitaria quedó separada del resto de los animales, y rápidamente fue señalada como blanco.

Observando con asombro y horror, los trabajadores vieron cómo el alce se levitaba en dirección a la parte inferior de la nave, la que comenzó a ascender lenta y laboriosamente.  Después de casi golpear el borde de los árboles, comenzó a escalar en un ángulo de cuarenta y cinco grados y desapareció en las nubes.  Los obreros estuvieron de acuerdo en ser entrevistados por investigadores profesionales, pero insistieron en mantener el anonimato.

A finales de 1999, los informes sobre extrañas muertes en el ganado, continuaron en Oregon, Nuevo México y Colorado.  Los rancheros están profundamente perturbados por toda esta actividad, pero se sienten impotentes para hacer algo al respecto.  En la región Snohomish, al noroeste de Seattle, Washington, se han reportado docenas de muertes extrañas de animales.  Por los últimos diez años, hasta la fecha, la actividad en esas regiones es constante.  De hecho, cada año ha sido testigo de un aumento en incidentes con relación al anterior.

Y no se trata de que el gobierno ignore lo que está ocurriendo.  A comienzos de la década de 1960, varias publicaciones autorizadas describieron la misteriosa habilidad de los OVNIS para levitar personas y animales.

Algunos dicen que este fenómeno de la mutilación de animales en Estados Unidos, se remonta a 1966.  En ese tiempo, un granjero de productos lácteos informó que varias vacas de su rebaño «habían sido descuartizadas con la precisión de un cirujano y las habían dejado sin una gota de sangre».

Sin embargo, las cosas comenzaron mucho antes.  En 1997, el finado teniente coronel del ejército Philip J. Corso escribió un libro que fue un éxito de ventas, titulado El día después de Roswell.  En él, aseguró que el gobierno de Estados Unidos tiene pleno conocimiento de las abducciones humanas y de la mutilación de animales.  Aseguró que ellos estaban bien al tanto de todo esto, ¡desde la década de 1950!

Y escribió en la página 198: «Mientras era parte del personal de la Oficina de Seguridad Nacional de la Casa Blanca y más tarde cuando estaba en el Pentágono, me sentía intrigado por esos informes.  También recuerdo que el personal civil y militar de inteligencia, sujeto al grupo de empleados que trabajaban para el almirante Roscoe Hillenkoetter y el general Nathan Farragut Twining en los grupos sobre OVNIS, en 1950 estaban ocupados activamente en la investigación sobre las diferentes clases de métodos quirúrgicos, a fin de producir evidencia como esta en ‘la escena del crimen’».

Como otros escritores que han tenido experiencias con programas secretos del gobierno, Corso está convencido que “los extraterrestres” han hecho acuerdos con nuestros líderes políticos y militares.  El corazón de tales acuerdos les ofrece a los “extraterrestres” libertad de acción, a cambio de avances tecnológicos.

Si como ya hemos sugerido, estos “extraterrestres” son las fuerzas tenebrosas descritas en la Escritura, estos acuerdos no son nada más ni nada menos que un pacto con las huestes de las tinieblas.

Con respecto a la mutilación de ganado, el teniente Corso escribe: «En el Pentágono, desde 1961 hasta 1963, revisé cientos de informes de las agencias de policía locales y estatales acerca de los animales muertos que fueron encontrados sistemáticamente mutilados, y denuncias de personas que aseguraban haber sido secuestradas por los extraterrestres, quienes estuvieron realizando experimentos con ellos.

Una de las cosas comunes en estas historias, es que los secuestrados describen que son sujetos a una especie de examen, incluso a una forma de cirugía realizada con una especie de lápiz delgado que arroja intensos rayos de luz.  La policía local ha informado que cuando han llamado a los veterinarios para que examinen a los animales muertos abandonados en los campos, a menudo encuentran evidencia, no sólo que la sangre del animal le ha sido extraída, sino que los enteros órganos fueron removidos con tal precisión quirúrgica, que de ninguna forma pudo haber sido obra de predadores o vándalos quienes lo hicieron para llevar a cabo algún ritual depravado».
Él incluso alude al famoso caso de «Snippy», en la página 199 de su libro explicando: «A pesar de que los primeros informes públicos de mutilación de animales fueron de conocimiento alrededor del año 1967, en Colorado; en la Casa Blanca estamos leyendo acerca de historias de mutilaciones que se han mantenido en secreto para la prensa, ya desde mediados de la década de 1950, especialmente en el área de Colorado».

¿Naves espaciales o naves trans-dimensionales?

Para los cristianos que creemos que la Biblia es la Palabra de Dios divinamente inspirada, al ofrecer una explicación para cada evento de la vida, lógicamente colocamos todos estos extraños sucesos dentro de un contexto espiritual.
Como ya hemos dicho en otros artículos, la mejor explicación de estas “naves extraterrestres”, es que se trata de apariciones trans-dimensionales.  Es decir, que su reino ordinario son las dimensiones mucho más allá de la visión humana, en las cuales los ángeles y demonios libran una batalla perenne por el control de los cielos espirituales que rodean la vida de los humanos aquí en la tierra.  A lo largo de los eones de las edades, esta batalla ha continuado.  Pablo la describe muy bien en Efesios 6:12, cuando dice: “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”.

En el Nuevo Testamento, esos ángeles tenebrosos son las hordas de demonios mencionados principalmente como espíritus que tratan de encarnarse.  Durante su ministerio terrenal, el Señor Jesucristo los expulsó de pobres desventurados que no tenían defensa previa en contra de ellos.

Pero además de la “posesión”, los demonios aparentemente están involucrados en otras actividades corruptas que afectan la vida diaria de los seres humanos en gran escala.  La Iglesia no existe en un vacío.  Está completamente inmersa en la cultura del dragón antiguo, a quien Pablo llama en Efesios 2:2 el “...príncipe de la potestad del aire...”.

Además, sabemos que estos ángeles tenebrosos están operando como agentes de las potencias celestiales.  Podemos verlos a capacidad en el capítulo 10 de Daniel, en donde el ángel que ministraba a Daniel, le cuenta que había sido detenido en su jornada por el príncipe del reino de Persia.  Estos, claro está, son los príncipes tenebrosos de Satanás: “Entonces me dijo: Daniel, no temas; porque desde el primer día que dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios, fueron oídas tus palabras; y a causa de tus palabras yo he venido.  Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días; pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y quedé allí con los reyes de Persia” (Dn. 10:12, 13).

Sólo una vez en el Nuevo Testamento se revela un ángel diabólico.  En el capítulo 9 de Apocalipsis, cuando se abre el foso del abismo y se le ve realmente por lo que es: “Y tienen por rey sobre ellos al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión” (Ap. 9:11).

Apolión «el destructor» ha esperado a lo largo de las edades por este momento.  Cuando llegue ese día, cuando él y sus huestes de seguidores sean liberados sin restricciones sobre la tierra, batallará contra la humanidad cara a cara.  Proféticamente, quizá nos encontramos muy cerca de ese tiempo.  Tal vez esta sea una explicación parcial de por qué estamos siendo testigos de eventos tan extraños ahora.

Los dioses del Antiguo Testamento

En el Antiguo Testamento, estas presencias tenebrosas adoptaban la identidad de dioses y diosas, y eran muchos.  Baal o el “señor”, era la deidad principal de los canaanitas.  La lucha continua entre Baal y Jehová Dios, llegó a un dramático conflicto en el monte Carmelo, en el tiempo de Elías.

Y leemos sobre esto en el recuento bíblico: “Entonces Acab convocó a todos los hijos de Israel, y reunió a los profetas en el monte Carmelo.  Y acercándose Elías a todo el pueblo, dijo… Dénsenos, pues, dos bueyes, y escojan ellos uno, y córtenlo en pedazos, y pónganlo sobre leña, pero no pongan fuego debajo; y yo prepararé el otro buey, y lo pondré sobre leña, y ningún fuego pondré debajo.  Invocad luego vosotros el nombre de vuestros dioses, y yo invocaré el nombre de Jehová; y el Dios que respondiere por medio de fuego, ése sea Dios.  Y todo el pueblo respondió, diciendo: Bien dicho” (1 R. 18:20, 21a, 23, 24).

También hay varias referencias a él en el Nuevo Testamento, y en el texto original griego se le llama «Beelzebú, señor de las moscas».  Las moscas eran una metáfora para demonios, por eso nuestra Biblia Versión Reina-Valera 1960, muy correctamente lo traduce en Mateo 12:24b:“…Beelzebú, príncipe de los demonios”.

Baal también tenía sus consortes femeninas, especialmente Astoret, la diosa principal de Tiro.  En el capítulo 7 del libro primero de Samuel, el profeta guió a Israel en un gran despertar espiritual que hizo que las personas abandonaran las prácticas sexuales de sus adoradoras: “Habló Samuel a toda la casa de Israel, diciendo: Si de todo vuestro corazón os volvéis a Jehová, quitad los dioses ajenos y a Astarot de entre vosotros, y preparad vuestro corazón a Jehová, y sólo a él servid, y os librará de la mano de los filisteos.  Entonces los hijos de Israel quitaron a los baales y a Astarot, y sirvieron sólo a Jehová.  Y Samuel dijo: Reunid a todo Israel en Mizpa, y yo oraré por vosotros a Jehová.  Y se reunieron en Mizpa, y sacaron agua, y la derramaron delante de Jehová, y ayunaron aquel día, y dijeron allí: Contra Jehová hemos pecado.  Y juzgó Samuel a los hijos de Israel en Mizpa... Y aconteció que mientras Samuel sacrificaba el holocausto, los filisteos llegaron para pelear con los hijos de Israel. Mas Jehová tronó aquel día con gran estruendo sobre los filisteos, y los atemorizó, y fueron vencidos delante de Israel” (1 S. 7:3-6, 10).

Dagón era el dios de la agricultura de los filisteos.  Era adorado como el padre de Baal.  El Arca del pacto en una ocasión destruyó un ídolo de Dagón en el gran templo dedicado a su nombre: “Cuando los filisteos capturaron el arca de Dios, la llevaron desde Eben-ezer a Asdod.  Y tomaron los filisteos el arca de Dios, y la metieron en la casa de Dagón, y la pusieron junto a Dagón.  Y cuando al siguiente día los de Asdod se levantaron de mañana, he aquí Dagón postrado en tierra delante del arca de Jehová; y tomaron a Dagón y lo volvieron a su lugar.  Y volviéndose a levantar de mañana el siguiente día, he aquí que Dagón había caído postrado en tierra delante del arca de Jehová; y la cabeza de Dagón y las dos palmas de sus manos estaban cortadas sobre el umbral, habiéndole quedado a Dagón el tronco solamente” (1 S. 5:1-4).

Más tarde Sansón destruyó este templo.  Había dos templos grandes dedicados a Dagón: uno en Gaza y otro en Asdod, y dice el registro bíblico que Sansón destruyó el de Gaza: “Y aconteció que cuando sintieron alegría en su corazón, dijeron: Llamad a Sansón, para que nos divierta.  Y llamaron a Sansón de la cárcel, y sirvió de juguete delante de ellos; y lo pusieron entre las columnas.  Entonces Sansón dijo al joven que le guiaba de la mano: Acércame, y hazme palpar las columnas sobre las que descansa la casa, para que me apoye sobre ellas.  Y la casa estaba llena de hombres y mujeres, y todos los principales de los filisteos estaban allí; y en el piso alto había como tres mil hombres y mujeres, que estaban mirando el escarnio de Sansón.  Entonces clamó Sansón a Jehová, y dijo: Señor Jehová, acuérdate ahora de mí, y fortaléceme, te ruego, solamente esta vez, oh Dios, para que de una vez tome venganza de los filisteos por mis dos ojos.  Asió luego Sansón las dos columnas de en medio, sobre las que descansaba la casa, y echó todo su peso sobre ellas, su mano derecha sobre una y su mano izquierda sobre la otra.  Y dijo Sansón: Muera yo con los filisteos.  Entonces se inclinó con toda su fuerza, y cayó la casa sobre los principales, y sobre todo el pueblo que estaba en ella.  Y los que mató al morir fueron muchos más que los que había matado durante su vida” (Jue. 16:25-30).

Nabucodonosor adoraba a Merodac, también llamado Marduk, el dios principal de Babilonia.

Moloc el dios de los amonitas, conocido como Milcom, trae a la memoria las imágenes más horribles del Antiguo Testamento.  Los padres sacrificaban sus hijos a este dios.  Tanto el rey Acaz como Manasés, lanzaron sus propios hijos vivos dentro del vientre ardiente del ídolo de Moloc para satisfacer su necesidad de sangre.

•    “De veinte años era Acaz cuando comenzó a reinar, y dieciséis años reinó en Jerusalén; mas no hizo lo recto ante los ojos de Jehová, como David su padre... Quemó también incienso en el valle de los hijos de Hinom, e hizo pasar a sus hijos por fuego, conforme a las abominaciones de las naciones que Jehová había arrojado de la presencia de los hijos de Israel” (2 Cr. 28:1, 3).
•    “De doce años era Manasés cuando comenzó a reinar, y reinó en Jerusalén cincuenta y cinco años; el nombre de su madre fue Hepsiba.  E hizo lo malo ante los ojos de Jehová, según las abominaciones de las naciones que Jehová había echado de delante de los hijos de Israel... Y pasó a su hijo por fuego, y se dio a observar los tiempos, y fue agorero, e instituyó encantadores y adivinos, multiplicando así el hacer lo malo ante los ojos de Jehová, para provocarlo a ira” (2 R. 21:1, 2, 6).

Los griegos y los romanos tenían a Zeus, Júpiter, Artemisa o Diana, Hermes o Mercurio, al igual que una abundancia de dioses menores.

Necesitaríamos varios volúmenes para enumerar la miríada de detalles sobre la adoración falsa de todos estos dioses.  Pero es exacto decir que las actividades están agrupadas alrededor de dos tipos básicos: los sacrificios de sangre y el libertinaje sexual.

Apetito por los animales

Por todo lo dicho, debemos suponer que las mismas fuerzas tenebrosas dispuestas en contra de los profetas del Antiguo Testamento son los poderes que están detrás de las fuerzas tenebrosas diabólicas y celestiales hoy.

También podemos suponer que su comportamiento, aunque modificado a fin de que se conforme a la mentalidad del siglo XXI, es más o menos el mismo descrito en el Antiguo Testamento.

A Baal por ejemplo, se le menciona frecuentemente en los antiguos rituales paganos como «el que cabalga sobre las nubes».  Con referencia a este título, la Biblia se refiere a Satanás como el “príncipe de la potestad del aire”. También notamos que los poderes de los OVNIS hoy, son vistos exactamente de la misma forma.

El mito de Baal contiene muchos rituales que sugieren los eventos de la moderna ovniología.  En el volumen uno, página 432, de la Enciclopedia Zondervan Pictorial de la Biblia leemos: «Aliyan Baal, la adoración de Baal el Fuerte.  En plena temporada de sequía de verano, cuando la vegetación estaba muriendo y el territorio reseco, se sacrificaba para Mot (la Muerte).  Anath buscaba el cuerpo con la ayuda del dios sol, Shapsh.  Lo encontraba y por medio de numerosos sacrificios de animales (setenta búfalos, toros, ganado pequeño, venado, cabras de la montaña y corzos), Baal era restaurado a la vida y reinaba sobre Mot, asegurando de esta forma la vida y fertilidad para el año venidero».

Note el gran apetito de Baal por ganado de varias clases.  Esta descripción es típica de los dioses de la antigüedad, quienes tal parece que obtenían fuerza por las ofrendas de sus seguidores, quienes les presentaban varias clases de sacrificios de sangre para satisfacer a sus tenebrosos y despóticos señores.

En esos días, los profetas de los dioses falsos, tal como Baal, peleaban en contra de los profetas de Dios.  En un sentido físico, ellos representaban la batalla espiritual que se estaba librando en los cielos.

Tal vez el ejemplo más importante de esta oposición se encuentra en el capítulo 18 de 1 de Reyes, en donde leemos el recuento sobre Elías y los profetas de Baal.  En este famoso enfrentamiento Elías desafió al pueblo: “Y acercándose Elías a todo el pueblo, dijo: ¿Hasta cuándo claudicaréis vosotros entre dos pensamientos?  Si Jehová es Dios, seguidle; y si Baal, id en pos de él.  Y el pueblo no respondió palabra” (1 R. 18:21).
En los eventos que siguieron, los profetas de Baal prepararon un becerro y luego clamaron a su dios para que recibiera el sacrificio, pero su dios permaneció silencioso.  Los profetas paganos continuaron esforzándose y emocionados danzaron, gritaron, e incluso se cortaron para añadir su propia sangre al sacrificio.  Sin embargo, Baal continuó en silencio.  Ellos siguieron así desde la mañana hasta la tarde, sin que recibieran respuesta alguna, a pesar de la mofa de Elías quien se burlaba de ellos sin misericordia.

Luego más tarde en ese día: “Cuando llegó la hora de ofrecerse el holocausto, se acercó el profeta Elías y dijo: Jehová Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, sea hoy manifiesto que tú eres Dios en Israel, y que yo soy tu siervo, y que por mandato tuyo he hecho todas estas cosas.  Respóndeme, Jehová, respóndeme, para que conozca este pueblo que tú, oh Jehová, eres el Dios, y que tú vuelves a ti el corazón de ellos.  Entonces cayó fuego de Jehová, y consumió el holocausto, la leña, las piedras y el polvo, y aun lamió el agua que estaba en la zanja” (1 R. 18:36-38).

El Señor hizo descender su fuego como aceptación del sacrificio de Elías, demostrando con esto la falsa superioridad de Baal.  Todos sus siervos fueron llevados al arroyo de Cisón y degollados allí.  Jehová Dios entonces abrió los cielos e hizo descender abundantemente la lluvia que había retenido, y Él, no Baal, le devolvió la fertilidad al territorio.

El misterio de la iniquidad

En los siglos de predominio de los griegos y romanos, la llamada «Religión Misteriosa de Babilonia» floreció a todo lo ancho del mundo antiguo.  Agrupó muchas de las prácticas antiguas en una sola experiencia secreta.  Sus participantes estaban involucrados en una serie de iniciaciones, cada una de las cuales requería acciones y juramentos destinados a mantener como ritual central un gran secreto.  De hecho, sus sacerdotes tuvieron tanto éxito en esta empresa que muy poco se sabe de cómo se celebraban realmente estas prácticas.
Como sus predecesores paganos, esta religión tenía sus raíces básicas en el mito de Istar y Tamuz, los esposos que se convirtieron en el origen de la adoración pagana de la esposa madre y el esposo hijo.  Istar, la gran madre de todas las diosas, se convirtió en el modelo de todas las deidades femeninas que siguieron.  Tamuz aparece como el joven esposo o amante de Istar.  Tamuz muere y es cortado en pedazos por un celoso rival.  La diosa busca en el hades sus pedazos, y tras encontrarlos, lo resucita.

En Egipto, el mito se repetía en el drama anual de Isis y Osiris.  En el libro de Alexander Hislop, Las dos Babilonias, él escribe: «La forma ordinaria en la cual era representada místicamente la divinidad favorita egipcia Osiris, era como un toro joven o becerro (el buey Apis) cuyo becerro de oro hicieron los israelitas y adoraron».

Cuando Aarón hizo el becerro de oro, estaba respondiéndole al pueblo, el que había aprendido a creer en Egipto en el poder de sacrificar ganado a ciertos dioses falsos para que supuestamente les otorgaran bendiciones.

En Egipto, Isis era una representación de la tradicional Astoret o Astarté de los canaanitas, la Afrodita y Artemisa de los griegos y Diana de los romanos.

El dios Baal quien se revelaba a sí mismo ante los egipcios como Osiris, también adoptó otra identidad.  Más tarde, se convirtió en Mitra, el mediador, y el llamado «hombre víctima» cuyos seguidores le llamaban «el salvador de todos los hombres».

En la era cristiana, la misteriosa religión antigua de las edades fue finalmente aplastada por esos que creían que estaba destinada sólo para destrucción.  Pero los rastros de sus sacramentos sobreviven en otras religiones hasta el día presente.  En el tiempo pasado, los dioses falsos exigían la sangre del ganado para su engañosa e inútil forma de redención.  Era un rito horroroso y repulsivo, un ritual obsceno, en el cual el becerro era llevado hasta una parrilla de hierro, en donde era degollado.  La sangre fresca y caliente se derramaba a raudales hasta una habitación que estaba debajo, en donde los adoradores se bañaban en esta sangre corrupta, creyendo falsamente que tenía un poder regenerador.

Sacrificios obscenos

En una forma extraña, las fuerzas tenebrosas de nuestro propio día todavía parecen tener el mismo apetito por la sangre del ganado.  Al igual que en el tiempo de Elías, quien derrotó a los sacerdotes de Baal novecientos años antes del Señor Jesucristo, los dioses paganos todavía demandan sacrificios obscenos.  Igualmente, como en los días del profeta, ellos siguen consumiendo el ganado y corrompiendo a la humanidad.

Haciéndose pasar como “astronautas de la antigüedad” de un lugar distante de la galaxia, en realidad no son otros que los dioses que en un tiempo se revelaron por medio de sacrificios de sangre y libertinaje sexual.

Su última actividad puede verse en el fenómeno de las abducciones humanas y la impregnación, acerca de lo cual ya hemos hablado en otros artículos.  Lo anterior es algo de lo cual son testigos continuamente los rancheros y los pastores a todo lo ancho del mundo.
La fidelidad de Elías fue recompensada cuando el fuego de Dios descendió del cielo, consumiendo todo el holocausto y lamiendo hasta el agua derramada sobre el altar.  A no dudar los profetas de Baal habían esperado que su dios hiciera precisamente lo mismo, pero su poder fue detenido por la fuerza superior de Alguien que es Señor y Dios.

Hoy, en un sentido muy real, los observadores de los OVNIS informan del descenso de algo bien real, si bien sobrenatural (de fuego que desciende del cielo en la forma del fenómeno de los OVNIS).  ¡Ellos hablan de haces de luz que queman la vegetación, que tienen el poder para levitar seres humanos, ganado y incluso automóviles!  El fuego de los ocupantes de los OVNIS quema con un diabólico y aterrador resplandor.

El famoso caso Cash-Landrum ocurrido en 1980 ofrece un ejemplo perfecto de este fuego.  Betty Cash y Vickey Landrum de Dayton, Texas, dos mujeres de edad mediana, en una noche de diciembre fría y húmeda un poco después de la Navidad de 1980, habían encendido la calefacción del automóvil en el que viajaban, mientras se desplazaba por una desértica carretera de Texas.  Las mujeres y el chico de corta edad que las acompañaba habían viajado hasta un pueblo a unos pocos kilómetros de Houston para cenar allí.  Mientras volvían a casa, el chico notó algo extraño en el cielo, a una luz deslumbrante que brillaba por encima de los pinos.

A medida que se acercaba, la luz se perfiló como un reluciente objeto de la forma de un diamante.  De su parte inferior salían llamas.  Betty Cash, quien conducía el auto, pensó que en sus cincuenta y un años nunca había visto algo así.  Tampoco Vickie Landrum, de cincuenta y siete años, quien aterrada abrazó estrechamente a su nieto Colby, de siete, cuando el objeto disminuyó la marcha y luego se mantuvo suspendido sobre la ruta como preparándose para aterrizar.

Betty Cash detuvo el coche y los tres miraban mudos de asombro.  La extraña nave continuó revoloteando a unos sesenta metros de distancia mientras emitía una especie de «bip-bip» continuo.  Como la curiosidad superó al temor, los tres bajaron del auto para ver mejor, aunque el niño aterrorizado, convenció a su abuela de que retornaran al vehículo.  El objeto irradiaba un calor intenso, lo que obligó a Betty Cash a envolverse la mano en la chaqueta para tomar la manija candente de la puerta del automóvil.

Pasado un tiempo, la nave comenzó a elevarse y alejarse, y mientras lo hacía, sucedió algo aún más extraño.  Un escuadrón de helicópteros, veinte en total, muchos de ellos máquinas grandes de doble rotor, como los usados para ataques militares hizo su aparición en medio de un gran estruendo, rodeando la nave.  Cuando el objeto se alejó a gran velocidad, acompañado por el enjambre de helicópteros, las dos mujeres con el chico trataron de seguirlos con el coche.  Desde un ángulo diferente, la nave fantasma se convirtió en un brillante cilindro oblongo de forma de cigarro.  Luego se desvaneció, junto con los helicópteros, en la distancia.

Betty Cash dejó a sus pasajeros en su casa y se dirigió a la suya.  Para entonces se estaba sintiendo muy enferma.  En las horas siguientes, los tres testigos desarrollaron quemaduras con ampollas como las que causa una insolación, experimentaron náuseas y diarrea.  Los síntomas de Betty Cash fueron los peores, presumiblemente porque se expuso más tiempo al radiante calor del objeto.  Enferma y asustada, buscó ayuda médica y fue hospitalizada durante dos semanas con serias quemaduras.  Pero pasaron varios días antes de que los médicos se enteraran del incidente que precedió a las lesiones del grupo.

Los investigadores estudiaron al caso durante varios años sin poder saber nada de la temible nave, y sin poder rastrear tampoco el origen de los helicópteros.  Aunque otros testigos de la zona informaron que ellos también habían visto una luz deslumbrante y aeronaves de doble rotor esa noche.  Incluso alguien logró fotografiar los helicópteros los que fueron identificando como CH-47 Chinooks.  Pese a todo, todas las bases militares locales negaron haber tenido tales helicópteros en la región esa noche de diciembre.  Asimismo el gobierno estadounidense negó ser el propietario del siniestro objeto.  Betty Cash, Vickie Landrum y su nieto se quedaron tan sólo con sus persistentes lesiones y un relato sin terminar.

Este poder increíble hace que venga a la memoria un pasaje de la Escritura concerniente a «la bestia que sube de la tierra» y que dice: “Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón.  Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada.  También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres” (Ap. 13:11-13).

Es claro que esta bestia es quien hace que todos los hombres reciban una marca, y quien además tiene la autoridad para convocar los poderes sobrenaturales de los cielos.  No hay duda que esto es una referencia al fuego de los dioses de la antigüedad, quienes demandaban sacrificios humanos y de animales.

Ciertamente, las antiguas efigies de bronce de Baal y Moloc, eran rellenadas con madera para encender un fuego físico.  Pero las referencias antiguas parecen sugerir que se requería algo más que fuego para producir un calor sobrenatural, capaz de convertir en creyentes a esos que podían observarlo.

El buen rey Josías acabó con esta adoración: “Entonces mandó el rey al sumo sacerdote Hilcías, a los sacerdotes de segundo orden, y a los guardianes de la puerta, que sacasen del templo de Jehová todos los utensilios que habían sido hechos para Baal, para Asera y para todo el ejército de los cielos; y los quemó fuera de Jerusalén en el campo del Cedrón, e hizo llevar las cenizas de ellos a Bet-el” (2 R. 23:4).

Además, Josías ordenó que los ídolos de Moloc fueran hechos pedazos, para que los sacrificios paganos de fuego cesaran para siempre.  Este dios, cuyo propio nombre significa «rey del sacrificio» exigía la sangre de los niños de los canaanitas e israelitas, aunque algunas veces se sacrificaban corderos.  Como todos los dioses de la antigüedad, Moloc tenía un apetito desmesurado por la sangre.  Por eso Josías destruyó sus ídolos: “Asimismo profanó a Tofet, que está en el valle del hijo de Hinom, para que ninguno pasase su hijo o su hija por fuego a Moloc” (2 R. 23:10).

Los dioses del occidente

Como sus contrapartes del oriente, los dioses del hemisferio occidental también tenían un gran apetito por sangre.  Quetzalcoatl, el dios azteca de la creación, era llamado «la serpiente emplumada».  Se decía que fue el inventor de la agricultura y el patrón del aprendizaje.

Sus adoradores eran sanguinarios más allá de todo lo creíble, sacrificaban miles de víctimas cada año para asegurar la paz, buen clima y buenas cosechas.  El dios azteca sol y gobernante de la guerra era llamado Huitzilopachtli, un nombre aparentemente inofensivo que significa «Colibrí Zurdo».  De todos los dioses del antiguo México, el Colibrí Zurdo, era el que tenía el mayor apetito por sangre humana.  En el tiempo de mayor gloria del imperio azteca, literalmente miles de víctimas eran llevadas hasta su altar cada año, y allí les arrancaban sus corazones del cuerpo.

Tales sacrificios de sangre eran típicos de los incas, mayas y aztecas.  Su corrupto sacerdocio poseía grandes riquezas en oro y fueron capaces de desarrollar métodos superiores de agricultura.  Su escultura, pintura y arquitectura eran también superiores.  Pero su cultura se debilitó drásticamente por el terrible número de víctimas, de sangre humana que exigían sus dioses.

El valor de la sangre

El registro histórico sugiere que siempre se consideró que los sacrificios de sangre tenían en realidad gran valor.  Esto, claro está, no debería sorprender a los cristianos, quienes creemos en el poder salvador del sacrificio final del Hijo de Dios, el Señor Jesucristo.
Pero como observamos de continuo, Satanás siempre usurpa eso que Dios ha creado para la redención del hombre, porque es el gran falsificador.  La historia de la raza humana enfatiza el hecho que hay algo muy especial acerca de la sangre de los animales sacrificados, y de la sangre de los hombres tal como en el caso de los sacrificios de los aztecas.

Desde esta perspectiva, el Señor hace unas declaraciones muy reveladoras respecto a la sangre, tal como está registrado en Levítico 17:10-14.  Este pasaje contiene una verdad que es en muchos aspectos autojustificativa, dice: “Si cualquier varón de la casa de Israel, o de los extranjeros que moran entre ellos, comiere alguna sangre, yo pondré mi rostro contra la persona que comiere sangre, y la cortaré de entre su pueblo.  Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación de la persona.  Por tanto, he dicho a los hijos de Israel: Ninguna persona de vosotros comerá sangre, ni el extranjero que mora entre vosotros comerá sangre.  Y cualquier varón de los hijos de Israel, o de los extranjeros que moran entre ellos, que cazare animal o ave que sea de comer, derramará su sangre y la cubrirá con tierra.  Porque la vida de toda carne es su sangre; por tanto, he dicho a los hijos de Israel: No comeréis la sangre de ninguna carne, porque la vida de toda carne es su sangre; cualquiera que la comiere será cortado”.

Ciertamente, la sangre contiene las células vivas que llevan la vida de una parte del cuerpo a otra.  Hoy en día en que se llevan a cabo transfusiones de sangre, se sabe mucho acerca de su habilidad para prolongar la existencia.  Fisiológicamente le da vida a la carne.
Los israelitas tenían prohibido consumir la sangre como alimento: “Además, ninguna sangre comeréis en ningún lugar en donde habitéis, ni de aves ni de bestias” (Lv. 7:26).

En Estados Unidos no se acostumbra a comer sangre, pero diversas culturas en el mundo tienen la costumbre de hacerlo, algunas incluso lo hacen hoy.  La Escritura claramente enseña el poder expiatorio de la sangre.  Hay un gran misterio en esto.  Dice Génesis 4:3-5a, que comenzó después que el hombre pecó en el huerto del Edén, cuando “Aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová.  Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas.  Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya...”.

Como ya hemos dicho muchas veces, el sacrificio de Abel, fue una semblanza del sacrificio del Señor Jesucristo, el Cordero de Dios.  Y dice en Juan 1:29b, que Juan el Bautista al ver al Señor dijo: “...He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”.
La ofrenda de Abel, está en agudo contraste con la ofrenda incruenta de Caín, quien ofreció los frutos de la tierra.  Una y otra vez, la Escritura nos dice que sólo la sangre tiene el poder para expiar el pecado, y únicamente la sangre de Cristo puede finalmente borrar el pecado: “Siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados” (Ro. 3:24, 25).

En el análisis final, sólo la sangre de Cristo puede satisfacer los santos requerimientos de Dios el Padre, quien puso un poder en la sangre desde la creación.  Tal parece algo más allá del nivel presente de la comprensión humana, entender este poder, pero debemos respetarlo.

Ciertamente, Satanás conoce el poder del sacrificio de sangre, y ha intentado consistentemente controlar esto.  A lo largo de los años de idolatría pagana, ha demandado la sangre de millones de sus adoradores engañados.  En Babilonia, Persia, Grecia y Roma, al igual que las culturas primitivas del hemisferio occidental  han surgido y desaparecido en el olvido miríadas de sectas que practicaban los sacrificios falsos de sangre.

Y ahora en medio de la cultura “científica” del siglo XXI, Satanás busca las mismas ofrendas de sangre.  Sólo que en esta ocasión sus representantes se están disfrazando como extraterrestres del espacio exterior cuando vienen a tomar sacrificios de sangre.
Se presentan descaradamente como embajadores de una cultura distante superior.

Haciéndose pasar como nuestros creadores y guardianes, cobran una horrenda tasa de víctimas humanas y de animales.  Probablemente es mejor no saber qué es lo que hacen con la sangre de ganado, de ovejas y cabras, que se roban.  A no dudar, sus actividades en el mejor de los casos, son viles, corruptas e impuras.  ¡Verdaderamente

El miércoles 30 de junio de 2010 se estrenó en Estados Unidos, una película que ha cautivado la atención de los adolescentes y jóvenes.  Se trata de Eclipse, la tercera de la serie Twilight, que significa «Crepúsculo». Primero fue el libro y después la versión cinematográfica y ambos han sido un éxito.

A las doce de la noche, del miércoles 30 de junio, las salas de cine en Boston, Nueva York, Washington DC, Paramus (New Jersey), Detroit, Cleveland, Denver, Salt Lake City, Bellevue (Washington), al igual que Dinamarca, Suiza, Noruega, Brasil, México, Filipinas, Bélgica, los Países Bajos, Polonia, África, Hungría y Finlandia, estaban abarrotadas de público femenino de todas las edades esperando el estreno de la película, que fue proyectada simultáneamente en cuatro mil cuatrocientos dieciséis teatros en Estados Unidos, el mayor número en toda la historia.  Y más de cuatro mil la estrenaron a las doce de la noche.

Durante el preestreno en Los Ángeles, cientos de fanáticos acamparon por varios días ante los teatros para ser los primeros en verla.  La popularidad tan masiva de esta película no sorprende al autor y novelista canadiense Michael O’Brien, quien analiza esta serie en su último libro publicado en inglés, que se titula Harry Potter y la paganización de la cultura.  El señor O’Brien argumenta en forma convincente que esta serie de vampiros de manera peligrosa y persuasiva transforma el mal en bien, y que indudablemente está influenciada por los demonios.

Twilight es una historia romántica, cuyos personajes principales son vampiros.  Esta leyenda va dirigida a un público objetivo, a los adolescentes, pero curiosamente ha interesado a personas de todas las edades.  Crepúsculo fue escrita por Stephenie Meyer y fue publicada en el año 2005.

La serie abarca cuatro libros los cuales ya fueron publicados, y su orden secuencial es el siguiente: Crepúsculo, Luna nueva, Eclipse y Amanecer.

La autora de Crepúsculo, declaró que la manzana roja en la portada de su primer libro representa el fruto prohibido de Génesis, que en este caso sería el amor prohibido de Edward y Bella.

La historia de Crepúsculo o Twilight tiene como protagonistas a Isabella Marie Swan y Edward Cullen.  Isabella o Bella es una joven de diecisiete años que se muda a Forks en Washington, después de que su madre se vuelve a casar con un jugador de béisbol que ahora se ha convertido en su padrastro y es debido a los continuos viajes de éste que ella decide vivir con su padre.

En el primer día de clases en su nuevo colegio, cinco estudiantes llaman la atención por su belleza y palidez, son los hermanos Cullen: Edward, Emmett, Jasper, Alice y Rosalie.  Es así como empieza la historia de amor y sangre entre Bella y Edward, quien capta la mayor atención de Bella.  Ambos jóvenes son de mundos distintos pues los Cullen son vampiros.

Dice el señor O’Brien: «Un fenómeno cultural sin precedentes, tal como el de los cuatro libros y películas de Twilight, Harry Potter y las series de Phillip Pullman ‘Dark Material’ (o Material Tenebroso’), representan una escala peligrosamente descendente de familiaridad con lo diabólico.  Es tiempo para que las personas del occidente se despierten al hecho de que nos encontramos en medio de una revolución cultural que está remodelando nuestra comprensión de la propia realidad en formas poderosas.  Ha tenido éxito al ofrecernos copioso placer sensual que estimula la imaginación en todas las formas equivocadas posibles».

El señor O’Brien señala que las publicaciones de esta serie alcanzaron inmensa popularidad y que vendieron más de ochenta y cinco millones de copias, además de ser traducidas en 38 idiomas, pero que las películas han eclipsado este éxito.  Esto a pesar del hecho de que se trata de un romance entre jóvenes carente de todo valor literario, con una distorsión del horror sobrenatural, proyectado en una forma que estimula las hormonas al presentar las relaciones íntimas entre criaturas diabólicas y adolescentes.

Explicando cómo es posible que «Una trama tan sangrienta y absurda tenga tan enorme popularidad mundial, O’Brien sugiere que esta ‘fantasía romántica’ fue hecha como una poderosa estimulación de los sentidos.  En estas series, los personajes principales son jóvenes muy atractivos.  Bella, por ejemplo es extremadamente hermosa y siempre tiene diecisiete años.  Todos estos protagonistas diabólicos exponen su musculatura, su pecho y otras partes de su cuerpo, en una forma exótica, como bellos modelos extremadamente pálidos».

O’Brien añade: «La belleza física es el pegante que une toda esta historia absurda.  Si quitamos la belleza de los protagonistas y dejamos sólo el horror que encierran estas novelas y películas... no tendríamos más que un romance tenebroso y repugnante para adolescentes inmaduros».

En su libro que habla sobre Twilight y Harry Potter, O’Brien dice que «La atracción sexual y el estímulo de los sentidos combinado con el misterio, enmascaran el horror real de esta historia, la cual es una degradación de la imagen y semejanza de Dios en el hombre, y la falsa propuesta de que consumir sangre de otro ser humano puede otorgarnos vida».

Citando al escritor E. Michael Jones, editor de la revista Culture Wars (Guerra de las culturas), sobre este tema, O’Brien hace notar que el vampirismo es la antítesis del cristianismo.  Dice: «Tanto Dios como el Señor Jesucristo tratan con sangre y vida eterna... Mientras que el Señor derramó su sangre para que quienes creen en Él puedan tener vida eterna, Drácula bebe la sangre de sus seguidores para que ellos puedan tener vida eterna».

Pero más allá de la evidencia que presenta, el señor O’Brien se refiere a la inspiración de las novelas cuya revelación es bien cuestionable.  Meyer, la autora de Twilight, una madre de familia y mormona devota, dijo que vio a los personajes principales en un sueño y que «Eran completamente literales, y sentía voces en su cabeza, mientras escribía su novela».

O’Brien también cita al autor Steve Wohlberg, quien trazó una serie de similitudes entre la inspiración de la señora Rowling para Harry Potter y de la señora Meyer para Twilight, ya que la iluminación de ambas obras fue recibida mediante extraños sueños.  La señora Rowling dijo en el año 2001: «El personaje de Harry Potter vino a mi mente completamente formado.  Al recordar esto, me parece bien terrorífico». Ella incluso declaró ante los medios noticiosos que los libros de Potter, «Es como si prácticamente se hubieran escrito solos».

Wohlberg también hace notar, que «Cuando estas leyendas tan cautivantes primero surgieron en el cerebro de estas dos mujeres, ninguna de las dos era escritora.  Ambas eran personas comunes y corrientes.  Tampoco eran ricas.  Ahora ambas son millonarias, más allá de lo que cualquiera pueda imaginar.  Sus experiencias son similares, con antecedentes comunes, ya que ambas novelas están saturadas de ocultismo.  Basados en todo esto, es apropiado que nos preguntemos: ¿Existe una fuente sobrenatural de origen, detrás de estas revelaciones?  Y si es así, ¿cuál es?».

O’Brien cita a Meyer como una clave para responder, dice: «Después de su inexplicable ascenso al estrellato, ella más tarde confesó: ‘De hecho tuve un sueño después que acabé ‘Twilight’ de que Edward vino a visitarme, sólo que me había equivocado, porque él sí bebía sangre como cualquier otro vampiro y no podía vivir con la sangre de los animales, tal como yo había escrito.  Tuvimos esta conversación y fue aterradora».

Meyer relata que escribió toda la saga en tres meses, y añade: «Fue fenomenal el día en que me convertí en escritora, porque tan pronto tuve el sueño, tenía que escribir como si hubiera sido impactada por un rayo, no podía ni dormir, escribía con una mano y con la otra sostenía a mi bebé sobre mi regazo, era como si estuviera poseída». De hecho, en ese tiempo estaba cuidando a sus tres hijos menores de cinco años.

La crítica en general considera los libros como una obra entretenida, sólo vea lo que escribió un comentarista cristiano, quien se mantuvo en el anonimato en un foro de la publicación Christian Monitor: «Los libros y las películas, en mi opinión no tienen nada de satánico, por el contrario, la autora Stephenie Meyer es mormona y en sus libros claramente se pueden notar valores humanos y éticos, tal como el respeto a la vida, y lo más importante: esperar hasta el matrimonio para tener relaciones sexuales.  Si bien es cierto, que es una historia de vampiros que tiene que ver con el ‘inframundo’, se trata de ficción, de un romance ficticio.  Obviamente la historia no es perfecta y tiene sus falacias y errores.

Esta saga no es como otras historias de vampiros tal como ‘El diario de un vampiro’ o ‘Sangre verdadera’, en que se muestran escenas de sexo explícito y también ataques y asesinatos de personas.

Esta saga es acerca de la relación amistosa que tiene Bella con Jacob Black un licántropo, un hombre lobo, y la relación amorosa que sostiene con Edward, un vampiro.  Los libros no son una obra de arte para que la autora sea ganadora de un premio Nobel o de literatura, pero es una muy buena distracción y lectura.

El único riesgo que veo es que las personas llegan a pensar que estos seres son reales.  O que hay hombres perfectos como el vampiro Edward Cullen.

Es verdad que los padres se preocupan porque esta historia es supuestamente ‘diabólica’.  Pero tengo que admitir que es una obra excelente de ficción y un gran entretenimiento para el verano».

Y dice otro comentario publicado por Christianity Today, que la profesora de estudios teológicos Beth Felker Jones sugiere que los cristianos deberían estar atentos a los mensajes ocultos en esta historia de vampiros, y pasa a decir: «Lo que es más preocupante acerca de esta historia es que está colmada de temas ‘espirituales’.  El universo de estos vampiros pretende ser moral.  Y la historia es poderosa porque enfoca lo que significa el mal, y el tratar de vencerlo con el bien.  También trata con el anhelo de los seres humanos por ser transformados, de verse libres de sus limitaciones y debilidades...

Pero... ¿Cómo los libros responden a esta pregunta de ser libres de nuestras limitaciones y debilidades?  ¿Cómo contradicen nuestro punto de vista cristiano?  En la saga, Bella encuentra libertad de sus limitaciones al transformarse de un débil ser humano a un poderoso vampiro inmoral.  Ella anhela esta transformación, porque desea estar con Edward y escapar de su torpeza y vulnerabilidad que amenaza con separarla de él...  Este anhelo por transformación señala al deseo que todos tenemos de ser libres.  Somos frágiles y vulnerables, y andamos en busca de significado para la vida.  Pero Bella encuentra ‘su salvación’ en Edward, mientras que los cristianos sabemos que la única salvación está en Jesucristo».

Estos libros han provocado menos críticas que los de Harry Potter, a pesar de lo blasfemo y ocultista que son.  Esto por ejemplo fue lo que comentó una dama mormona: «Creo que los libros deberían usarse como un instrumento de evangelismo mormón.  Tal vez podríamos decir a las personas: ‘Podemos prometerle que vivirá para siempre, y nadie tendrá que morderla’».

Cuando se analiza más a profundidad el mensaje de estos libros y películas se logra captar que todo esto es parte de la teología mormona.  En la forma cómo los vampiros luchan en contra de sus deseos tenebrosos de beber sangre y cómo hablan sobre sus almas, y si Dios los recompensará por sus intentos por ser buenos, está imbuido el pensamiento teológico de que pueden justificarse por ellos mismos, si son buenos.  El cuadro que retratan es la salvación por obras, ya que dicen que «Si se esfuerzan lo suficiente, tal vez Dios se sienta contento».

En los foros cristianos en internet, muchos cristianos alaban los libros y las películas, porque los mismos instan a la abstinencia de relaciones íntimas antes del matrimonio, y estimulan las relaciones familiares y la familia.  Pero todo esto es parte de la teología mormona, en la que la abstinencia, el matrimonio y la familia es una forma de obtener la salvación.  Sin embargo a pesar de la abstinencia, los libros están saturados de un fuerte contenido erótico, especialmente para los adolescentes.

Por su parte, el escritor O’Brien concluye que la narrativa espiritual imbuida en Twilight, es esta: «Ustedes serán como dioses.  Podrán vencer la muerte de acuerdo con sus propios términos.  Tendrán control sobre la muerte.  El bien y el mal no son necesariamente lo que la civilización occidental tiene hasta ahora, y que le llama bien y mal.  Ustedes definirán el significado de símbolos, morales y la identidad humana.  Y todo esto se encuentra incluido en el último mensaje: que la imagen y semejanza de Dios en usted, puede ser la imagen y semejanza de un dios cuyas características sean satánicas, siempre y cuando sea básicamente una buena persona.

En esta forma, deslizándose sobre una marejada intoxicante de ideas visuales y emociones, lo sobrenatural y diabólico es transformado en una imagen sobrenatural del bien».

Por el furor de Twilight morderse unos a otros se ha convertido en moda entre los adolescentes

La publicación de estos libros y las subsecuentes películas ha causado una epidemia literal de adolescentes que desean tener relaciones íntimas con demonios, hombres lobos y vampiros.  Esto ha causado que decenas de miles de jóvenes, no sólo abarroten los teatros de Estados Unidos y Canadá, se vistan de negro y se maquillen para lucir pálidos como vampiros, que se hayan hecho limar los colmillos para acentuar aún más la semejanza, sino que literalmente consumen sangre.  Si desea comprobarlo sólo vaya a cualquiera de los portales de internet, y verá como encuentra foros de todos esos que gustan de beber sangre.

La cadena de televisión ABC News, dice en una noticia publicada el 12 de julio del año 2010: «Sabíamos que esta serie de ficción tiene vueltos locos a los adolescentes, pero esto no lo veíamos venir.  Aunque no han habido mordidas entre Bella y Edward, los dos personajes principales de la saga ‘Twilight’, esto no ha impedido que los fanáticos se demuestren su afecto a través de los ‘colmillos’ y las mordidas».

El programa de televisión Good Morning America hizo un reportaje sobre esa “moda” entre los adolescentes inspirada por los libros de Stephenie Meyer.  Según los expertos en salud, las mordidas entre jóvenes representan un riesgo a la salud.

ABC News aseguró, que de acuerdo con los médicos, cerca del 15% de las mordidas entre humanos pueden infectarse.  Y si las mordidas provocan sangrado, pueden causar enfermedades como la hepatitis, sífilis o contribuir a la propagación del VIH.

La sexóloga Logan Levkoff dijo a Good Morning America: «Morderse es un reto, porque una de las cosas que sabemos sobre la sexualidad, los vampiros y las mordidas, es que se trata de pasión pura, de querer consumir a otra persona.

Morderse es como una extensión del ‘chupetón’.  Es lo mismo que marcar a una persona como muestra de pasión», añadió otro experto.

Mientras que este fue el comentario que hizo Michael Kaplor, un joven de 16 años que fue entrevistado por este programa de televisión: «Para mí, morder es una manera de mostrar afecto a otra persona y sentir el flujo de adrenalina, no tanto como marcar el territorio o mostrar que se es dueño de algo», admitiendo que durante el último año ha intercambiado mordidas con su novia.

Según la Clínica Mayo, las mordidas humanas pueden ser en algunos casos, más peligrosas que las de animales, debido a los tipos de bacterias y virus contenidos en la boca humana.  Los médicos de este centro médico le sugieren a las personas, que en el caso de que un mordisco le rompa la piel, visiten de inmediato a su doctor, recomendando además la aplicación de la vacuna contra el tétano a aquellos que no se la hayan aplicado en los últimos cinco años.

Otra noticia publicada el 6 de julio del año 2010 por la agencia de noticias CNN decía: «Todos estamos ya familiarizados con el fenómeno mundial de la serie ‘Crepúsculo’, el cual se ha extendido hasta convertirse en una completa obsesión con todas las cosas relacionadas con los vampiros, desde el maquillaje, la ropa, hasta la mordida.  ¡Sí, así es, la mordida!  Desde que la vampiro-manía se apoderó del mundo hace unos pocos años, los adolescentes en Estados Unidos han estado demostrando su afecto los unos por los otros mordiéndose.

Ahora con ‘Eclipse’, la tercera película de la serie en los teatros, la tendencia ha resurgido con más furor que nunca.  Los estudiantes de escuela secundaria dicen que es una forma de mostrarle a alguien que le importa y que es el ‘escogido’, tal como en las películas.  Las marcas de los dientes, e incluso el ‘chupetón’ en la piel, se han convertido hoy en día en símbolo de ‘posición social’, exactamente como en las películas.  Los adolescentes exhiben orgullosos los mordiscos en sus brazos, cuellos y hasta en la cara.  Incluso se cortan la piel y se chupan la sangre, para ‘demostrar su afecto’ los unos por los otros».

¿Qué otra cosa podemos esperar?  ¿Será que sólo se necesita que aparezca alguna otra película donde los bebés son entregados a algún “dios” calentado al rojo vivo, tal como lo hacían los paganos en los tiempos de la conquista de Canaán?  ¿Traerán las adolescentes a sus hijos para este fin?  ¿Cambiarán el feticidio por este tipo de sacrificio a Satanás?  O tal vez, en lugar de esto, ¿se volverán caníbales los jóvenes?

¿Es que sólo se necesita que aparezca una película con una fogata en algún bosque donde algún inocente desgraciado es capturado y sacrificado, para que su sangre le sirva de bebida “sagrada” a un grupo de jóvenes?  ¿Es que terminarán asando al degollado humano y luego comiéndoselo con ciertas hierbas amargas, panes sin levadura y la copa con sangre que simule el fruto de la vida?  ¿Por cuánto tiempo más el Señor permitirá que le ridiculicen, que rechacen sus enseñanzas, y de manera especial que conviertan el sacrificio de Cristo en culto a los demonios?

Recordemos lo que le escribió Pablo a Timoteo: “También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos.  Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.  Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias.  Éstas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad” (2 Ti. 3:1-7).

La paráfrasis lo traduce así: «También debes saber, Timoteo, que en los últimos tiempos va a ser muy difícil ser cristiano, la gente amará sólo el dinero y a sí misma; serán orgullosos, jactanciosos, blasfemos, desobedientes a sus padres, e impíos.  Tan duros de corazón serán que jamás cederán ante los demás; serán mentirosos, chismosos, inmorales, duros, crueles, y se burlarán de los que intenten hacer el bien.  Traicionarán a sus amigos; serán iracundos, orgullosos y preferirán divertirse antes que adorar a Dios.  Irán a la iglesia, sí, pero en el fondo no creerán lo que oyen.  No se dejen engañar por este tipo de individuos, porque son de los que se introducen en casas ajenas y se ganan la amistad de mujeres tontas y cargadas de pecado.  Que gustan de correr en pos de lo que es novedoso en materia doctrinal, pero nunca llegan a captar la verdad» (2 Ti. 3:1-7 - Parafraseado).

Notemos que todo esto, según el apóstol, está reservado para “los postreros días”. En cualquier momento el Señor dirá: «¡Basta ya!». Entonces los redimidos serán levantados a Su presencia y se cumplirán las palabras que Juan pronunció para el mundo sin la iglesia del Salvador: “Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.  Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.  Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo” (Ap. 12:9-12).

volver arriba