Menu

Escuche Radio América

Mensajes subliminales

Qué es la percepción subliminal? ¿Afecta realmente la mente y el comportamiento? Los mensajes subliminales son uno de los instrumentos más recientes en el campo del auto-mejoramiento. Ofrecen la promesa de ayudar a las personas a realizar cambios dramáticos en sus vidas en forma conveniente, prácticamente sin costo alguno y con muy poco esfuerzo. Pero... ¿Hasta qué grado funciona este programa subliminal?

La percepción es la forma normal como recibimos las impresiones del medio que nos rodea. Subliminal se refiere a la información que captamos en forma inadvertida, sin que nos demos cuenta. Normalmente le prestamos atención consciente a un pequeño porcentaje de la información que nos llega por medio de los sentidos y la mente. Deténgase por un momento y trate de centrar su atención en los sonidos a su alrededor y descubrirá que hay muchos ruidos en el trasfondo que ignora por completo en forma consciente. Estos sonidos probablemente incluyen ruido del tráfico, de máquinas, conversaciones, pájaros, insectos, etc. No obstante, está al tanto de este bombardeo constante, a pesar de que lo percibe por debajo del nivel consciente de su conciencia, por su mente subconsciente extremadamente receptiva y sensitiva.

Expertos han llegado a la conclusión que nuestros procesos mentales están divididos en dos grandes áreas: el consciente y el subconsciente o inconsciente. El consciente es la mente racional, la que cuestiona y analiza. Los estímulos sensoriales que capta el consciente, se encuentran en un plano finito. Mientras que sólo ciertos rasgos visuales, auditivos, de tacto y olfato son procesados por el consciente. Fuera de ellos, la totalidad de los estímulos restantes son procesados por el subconsciente.

Se entiende que para recibir mensajes contrarios a la moralidad cristiana no hacen falta técnicas subliminales, sólo tenemos que encender la televisión, la radio, la computadora conectada a la internet, o ir al cine. En todos los medios de comunicación encontramos mensajes claros, evidentes y entendibles. Cada minuto somos bombardeados con avisos que de forma explícita presentan infidelidad, sexo prematrimonial, rebeldía a los padres, las autoridades y las leyes establecidas.

Es obvio que todos los mensajes subliminales son igualmente peligrosos. La Biblia nos advierte en diversos pasajes que debemos cuidar lo que miran nuestros ojos y escuchan nuestros oídos. Y si "la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios" (Ro. 10:17), entonces muchas cosas pueden venir a nuestras vidas por oír palabras que no proceden de Dios.

Los mensajes subliminales no son un descubrimiento tan reciente como muchos suponen. La primera mención registrada sobre la percepción subliminal la hizo Demócrito, quien vivió entre los años 460 al 370 A.C. Él fue el primero en decir que «no somos capaces de percibir mucho de lo perceptible». Platón asimismo expuso la misma noción en su escrito Timeo. Aristóteles lo explicó hace casi dos mil años, y parece que fue el primero en sugerir que los estímulos no percibidos de modo consciente bien podrían afectar los sueños.

En 1894, el doctor W. R. Dunham publicó un interesante estudio sobre la comunicación subliminal. Este estudio se titulaba La Ciencia de la Fuerza Vital. En él demostraba la existencia de la comunicación subliminal. Sorprendentemente, a pesar de la antigüedad de su relato, sus postulados son muy parecidos a las investigaciones actuales.

El interés en la comunicación subliminal comenzó primero a promoverse, después que Freud presentó su idea revolucionaria de que todos tenemos una mente oculta inconsciente. El doctor O. Poetzle, uno de los contemporáneos de Freud, impulsó y probó teorías relacionadas con el efecto del estímulo subliminal en el sueño. En 1917, Poetzle fue el primer científico en demostrar la estrecha relación entre el estímulo subliminal y la sugestión pos-hipnótica. Su descubrimiento llamado el Efecto Poetzle indica que la percepción subliminal evoca sueños y acciones días o semanas después de la percepción original.

En los últimos 50 años, se han llevado a cabo cientos de estudios científicos cuidadosamente controlados sobre la percepción subliminal. La abundante información científica resultante de décadas de investigación, indican que la percepción subliminal es un hecho y que la información que se percibe subliminalmente afecta el inconsciente o la mente subconsciente. Pero lo más importante, es que se ha demostrado que la programación subliminal es un arma efectiva para influenciar y cambiar el comportamiento.

El estímulo subliminal de la mente subconsciente atrajo la atención del público en general en 1957, cuando el investigador de mercadeo James Vicary condujo un controvertido experimento científico en un teatro en Fort Lee, Nueva Jersey. En este tan publicado experimento, los mensajes subliminales: «¿Tiene hambre? ¡Coma rosetas de maíz! ¿Tiene sed? ¡Beba coca cola!», fueron proyectados como un relámpago en la pantalla de cine a una velocidad de unas tres milésimas de segundo, en medio de las escenas de la película Picnic protagonizada por Kim Novak. Los resultados reportados fueron que hubo un aumento dramático en las ventas de las rosetas de maíz y la coca cola.

En años subsecuentes se descubrió que los mensajes subliminales pueden ser enmascarados en la música y otros programas de audio. En un artículo publicado en 1979 por la revista Time, que se titulaba «Voces secretas», se informaba que cerca de 50 tiendas por departamento en Estados Unidos y Canadá estaban usando mensajes subliminales en sus sistemas, para reducir el hurto en las tiendas y el robo entre los empleados. Una cadena de almacenes en la costa este informó, que los robos se redujeron en 37%, ahorrando la suma de $600.000 en un período de nueve meses.

Una historia similar publicada en el periódico Wall Street Journal en 1988, declaraba que la instalación de un sistema subliminal en un supermercado de Nueva Orleans, ocasionó un descenso en los robos de $50.000 a $13.000 en un período de seis meses. Los faltantes en las cajas registradoras, de $125 por semana, se redujeron a $10. Los mensajes subliminales eran frases como esta: «Me enorgullece ser honesto. No robaré, soy honrado».

El doctor Lloyd H. Silverman, un psicólogo de la Universidad de Nueva York, ha estado en la vanguardia de las pruebas subliminales por 20 años. Trabajó con más de 40 grupos de personas, que mostraron mejoras significativas en el comportamiento después de haber sido expuestos a mensajes subliminales. En un estudio llevado a cabo en 1980, Silverman incorporó mensajes subliminales en el tratamiento de un grupo de personas que estaban tratando de dejar de fumar. Con la mitad de ellos usó la terapia de modificación del comportamiento y con el resto el control regular. Un mes después de que concluyó el tratamiento, 66% del grupo expuesto a los estímulos subliminales seguían sin fumar, mientras que del otro grupo sólo un 13%. Silverman dice que ha observado un efecto positivo de los mensajes subliminales en adolescentes que están recibiendo psicoterapia, estudiantes universitarios en terapia de grupo, alcohólicos en Alcohólicos Anónimos, personas que reciben tratamiento por diversas fobias o por comer demasiado.

Un artículo del Journal of Counseling Psychology, volumen 29, de 1992, informa sobre un estudio llevado a cabo por el doctor Kenneth Parker, un psicólogo en el Queens College en Nueva York. El proyecto de investigación del doctor Parker fue designado para comprobar si los mensajes subliminales podían ayudar a mejorar el rendimiento académico. Sesenta estudiantes fueron expuestos a mensajes subliminales visuales usando un aparato llamado tachistoscope que irradiaba una luz intermitente. Tres veces por semana, antes de clases, los estudiantes miraban a través del ocular del aparato óptico y veían una luz relampagueante y brillante, sólo eso. En la fracción de cuatro milisegundos que duraba la luz, estaba escrita una sola frase. La clase estaba dividida en tres grupos y cada uno recibía un mensaje diferente. Dos de los mensajes estaban designados a incrementar el rendimiento académico y el tercero era de control.

Un cuidadoso análisis estadístico de los resultados de la estimulación subliminal, reveló un mejoramiento significativo en el rendimiento universitario. Los grupos uno y dos que recibieron mensajes subliminales activos obtuvieron calificaciones promedios entre A y B. Mientras que la máxima nota del tercer grupo fue B. Además, esos que recibieron mensajes subliminales demostraron poseer mayor capacidad de retención que el grupo de control.

Son diversos y muy variados los usos de los mensajes subliminales, entre otros perder peso, controlar ciertos hábitos, etc. Mucho del material de la Nueva Era y otras sectas que practican la meditación transcendental, usan el relajamiento psicofísico, las sesiones de auto hipnosis y música especial con mensajes subliminales. La información proporcionada directamente por sus fabricantes se conoce como «técnica para lograr el objetivo deseado».

Una de las fuerzas más poderosas que mueve al ser humano es la satisfacción sexual. El impulso sexual es una fuerza natural y poderosa, que si se logra estimular impulsa a las personas a moverse hacia aquello que se asocia con la gratificación sexual. La publicidad ha estudiado la relación que existe entre el impulso sexual y el consumo y aplica sus conocimientos hacia el objetivo, a fin de vender. El afán por obtener ganancias ha llevado a la publicidad a convertirse en promotora de una serie de influencias que desordenan los impulsos naturales de la sexualidad, al sobre estimular los mismos. El erotismo, la sensualidad y la desnudez forman parte del catálogo de herramientas usado por los publicistas para captar la atención de las multitudes y estimular la compra tanto a nivel consciente como subliminal.

En la visión humana existe una característica que se denomina «persistencia de la retina». Lo que implica que la última imagen que vemos se mantiene durante décimas de segundo en nuestra retina. Gracias a esta característica es posible hacer cine, el que se basa en la sucesión de imágenes fijas que al ser proyectadas a gran velocidad dan la sensación ficticia de movimiento. Aunque entre fotograma y fotograma la pantalla queda en negro por el paso del obturador, no lo percibimos conscientemente debido la persistencia de la retina.

Para crear el mensaje subliminal, se intercala un fotograma distinto a los 24 ó 30 que forman un segundo de proyección, el cual puede de igual forma contener dentro del fotograma original una pequeña imagen con el mensaje subliminal. Este puede ser letras o figuras, las cuales, como ya hemos dicho, no se pueden percibir a simple vista. Esta técnica también se aplica en la composición simbólica de los anuncios. Son mensajes ocultos imperceptibles a simple vista, pero chocantes una vez que son descubiertos. Los mensajes más comunes ocultos dentro de estas imágenes son de tipo sexual: Palabras lujuriosas, siluetas eróticas tanto de las partes privadas como de símbolos sexuales. El mensaje subliminal esquiva las barreras de la selección inteligente y consciente del cerebro, anulando la voluntad.

Mensajes subliminales en la música

Un estudio realizado en la Universidad de Stanford, reveló que la música es uno de los estímulos más poderosos que existe para evocar sensaciones en el cuerpo humano, gracias a que los nervios auditivos son los que más predominan dentro de todos los sentidos humanos. Aún en sus formas más simples, la música es capaz de suscitar diferentes estados de ánimo en quienes la escuchan.

Ese poder ha sido utilizado a través de los años por hombres que se advirtieron del impacto que tiene la música sobre el comportamiento humano. En China, por ejemplo, 2.000 años antes de Cristo, un emperador llamado Chum monitoreaba la salud de su vasto reino observando cuidadosamente qué tipo de música tocaban. Años después Platón se hizo eco de las palabras del emperador chino al decir: «Cuando las formas de la música cambian, las leyes fundamentales del estado cambian con ella». En el siglo XX, Lenin, cofundador del comunismo, afirmó: «Una manera fácil de destruir una sociedad es a través de su música».

Los músico terapistas saben de ese poder y lo están utilizando para ayudar en el tratamiento y curación de enfermedades tanto físicas como mentales. Los empresarios por su parte, también se aprovechan y montan complejas redes comerciales alrededor de la música cuyas ganancias son multimillonarias gracias a la venta de discos compactos, cintas, sistemas de audio, conciertos, etc. De hecho, la industria del audio es de las más prósperas de nuestro siglo.

En cuanto a los mensajes subliminales en audio, la técnica consiste en unir la letra de la canción, la entonación del cantante, además de la música interpretada por los músicos, espacios de tiempo y efectos de arreglos, los cuales al revés contienen mensajes subliminales. Para llevar a cabo esta técnica se requiere de un complejo equipo técnico y de largo trabajo donde se utilizan recursos humanos y técnicos en conjunto. Es posible que en algunas grabaciones al ser escuchadas al revés se encuentren mensajes subliminales sin intención, sobre todo en aquellos que son grabados en vivo y lanzados al mercado inmediatamente, sin trabajo posterior. Pero la mayoría de las veces, son realizados por personas profesionales que logran introducir mensajes subliminales.

Algunos almacenes y tiendas en la actualidad han introducido mensajes subliminales en su música ambiental, con el fin de que las personas que se encuentren allí en ese momento compren un determinado producto. También como ya dijera, algunos músicos han introducido en sus producciones mensajes subliminales los cuales usted debe analizar de acuerdo al mensaje que escuche de ellos. Algunos de estos mensajes son alusiones sexuales, diabólicas, materialistas, consumistas, etc.

En esto de los mensajes al revés, o como se dice en Estados Unidos backward masking, los más populares son los grupos de rock, tal como los Beatles, Rolling Stones, Ozzy Osbourne, Kiss, demasiados para mencionarlos a todos. Sin embargo, este fenómeno no se ha limitado a la música mundana, sino que hoy también tenemos "rock cristiano".

La música cristiana sin duda debe ser parte de la dieta espiritual de cada cristiano. Es por eso que debe estar inspirada en la Escritura: "Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2 Ti. 3:16). Por lo tanto la Palabra de Dios es pan y comida espiritual para nuestros espíritus. Si esto es así: ¿No debe ser la música que refleja la Palabra de Dios, alimento para nuestro espíritu?

Hoy la música cristiana básicamente nos ofrece dos clases de comida espiritual: caramelos y golosinas que lo único que nos dan son dolor de estómago, y un buen plato con alimentos nutritivos. Podemos atiborrarnos con caramelos y morirnos de hambre, porque los caramelos y las golosinas no tienen ningún valor nutritivo, sólo azúcar. Necesitamos ingerir alimentos saludables para mantenernos vivos. De la misma forma, esta música de caramelos nos puede conducir a mal nutrición espiritual. Nuestros espíritus morirán de inanición si sólo nos alimentamos con la basura electrónica del "rock cristiano" o de la "salsa cristiana", que ahora también se está popularizando en Centro y Sur América.

Para que un himno o un corito pueda ser considerado cristiano, su letra debe ser bien clara a fin de poder comunicar la verdad espiritual correctamente. Además de estar en armonía absoluta con la revelación bíblica y la sana doctrina. Todo su tema debe estar centrado en el Señor Jesucristo. Su objetivo principal será exaltarlo, alabarlo, glorificarlo y mover al cristiano para que someta todas sus actividades a Su voluntad. Si examinamos la música contemporánea cristiana bajo estas premisas, la mayor parte tenemos que desecharla. De hecho, aunque aparentemente alabe y glorifique al Señor, en ella prevalecen las doctrinas falsas y una visión poco profunda de la persona y obra de Jesucristo.

Por otra parte, la experiencia científica ha demostrado claramente que los tonos musicales y los ritmos, aun sin la letra, provocan en el oyente reacciones físicas y emocionales sobre las cuales no tiene ningún control. Es absurdo pensar que el arreglo de la música cristiana contemporánea, la que sigue en su mayor parte el ritmo y armonía de la música secular con sus tiempos y con sus notas disonantes, puede ser un alimento para el alma, cuando de hecho corroe el espíritu en favor de la carnalidad. Una persona siempre tiene que preguntarse esto cuando escucha música cristiana, si la misma estimula el espíritu y la alabanza al Señor o apela a la carne.

Mucho de lo que se llama música cristiana hoy se puede definir como carismática, irreverente, universalista, con trazas de religiosidad, escandalosa y ostentosa. ¿Qué clase de mensaje puede comunicar la música de un concierto de "rock cristiano" donde el mensaje que se presenta va acompañado por guitarras eléctricas estridentes, el repique ensordecedor de la batería, luces, humo y una atmósfera que incita a la sensualidad en lugar de elevar el espíritu? En medio de este estruendo se aúna el hecho de que su letra la mayor parte de las veces es incomprensible al momento de oírla, todo lo cual puede tener un efecto insidioso sobre el creyente. La exposición continua a este tipo torcido de música, puede conducir fácilmente a la aceptación de falsas doctrinas.

Los grupos de "rock cristiano", aseguran que su música es para evangelizar y entretener. Pero la Biblia no dice nada ni siquiera parecido. La Escritura enseña que el propósito de la música, es principalmente para la alabanza, adoración y edificación:

"Entonces cantó Moisés y los hijos de Israel este cántico a Jehová, y dijeron: Cantaré yo a Jehová, porque se ha magnificado grandemente; ha echado en el mar al caballo y al jinete. Jehová es mi fortaleza y mi cántico, y ha sido mi salvación. Este es mi Dios, y lo alabaré; Dios de mi padre, y lo enalteceré... Y María la profetisa, hermana de Aarón, tomó un pandero en su mano, y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas. Y María les respondía: Cantad a Jehová, porque en extremo se ha engrandecido; ha echado en el mar al caballo y al jinete" (Ex. 15:1, 2, 20, 21).

"Y David iba vestido de lino fino, y también todos los levitas que llevaban el arca, y asimismo los cantores; y Quenanías era maestro de canto entre los cantores... De esta manera llevaba todo Israel el arca del pacto de Jehová, con júbilo y sonido de bocinas y trompetas y címbalos, y al son de salterios y arpas" (1 Cr. 15:27, 28).

"Entonces, en aquel día, David comenzó a aclamar a Jehová por mano de Asaf y de sus hermanos: Alabad a Jehová, invocad su nombre, dad a conocer en los pueblos sus obras. Cantad a él, cantadle salmos; hablad de todas sus maravillas... Cantad a Jehová toda la tierra, proclamad de día en día su salvación" (1 Cr. 16:7-9, 23).

"Lleguemos ante su presencia con alabanza; aclamémosle con cánticos... Cantadle, cantadle salmos; hablad de todas sus maravillas" (Sal. 95:2, 105:2).

"Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían" (Hch. 16:25).

"No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones" (Ef. 5:18, 19).

"La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales" (Col. 3:16). {mospagebreak}

volver arriba