Menu

Escuche Radio América

¿Iglesia o Contra-Iglesia?

¿Cuál es el problema con esta difinición y breve historia de la trayectoria del ecumenismo?

       Son muchos, pero enumeraremos solamente algunos:

1.     Es obvio que el motivo principal es llevar a los cristianos al paganismo romano.  Hay que notar que quienes tuvieron la brillante idea de esta... “Unidad a la humana”, fueron los “protestantes-profesantes” de un cristianismo sin regeneración, sin el verdadero Salvador, quien murió por nuestros pecados.

      Lo que se busca es una especie PANTALLA DE LA UNIDAD CRISTIANA”.

2.     No se trata de cualquier movimiento o iniciativa sin importancia.  Esta idea llevó a convocar el llamado... “II Concilio Vaticano Ecuménico” en la década de 1960.  Al Vaticano les gustó la idea.  Porque, tanto los cristianos nominales como los católicos-romanos (no cristianos) desprecian la verdadera unidad cristiana por la cual oró nuestro Señor  (Juan 17:9-11,  15-17,  20-26)...

    “ 9 Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son,
10 y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he sido glorificado en ellos.
11 Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti.  Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros...
15 No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. 16No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.
17 Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad...
20 Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos,
21 para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.
22 La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno.
23 Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado.
24 Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo.
25 Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo te he conocido, y éstos han conocido que tú me enviaste.
26 Y les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer aún, para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos(Juan 17:9-11,  15-17,  20-26).

ES MUY NECESARIO EXAMINAR ESTA ORACIÓN DEL SEÑOR POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS:

1.     JESÚS INTERCEDE POR LOS SUYOS  (Juan 17:6-9)...

6 He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste; tuyos eran, y me los diste, y han guardado tu palabra.
7 Ahora han conocido que todas las cosas que me has dado, proceden de ti;
8 porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste.
9 Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son (Juan 17:6-9).

       Es fácil notar que el Señor, por ahora, ruega, en primer lugar, por los que el Padre le había dado.

2.    LOS SUYOS DEBÍAN SER UNO  (Juan 17: 11)...

       11 Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti.  Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros (Juan 17:11).

       Es muy importante recordar que todos los cristianos, los salvos, los redimidos, habían sido dados por Dios el Padre a nuestro Señor, Dios el Hijo  (Juan 6:44)...

       “44 Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero (Juan 6:44).

       Los salvos no son “rebaños arreglados y hechos un redil por medio de autopostulados jerarcas religiosos con una mezcla de creencias babilónicas”.

       La unidad de la que habla el Señor no es posible lograrla por medio de cónclaves, concilios, acuerdos, experiencias y confraternidades con todo y con todos.  Porque se trata de una unidad que es obra del Espíritu Santo  (Efesios 4:1-6)...

       “1 Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados,
2 con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor,
3 solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz;
4 un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación;
5 un Señor, una fe, un bautismo,
6 un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos (Efesios 4:1-6).

       Debemos estar siempre dispuestos a guardar la unidad del Espíritu.

       La iglesia de Cristo es “un cuerpo, y un Espíritu”.  Es decir, que esta unidad la produce el Espíritu Santo y por eso nadie la puede mejorar y menos lograrla.

       ¿Qué es eso de... “un Señor, una fe, un bautismo”?

•      El “Señor” es Jesucristo...
•      La “fe” es en Cristo como único Salvador...
•      “Un bautismo”, no habla del bautismo en agua, sino del bautismo del Espíritu Santo que todos los salvos recibimos en el Pentecostés  (Hechos 1:8;   2:4)...

       “8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra (Hechos 1:8).
4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen (Hechos 2:4).

       La Iglesia comprada por nuestro Señor estaba, está, y seguirá unida, por que la sostiene el Espíritu Santo.

       No es producto de tal o cual “Concilio Ecuménico”.  De tal o cual “Movimiento por la unidad Cristiana”.

       En primer lugar, el Señor hizo que el Espíritu Santo la mantuviera unida.

       En segundo lugar, el ecumenismo, el esfuerzo de los hombres para lograr una tal... “Unidad cristiana” corresponde a la iglesia... no de Cristo, sino a la del Anticristo.  Jesús no oró por la unidad de esta iglesia y menos que se una con Su propia iglesia para superar toda división.

       La división entre la iglesia de Cristo y la del Anticristo debe ser tan clara e indiscutible como no puede haber unidad entre Dios y Satanás.

       Nunca olvidemos que existen dos iglesias.  La verdadera y la falsa.  La celestial y la terrenal.  La de Dios el Padre y la de Satanás el “padre mentiroso”.  Únicamente lo salvos pueden distinguir entre ambas  (1 Corintios 2:14, 15)...

       “14 Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.
15 En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie (1 Corintios 2:14, 15).

3.    EL SEÑOR ORÓ TAMBIÉN POR NOSOTROS  (Juan 17:20)...

       “ 20 Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos (Juan 17:20).

       En primer lugar Él oró por los que entonces ya eran suyos, pero ahora extiende su oración “por los que han de creer en mí por la palabra de ellos”.

       ¿Cuál fue su petición?  (Juan 17:11)...

       “ 11 Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti.  Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros (Juan 17:11).

       La petición fue... “que también ellos sean uno en nosotros”.

       ¿Qué hace posible esta unidad?  El Espíritu Santo, el cual habita en el corazón de todos los salvos.

       ¿Es posible que esta unidad sea atacada y se debilite?  Sí  (1 Corintios 1:10-13)...

       “10 Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.
11 Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Cloé, que hay entre vosotros contiendas.
12 Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo.
13 ¿Acaso está dividido Cristo?  ¿Fue crucificado Pablo por vosotros?  ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo? (1 Corintios 1:10-13).

       Satanás no tiene ningún trabajo en la iglesia del Anticristo.  Él puede asignar a cualquiera de sus ángeles (demonio) de menor grado para que asista a cada reunión que sus líderes tengan.  Ya sea en Holanda, en Suiza en Roma, en Londres o en cualquier otra ciudad del mundo.

•      El interés de la Iglesia de Cristo es conducir a los perdidos a Cristo.
•      El interés de la iglesia del Anticristo, es conducir a los perdidos al Anticristo.

       ¡Hay muchas diferencias entre los cristianos de estos dos bandos, dos amos, completamente opuestos entre sí y dos destinos eternos completamente diferentes!  CIELO E INFIERNO.

4.    “PARA QUE SEAN PERFECTOS EN UNIDAD”  (Juan 17:23)...

     “ 23 Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado (Juan 17:23).

       ¿En qué consiste eso de... “perfectos en unidad”?

       Lo que hace que los de Cristo sean perfectos en unidad, a pesar de algunas discrepancias como ocurría en Corinto, es que su Amo y Salvador es perfecto  (Colosenses 1:28)...

       “ 28 A quien anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre (Colosenses 1:28).

       ¿Qué significa eso de... “para que sean perfectos en unidad”.  El mejor ejemplo es ver esto desde el lado negativo.  Es decir, descubrir lo que significa la imperfección, o lo que causa la imperfección.

       Cuando la Biblia habla de la “perfección” del cristiano, generalmente se refiere a su madurez escritural y espiritual.

       El cristiano que saber discernir las Escrituras por haber alcanzado la madurez espiritual, tal como ocurre con una persona que alcanza su estatura y su capacidad de tomar decisiones en la vida física y secular.

Hay dos ejemplos muy destacados:

       •  1 Corintios 3:1-6  y...
       • Hebreos 5:11-6:2

       “1 De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo.
2 Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía,
3 porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?
4 Porque diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales?
5 ¿Qué, pues, es Pablo, y qué es Apolos?  Servidores por medio de los cuales habéis creído; y eso según lo que a cada uno concedió el Señor.
6 Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios (1 Corintios 3:1-6).
11 Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os habéis hecho tardos para oír.
12 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido.
13 Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño;
14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.

“cap. 6” 1 Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios,
2 de la doctrina de bautismos, de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos y del juicio eterno (Hebreos 5:11-6:2).

       Es muy difícil cultivar la unidad con aquellos que, o no son cristianos del todo o bien, se mantienen en una eterna infancia.

       Es imposible una “perfecta unidad” con hermanos imperfectos en su desarrollo.

¿TIENE SU IGLESIA EL ANTICRISTO?

       La iglesia de Cristo nació con los 120 el día de Pentecostés allá en Jerusalén.  Varias cosas ocurrieron ese día:

1)     El puñado de 120 hermanos estaban orando juntos  (Hechos 1:4-14)...

4 Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí.
5 Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.
6 Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?
7 Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad;
8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
9 Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos.
10 Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas,
11 los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo?  Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.
12 Entonces volvieron a Jerusalén desde el monte que se llama del Olivar, el cual está cerca de Jerusalén, camino de un día de reposo.*
13 Y entrados, subieron al aposento alto, donde moraban Pedro y Jacobo, Juan, Andrés, Felipe, Tomás, Bartolomé, Mateo, Jacobo hijo de Alfeo, Simón el Zelote y Judas hermano de Jacobo.
14 Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos (Hechos 1:4-14).

2)     ¿Qué pedían estos cristianos?  Sin duda pedían que descendiera el Espíritu Santo.  De esta manera se cumplió lo que Jesús dijo (Lucas 11:13)...

       “13 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan? (Lucas 11:13).

       Es importante que sepamos que hoy no necesitamos pedir que descienda el Espíritu Santo, porque el Señor ya cumplió esta promesa y nunca más volverá a descender.

       Cada vez cuando un grupo de personas gimen y lloran, ayunan y piden hablar en lenguas para asegurarse de haber recibido la plenitud del Espíritu, si algo sobrenatural sucede, podemos estar seguros de que allí el Espíritu Santo nada tiene que ver.

       No importa cuan real y agradable sea la experiencia que experimenten las personas.

       Un significativo paralelo tenemos en el caso del nacimiento de nuestro Salvador.  Él nunca más nacerá, para luego crecer, enseñar y morir crucificado.

       Pero hubo personas santas, temerosas de Dios que deseaban ver al Mesías antes de morir y lo lograron  (Lucas 2:25-32)...

       “25 Y he aquí había en Jerusalén un hombre llamado Simeón, y este hombre, justo y piadoso, esperaba la consolación de Israel; y el Espíritu Santo estaba sobre él.
26 Y le había sido revelado por el Espíritu Santo, que no vería la muerte antes que viese al Ungido del Señor.
27 Y movido por el Espíritu, vino al templo.  Y cuando los padres del niño Jesús lo trajeron al templo, para hacer por él conforme al rito de la ley,
28 él le tomó en sus brazos, y bendijo a Dios, diciendo:
29 Ahora, Señor, despides a tu siervo en paz, Conforme a tu palabra;
30 Porque han visto mis ojos tu salvación,
31 La cual has preparado en presencia de todos los pueblos;
32 Luz para revelación a los gentiles,
Y gloria de tu pueblo Israel (Lucas 2:25-32).

       ¿Está bien que oremos hoy al Señor para que Él regrese?  Sí  (Apocalipsis 22:20)...

       “20 El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve.  Amén; sí, ven, Señor Jesús (Apocalipsis 22:20).

3)     Pedro proclamó el Evangelio poderosamente y 3 mil personas fueron salvas  (Hechos 2:38-42,  46,  47)...

38 Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.
39 Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare.
40 Y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa generación.
41 Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas.
42 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones...
46 Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón,
47 alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo.  Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos (Hechos  2:38-42, 46, 47).

       ¿Cómo, cuándo y donde nació la Iglesia del Anticristo?

       Aunque desde muy temprano del nacimiento de la iglesia de Cristo hubo ya claras manifestaciones de la gestación de una imitación eclesiástica por parte de Satanás, la iglesia del Anticristo nació algunos siglos después.

ALGUNAS MANIFESTACIONES DEL ADVENIMIENTO DE LA “CONTRA-IGLESIA”

1)     Jesús habló de sus integrantes  (Mateo 7:21-23;   13, 14)...

21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?
23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad (Mateo 7:21-23).
13 Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella;
14 porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan (Mateo 7:13, 14).

       Debemos notar aquí la palabra muchos”.

2)     Pablo en sus días advirtió a los líderes de la iglesia sobre el mismo problema  (Hechos 20:28-30)...

28 Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.
29 Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño.
30 Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos (Hechos 20:28-30).
3 Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias (2 Timoteo 4:3).
1 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios;
2 por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia,
3 prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad (1 Timoteo 4:1-3).

1 También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos.
2 Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos,
3 sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno,
4 traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios,
5 que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita (2 Timoteo 3:1-5).

3)    Pedro también advierte en sus Epístolas sobre el mismo problema  (2 Pedro 2:1-3, 14-18)...

1 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.
2 Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado,
3 y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme...
14 Tienen los ojos llenos de adulterio, no se sacian de pecar, seducen a las almas inconstantes, tienen el corazón habituado a la codicia, y son hijos de maldición.
15 Han dejado el camino recto, y se han extraviado siguiendo el camino de Balaam hijo de Beor, el cual amó el premio de la maldad,
16 y fue reprendido por su iniquidad; pues una muda bestia de carga, hablando con voz de hombre, refrenó la locura del profeta.
17 Estos son fuentes sin agua, y nubes empujadas por la tormenta; para los cuales la más densa oscuridad está reservada para siempre.
18 Pues hablando palabras infladas y vanas, seducen con concupiscencias de la carne y disoluciones a los que verdaderamente habían huido de los que viven en error (2 Pedro 2:1-3,   14-18).

4)     Juan nos muestra la luz roja también  (2 Juan vs. 7-11)...

7 Porque muchos engañadores han salido por el mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Quien esto hace es el engañador y el anticristo.
8 Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo.
9 Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo.
10 Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido!
11 Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras (2 Juan vs. 7-11).

5)     Judas también habla de lo mismo  (Judas vs. 3,  4,  17,  18)...

3 Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.
4 Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo...
17 Pero vosotros, amados, tened memoria de las palabras que antes fueron dichas por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo;
18 los que os decían: En el postrer tiempo habrá burladores, que andarán según sus malvados deseos (Judas vs. 3, 4, 17, 18).

       PODEMOS RASTREAR LA APARICIÓN DE LA “CONTRA-IGLESIA” desde Constantino, emperador romano quien también se autoproclamó el primer Papa.

       Algunos cristianos consideran a este emperador como una gran bendición, ya que él, supuestamente tuvo una visión de una cruz y leyó en el espacio que decía: “Con esta Señal Vencerás”.

       En el año 313 D.C. este emperador firmó el Edicto de Milán, estableciendo la libertad religiosa, reconociendo al cristianismo como una religión más de su imperio.  Esto ocurrió cuando él obtuvo la victoria frente a Majencio a la puerta de Roma, supuestamente con el poder de esa cruz.

       Así es cómo nació la otra iglesia...

       Debemos familiarizarnos con Constantino.  Muchos cristianos por poco lo adoran.

volver arriba