Menu

Escuche Radio América

Diferencias entre cristianos “con y sin” Cristo

¿Cómo puedo saber si soy cristiano?  Hay un desconocimiento increíble entre la gente en general de lo que significa ser cristiano.
Algunos confunden el catolicismo romano con el cristianismo.
Algunos llaman al catolicismo secta, otros llaman secta a los cristianos.

Algunos dicen que el catolicismo y el cristianismo deben unirse, mientras que otros, de ambos grupos, no desean unión alguna.
Si usted quiere asegurarse si es o no cristiano, me permitiré decirle cómo cambia el ex-no cristiano que acaba de serlo.
El cristiano viene a serlo por regeneración, el romano católico por tradición.
El cristiano cree que únicamente la Biblia con sus 66 libros constituye la autoridad divina.  Pero el religioso sin Cristo acepta la tradición de su iglesia.
El cristiano acepta como autoridad en asunto teológico, únicamente la Biblia, pero el religioso acepta, además de la tradición, lo que imponen sus superiores.
El cristiano carece de jerarquía eclesiástica, pero el religioso cuenta con una escala de mayor a menor.
El cristiano conoce a un Rey, Jesucristo, pero el religioso conoce a una reina, María.
El cristiano está seguro de su salvación, porque la obtiene por la Gracia Divina al depositar su fe en los méritos de Cristo.  El religioso no cree en la seguridad de la salvación, porque ésta descansa en sus propias obras, las cuales nunca son suficientes.
El cristiano sabe que el bautismo no tiene virtud salvadora alguna, pues se trata de un acto simbólico y es únicamente para quien ya ha sido salvo.  El romano cree que el bautismo salva y forma parte de una larga lista de obras que se deben hacer.
El cristiano adora a Dios sin tener ante sí ninguna imagen que pretenda representar a Dios.  Pero el romano se postra ante imágenes, les prende vela y reza a ellas.
El cristiano únicamente ora a Dios en el nombre de Cristo.  El romano no ora, sino que reza, a Jesús, María, algún santo, etc.
El cristiano sabe que, tan cierto como hay un solo Dios, también hay un solo mediador, Jesucristo.  Pero el romano tiene de mediadores  y mediadoras.
El cristiano cree que al morir, va a la presencia del Salvador.  El romano cree que al morir va al purgatorio.
El cristiano cree que la salvación es posible únicamente mientras el pecador está en su cuerpo, antes de morir, porque lo único que queda luego, es el juicio.  Pero el romano cree que al morir va al purgatorio desde donde podrá salir, siempre y cuando sus amigos y familiares hagan misa por él.
El cristiano cree que es su obligación y su deber, no solamente leer la Biblia, sino escudriñarla y estudiarla.  El romano cree que el público en general no está capacitado para entender la Biblia, por lo cual, únicamente su jerarquía tiene autoridad para decidir el significado del texto sagrado.
El romano sale en procesiones en busca de penitencias y religiosidad.  Pero el cristiano sale en busca del romano perdido para llevarlo a Cristo.
El cristiano cree que Cristo es el único camino a Dios el Padre, al cielo.  Pero el romano cree que lo es María, los santos, las buenas obras, el bautismo, la comulgación, la confesión ante un sacerdote, etc.
El cristiano cuenta con líderes espirituales a los cuales llama, pastores, ancianos, presbíteros, diáconos.  Pero el romano tiene sacerdotes, cardenales, obispos, Papas, monaguillos, monjas, etc.

volver arriba