Menu

Escuche Radio América

Los dibujos animados, los juegos...

Ya no únicamente en USA, sino prácticamente en todo el mundo la cuestión obesidad es una verdadera preocupación de las autoridades. ¿Sabe cuál es uno de los factores principales que sirven de "criadero de obesos?" En parte lo es la alimentación que llegó a llamarse "comida chatarra".

Pero creemos que esta causa ha sido ya desplazada por la gran cantidad de horas que pasan los niños y jóvenes ante el televisor. Como si la vida sedentaria fuera poca, generalmente no se trata de mirar la pantalla solamente, sino que esto va acompañado de gaseosas y otros bocaditos (mejor "bacadazos"), con lo cual el televidente ingiere agua endulzada y otras tantas calorías sin siquiera darse cuenta de ello.

Pero... ¿Es este el mayor peligro que corren nuestros niños y jóvenes? No, porque si sigue leyendo este informe, quedará sorprendido de lo que pueden producir los mensajes subliminales en la mente de la gente joven, y muchas veces en la de los mayores también.

De ninguna manera estamos tratando de decir que el televisor en sí sea malo, pero, tal como ocurre con muchas otras cosas, éste requiere un control estricto. Hoy en día ya no se habla solamente de la pornografía, los vicios, la violencia, el ocultismo y cosas de este tipo que el televisor tan generosamente ofrece a sus usuarios. De manera especial, el televisor es el mejor "tele-evangelista del evangelio de la Nueva Era", pero de una manera tan diluida que cuando su discípulo descubre la trampa, ya está totalmente contaminado con este pseudo evangelio. Una pregunta: ¿Quién está educando a sus pequeños?

¿Qué pasaría si le dijera que su niñera está dándole a sus niños alimento que no es apto para su consumo? ¿Qué si se enterara que su niñera está cometiendo abuso mental y psicológico con sus niños? ¿Qué haría usted? Para algunos padres la respuesta sería bien simple. Les harían preguntas a sus niños, también a la niñera, y si todo estaba bien con sus niños despedirían a la niñera de inmediato. Pero para otros padres sería un poco más difícil. Tendrían primero que considerar estas cosas:

• El tiempo que la niñera ha estado empleada. Si esta niñera ha estado cuidando sus niños por mucho tiempo sería difícil probar su mala conducta.

• Si sus amigos le han recomendado muy bien a esta niñera.

• Tendrían que pensar primero si al despedir a esta niñera sin pruebas absolutas e innegables, sus familiares y amigos no iban a considerarlos fanáticos radicales.

• ¿Cuán encariñados están sus niños con esta niñera? En Estados Unidos, particularmente, si se rompe un vínculo demasiado estrecho entre los niños y su niñera, esto sería considerado abuso.

• Si su cónyuge se opondrá al despido, porque sus niños están demasiado encariñados con la niñera.

• Comparada con otras niñeras, esta no cobra casi nada por su trabajo, no necesita alimentarla y está disponible las 24 horas.

Obviamente estoy refiriéndome a esos que usan su receptor de televisión como niñera. Voy a tratar de hacerle ver la forma tan sutil como la televisión puede cambiar los valores de sus niños. Es importante que entienda que aunque tal vez usted mismo creció viendo televisión diariamente, las cosas en la actualidad no son lo mismo. Permítame aclararle, no hay nada de malo con la televisión en sí. De hecho puede ser usada como un vehículo para propagar el evangelio. Yo he tenido la oportunidad de ver programas cristianos excelentes y programas educativos de óptima calidad, desgraciadamente casi nadie la usa para esto, además la gran mayoría de programas "cristianos" realmente no son cristianos y la televisión "educativa" está más plagada de humanismo que de cualquier otra cosa, amén de que es utilizada para propagar la teoría atea de la evolución.

Según una encuesta reciente que fuera publicada en un periódico norteamericano, 97% de los hogares en Estados Unidos tienen televisión, mientras que sólo el 94% tienen agua corriente. Esto quiere decir que 97% de todos los norteamericanos tienen receptores de televisión dentro del hogar, mientras que un 3% tiene que salir afuera para usar el servicio sanitario. Pero usted tal vez dirá: «¡No, eso no es posible, no en Estados Unidos!». ¿No me cree? Bueno, sólo tome su automóvil y viaje por el campo y encontrará casas rodantes con una antena parabólica al frente o en la parte trasera, pero que no tienen servicios sanitarios.

Hay videos cristianos muy buenos para adultos, al igual que para niños. También hay uno que otro predicador que semanalmente predica el evangelio puro por televisión, aunque debo aclarar que son muy raras excepciones. Pero permítame explicárselo en términos más sencillos: la televisión es como el maíz. Cuando el maíz se prepara en diferentes platillos es muy sabroso y nutritivo, sin embargo hay algunos que hacen licor de maíz y éste no sólo intoxica el cuerpo, sino que en ocasiones hasta ha causado la muerte de personas.

Aristóteles, el célebre filósofo griego, dijo: «La imitación es algo natural en el hombre desde su infancia... el ser humano es la criatura que más imita en el mundo, y aprende desde el principio imitando». Mientras esto es lo que enseña la Palabra de Dios: "Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él" (Pr. 22:6).

No hace mucho, mientras visitaba a una familia, en forma distraída me puse a observar la película de dibujos animados que estaba viendo uno de los niños más pequeños de la casa, quedándome asombrado al reconocer los símbolos ocultistas que aparecían allí. La historia que estaban presentando era similar al relato del Génesis de la Biblia, la única diferencia era que Dios no había creado el mundo, sino Satanás y que el poder de Satanás no sólo gobernaba a las criaturas malas, sino también a las buenas. Esto me dejó completamente impresionado y me puse a pensar en cuántos padres en el mundo están ignorantes de lo que ven sus hijos cada día en la televisión.

Luego, al visitar una de las principales jugueterías de San Francisco, me sorprendí aún más al descubrir que ya los niños no juegan con juguetes tradicionales como el carrito, la pelota o la muñeca que llora y dice mamá, sino que las tiendas de juguetes están abarrotadas de figuras mitológicas, dioses babilónicos y símbolos ocultistas. Los antiguos dioses demoníacos están hoy con nosotros. ¡Los odiosos monstruos híbridos que adoraban los antiguos babilonios, sumerios, egipcios y chinos ahora son juguetes de nuestros niños! Los dioses y diosas de los griegos y romanos todavía nos gobiernan. Los antiguos símbolos mágicos, las prácticas y ritos ocultistas son bien populares entre nuestros niños, porque se les ha ido enseñando en forma sutil. ¡Ellos se están convirtiendo en pequeños aprendices del ocultismo! Y lo más increíble es que nuestros niños no tienen que asistir a los templos de mármol de la antigüedad ni a un bosque umbrío, ¡sino que estas enseñanzas las reciben en la sala o en la habitación de su propia casa!

Día tras día, año tras año, millones de niños permanecen con la vista fija ante el fosforescente altar de un televisor entre cuatro a siete horas diarias, impregnándose literalmente en las propias profundidades de estos seres mitológicos, de esas imágenes de violencia, ocultismo, sexo, muerte y hedonismo que son presentadas en forma tan poderosa en las "inocentes" series de dibujos animados.

De acuerdo con Las Encuestas de Televisión de Nielsen, los niños norteamericanos entre los 2 a 7 años de edad, pasan entre 27 a 30 horas a la semana viendo televisión. Esto no es nada nuevo, usted lo sabe. Dice en el libro Sociedad Tóxica: «Para el tiempo en que el niño promedio sale de la escuela primaria, él o ella ha sido testigo de 8.000 asesinatos y otros 100.000 actos de violencia en la pantalla de televisión. El televidente promedio presencia 150 actos de violencia y cerca de 15 asesinatos cada semana».

Trágicamente en nuestros días la televisión se ha convertido en el educador número uno y en la niñera gratuita de muchos hogares. Para el tiempo en que un niño promedio alcanza la edad de 18 años, habrá almacenado de 15.000 a 22.000 horas de televisión, lo que equivale a 10 años de 40 horas por semana. Increíble, ¿verdad? Esas cifras son bien solemnes especialmente cuando consideramos que el niño promedio sólo pasa unas 11.000 horas en la escuela y en el mejor de los casos unas 200 ó 300 horas en la escuela dominical.

Pero... ¡Por el amor de Dios! ¿Cuánto puede aprender un niño durante todas esas horas? ¿Es que acaso importa realmente eso? Porque después de todo, sólo se trata de dibujos animados y programas de televisión para niños, y si el chico está muy tranquilo sentado en la alfombra o en un sillón, sin molestar a nadie ¡qué más podemos pedir! No obstante, el hecho cierto es que la mayoría de dibujos animados de hoy, al igual que los juguetes están saturados no sólo con violencia, sino con ocultismo, algunos en forma obvia y otros de manera sutil, pero lo más terrible es el poder y el impacto potencial que ejercen en la mente vulnerable de los niños.

Los preescolares tal vez no entiendan esto, pero en los cientos de horas que pasan viendo estos dibujos animados en televisión sin ningún tipo de supervisión y jugando con juguetes basados en estas mismas series televisadas, se familiarizan con ellos y se fascinan con los símbolos y conceptos básicos ocultistas de la Nueva Era con los cuales habrán de encontrarse tan pronto crezcan.

De la misma manera las caricaturas hoy en día están saturadas con historias de extraterrestres, en la mayoría de los casos, estas criaturas viven en armonía con los seres humanos como una preparación para el gran día cuando esos "extraterrestres", quienes en realidad son las huestes de Satanás, tratarán de tomar control de este mundo en su arremetida final.

Los del movimiento de la Nueva Era no tendrán dificultad alguna para explicarles a esos niños los conceptos profundos que se necesitan para construir el Antahkarana, el Puente del Arco Iris entre el hombre y el "alma superior" que no es otra cosa que Lucifer, y no tendrán problema porque esos niños ya saben por los dibujos animados, que el arco iris es el puente sobre el cual pueden viajar para alcanzar ese alguien que les dará la felicidad. La mayoría de niños no tendrán obstáculo alguno en aceptar las creencias ocultistas en el poder de los cristales, porque por años han visto en televisión que los duendecillos y hadas del sueño usan los cristales para adquirir poder.

Están familiarizados asimismo con los conceptos de la percepción extrasensorial, porque cuando este o aquel héroe se da cuenta de súbito que puede escuchar los pensamientos de las criaturas, entiende que puede leer el pensamiento. «Esto es telepatía», le dice a los millones de niños televidentes. Las niñitas no tendrán ningún problema para aceptar el concepto de la diosa madre o de que ellas mismas pueden llegar a convertirse en diosas, porque por años han vivido la fantasía de Wonder Wooman (La Mujer Maravilla), She-Ra, Xena, y de un interminable número de diosas mitológicas.

En la actualidad hay literalmente cientos de series de dibujos animados basadas en el ocultismo, asimismo películas, videos y juguetes. Y cada día aparecen más de todas estas cosas con una pequeña diferencia ocultista o una Nueva Era técnica. Hablar sobre esto constituye un tema inagotable. Quiero aclarar que los ejemplos que brindaré no son los únicos, ni tampoco los peores, pero son tantos que es imposible abarcarlos a todos.

La Violencia

Pero nuestros hijos no sólo están expuestos a la influencia del ocultismo por el cine y la televisión, sino también a la violencia de nuestra sociedad. Un examen detenido del entretenimiento disponible para nuestros hijos tiene por obligación hacernos reflexionar porque nos damos cuenta de inmediato que ellos están creciendo en medio de la violencia y el ocultismo y que estas serán las tendencias que sin duda reflejarán en su edad adulta.

Tal parece que promover la guerra y la violencia representa muchas ganancias para las compañías que fabrican juguetes. Las ventas por conceptos de juguetes bélicos suman miles de millones de dólares. Las compañías fabricantes de juguetes están financiando ahora cerca del 95% de los programas de caricaturas. Estudio tras estudio realizados en niños de todas partes del mundo confirman la correlación directa que existe entre la violencia de los dibujos animados y el comportamiento agresivo y hostil de muchos niños.

De acuerdo con un estudio realizado recientemente por el gobierno de Estados Unidos, los niños comienzan a imitar lo que ven en televisión desde los catorce meses de edad. Ya desde entonces el niño puede ver cómo se opera un juguete en la televisión y repetir esas mismas acciones al día siguiente cuando se le da el juguete. Andrew Meltzoff, un psicólogo de la Universidad de Washington concluyó afirmando: «La televisión puede influenciar más de lo que se había pensado el desarrollo prematuro del lenguaje del niño al igual que su actitud y comportamiento en la sociedad».

Los líderes de la Nueva Era han dejado bien claro que están determinados a iniciar a nuestros hijos en su programa. Los dibujos animados ocultistas, las revistas de caricaturas, las películas, juguetes y juegos son para la religión de la Nueva Era lo mismo que son para los cristianos las clases en la escuela bíblica dominical sólo que en el primer caso es multiplicado por miles. Además de todos los peligros a que se haya expuesto un niño al observar cotidianamente los dibujos animados, también existe un peligro espiritual mucho mayor, porque entre más un niño sea estimulado a experimentar y jugar con el ocultismo más estará atrayendo a entidades demoníacas. Si usted piensa que los niños están a salvo de la atención de los demonios, por el simple hecho que son criaturas inocentes y sólo "están jugando", permítame decirle que está muy equivocado. A Satanás y a sus demonios no les importa cuán joven puede ser una persona cuando traspasa el territorio que les pertenece. Hay casos muy bien documentados de posesión demoníaca en niños, incluso hasta en el Nuevo Testamento.

¿Es su niño más agresivo y violento?

La violencia y la agresividad se han convertido en un problema creciente entre los niños hoy. Decía el periódico The Charlotte Observer, de Oslo, Norway, del 17 de octubre de 1994: «Nadie sabe si los poderosos Power Rangers desempeñaron un papel en la muerte de una niña de cinco años que fue apedreada y pateada por sus compañeros de juego y luego fue abandonada para que se congelara en medio de la nieve, pero las cadenas de televisión no corrieron ningún riesgo. La cadena de televisión 'Scandinavian' TV3, suspendió de inmediato la ampliamente popular serie de su programación en Noruega, Suecia y Dinamarca, en respuesta al debate sobre la violencia en los programas de niños».

También leemos en The Charlotte Observer, del 3 de noviembre de 1994: «La paliza que se le diera a Rita Repulsa, uno de los personajes de Power Rangers, tal vez no sea un hecho demasiado violento para que lo vean los niños norteamericanos, pero sí ha sido demasiado para la gente de Canadá. Estimulados por una industria conciliar que determinó que los poderosos Power Rangers presentan violencia excesiva, una cadena de televisión en Canadá suspendió el popular programa de televisión».

¿No le parece extraño que Noruega, Suecia y Canadá, países que no tienen necesariamente una larga herencia de valores cristianos hayan dicho no a la violencia, mientras que Estados Unidos conocido en todo el mundo como un nación cristiana, no vea nada de malo en ello? ¿Acaso este tipo de programas no afecta los hogares cristianos? La respuesta es ¡sí, por seguro! Recientemente, una maestra de segundo grado compartió su observación conmigo, me dijo: «He enseñado a estudiantes de escuela elemental por años, pero algo está comenzando a alarmarme. Antes los niños jugaban en los columpios, los toboganes y en la tabla del sube y baja. Ahora estas cosas permanecen vacías, mientras que los niños se involucran en enfrentamientos usando el estilo de las artes marciales de patadas y golpes de tajo con las manos».

¿Rechaza su hijo su autoridad?

Uno de los temas predominantes en los programas de televisión es que los niños están en lo correcto y que sus padres son unos incompetentes. Eso fue exactamente lo mismo que Hitler les dijo a los seguidores de su movimiento. Les hizo creer que sus padres habían fallado y que él iba a rescatarlos para salvar la raza. Antes se acostumbraba que los hijos honraran a sus padres. Según la Biblia esto es lo debido. En la actualidad los humanistas han privado a los padres de familia de su autoridad y se la han dado a sus hijos. Hoy los niños están demandando a los padres y a diario vemos en los noticieros de televisión o leemos en los periódicos de otros que asesinan a sus padres.

Dice la Biblia sobre las personas con una mente reprobada: "Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia" (Ro.1:28-31).

Hay que señalar algunas cosas de estos pasajes para ayudarle a entender cuán sutil puede ser el cambio que está teniendo lugar en sus niños. Un detractor es una persona que le inflige daño verbal a su prójimo. ¿Acaso su niño no le ha dicho cosas que hace que algunas veces usted le diga: «¿En dónde aprendiste eso?» o «¡Qué nunca más vuelva oírte decir eso!». ¿Está su hijo lleno de rencor? Hay una gran diferencia entre un niño de un carácter fuerte y uno rencoroso. ¿Ama su hijo las cosas de Dios? ¿Le aburre a su niño la escuela dominical? ¿Es su niño desobediente a su autoridad de padre? ¿Carecen sus niños de afecto natural? No tener afecto natural significa no amar a su familia. ¿En algún momento ha oído a sus hijos decir declaraciones como estas: «Cuando cumpla 18 años me largo de esta casa» o «Desearía no haber nacido nunca en esta familia?»

Sé que son preguntas duras, pero... ¿Están pasando sus hijos adolescentes por un período de rebelión? Tal vez algunos digan: «Desde que el mundo es mundo siempre ha sido así, lo que pasa es que ahora todo se sabe debido a los medios noticiosos». ¡La realidad es que sus hijos están siendo transformados sin que usted se dé cuenta, justamente en la sala o en las habitaciones de su propio hogar!

Si sus niños tienen problemas para distinguir entre la fantasía y la realidad, eso quiere decir que ya han sido "transformados". Anton LeVay, el fundador de la iglesia satánica, decía que la mejor forma de guiar a una persona hacia el ocultismo es por medio de la fantasía. Pero algunos dicen: «¿Acaso usted cuando era niño no jugaba a los policías y ladrones o a los vaqueros y los indios?» Sí, así es, pero la mayoría de los niños querían ser los buenos y acabar con los malos, pero hay otra cosa más importante que debo aclarar:

• Cuando yo era niño tanto los policías como los ladrones en las películas eran adultos. Los niños no podíamos identificarnos de ninguna manera con estos personajes. Sin embargo, hoy los niños son bombardeados con imágenes de niños haciendo el papel de asesinos. Es por eso que ellos ven todo eso como "normal", porque pueden identificarse plenamente con los personajes. Estamos viendo ahora un aumento sin precedentes en la violencia entre los niños. No hace mucho todos nos estremecimos al oír lo que hizo un niño de seis años que golpeó brutalmente a una pequeña bebita y apenas hace unos días otro niño de cinco años apuñaló a otro de tres.

• La televisión hoy en día es más gráfica al mostrar escenas de crímenes. Cuando yo era niño, sólo se veía cine, porque entonces no había televisión, y en las películas sólo se veía a los indios cayendo desde los caballos. Se escuchaba el disparo y se veía caer al indio. Hoy, usted no sólo escucha el disparo, sino que ve el rostro de la persona hacerse pedazos y la sangre brotando a borbollones de las heridas. En las películas viejas, las cámaras eran la segunda persona. Usted veía a alguien más dispararles a las personas. Ahora la cámara es la primera persona. El ángulo de la cámara enfoca sólo el tambor y el cañón del revólver y usted se convierte en el asesino. Además, gracias a la televisión por cable todas las grandes producciones de cine pueden verse por televisión.

Los niños de hoy están en problemas y tenemos que hacerlos volver a la realidad. Cada 30 minutos, 29 adolescentes en Estados Unidos tratan de suicidarse, 23 niñas adolescentes abortan y 685 más se convierten en drogadictos. Esto no sólo puede achacársele a padres y hogares malos, sino que los encargados del llamado "entretenimiento" deben aceptar también la responsabilidad de sus acciones.

La comunicación con los muertos

Otro de los temas que se fomenta en los dibujos animados es la comunicación con los muertos. Las series sobre fantasmas que tienen trato con los niños es cosa común. El argumento común es que «los fantasmas son espíritus de personas que tienen negocios sin concluir en este planeta». La Biblia enseña: "Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio" (He. 9:27). El hombre rico que estaba en el infierno no podía ponerse en contacto con sus familiares vivos: "Pero Abraham le dijo... Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá" (Lc. 16:26). El hablar con los muertos, la necromancia, es una abominación ante Dios.

Son incontables los programas de televisión en Estados Unidos en los que las personas presentan testimonios sobre el "fantasma" o "fantasmas" con quienes conviven. La gran mayoría no les teme, yo diría que están "familiarizados con ellos", algunos incluso han dicho que conversan con los fantasmas y hasta les tienen "afecto". Y este es el punto, la forma cómo las personas sucumben sutilmente a las trampas del diablo, ¡porque no son ningunos fantasmas, sino demonios!

Es posible que algunas de esas historias sean inventadas, eso no podemos descartarlo, pero la Biblia también dice en 1 Timoteo 4:1: "Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios". La palabra que está traducida en nuestra Biblia como "engañadores", también significa ser engañado por alguien astuto, taimado. Padres de familia, tengan mucho cuidado, estén atentos a lo que ven sus hijos, estamos viviendo en los últimos días, Satanás sabe que le queda poco tiempo, él está usando a sus agentes hoy como nunca antes, para adoctrinar a sus hijos y prepararlos para el gran engaño religioso mundial de los últimos días, la religión de la Nueva Era.

La firma Disney, que muchos la consideran como una fuente sana de entretenimiento, nunca ha presentado al cristianismo bajo una luz positiva. Note que en los Parques de Atracciones Disney, se omite deliberadamente la iglesia. Lo más triste de todo es que los cristianos son los que más contribuyen a los ingresos y ganancias de Disney, porque por años han vivido engañados creyendo que esta empresa es una organización buena, cristiana, que promueve la moral y las buenas costumbres, pero nada está más lejos de la verdad.

La firma Disney es propietaria de la cadena de televisión ABC que presenta toda clase de películas, violentas y pornográficas. Disney también produce películas que no son para niños, ya que es dueña de la firma Touchstone Films. Muchas de sus películas tratan de astrología, ocultismo, paganismo y todo tipo de perversidades.

La Biblia condena la astrología y dice en Isaías 47:13, 14: "Te has fatigado en tus muchos consejos. Comparezcan ahora y te defiendan los contempladores de los cielos, los que observan las estrellas, los que cuentan los meses, para pronosticar lo que vendrá sobre ti. He aquí que serán como tamo; fuego los quemará, no salvarán sus vidas del poder de la llama; no quedará brasa para calentarse, ni lumbre a la cual se sienten". Como padre, usted necesita tener mucho cuidado respecto a lo que ven sus hijos: "Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar" (1 P. 5:8).

Los juegos de video

Hay un juego muy popular de computadora que se conoce en Estados Unidos como "Doom". Sé que muchas personas, incluso cristianos, pasan horas practicando este juego que por cierto causa adicción. En él, usted recorre castillos y mazmorras y se enfrenta contra dragones y monstruos. Hace unos años era el juego más real por computadora, pero en la actualidad el mercado está prácticamente abarrotado de juegos similares. Una revista especializada comentó que cuando una persona comienza a jugar "Doom" lo hace por más de 40 horas la primera semana. ¡Es terrible!

En otro juego popular las personas se enfrentan contra nazis. El objetivo es acabar con ellos. Cuando se encuentra cara a cara con uno y le dispara primero, el hombre cae de rodillas e implora que le perdone la vida, pero si titubea y no le dispara, él le dará muerte a usted. El juego continúa así de la misma forma, ¡acabando con hombres que están implorando por su vida!

Durante la II Guerra Mundial se llevó a cabo una encuesta, debido a que la tasa de muertes era muy baja. Los altos oficiales se preguntaban, «por qué el número de bajas en el enemigo eran tan reducidas». La encuesta reveló que sólo del 15 al 20% de los soldados estaban disparando sus armas, porque tan pronto como miraban a sus víctimas cara a cara, se sentían incapaces de jalar el gatillo. Conforme el ejército continuó con sus investigaciones se enteró que cerca del 90% de las armas que se usaron durante la batalla de Getysburg estaban cargadas, y que algunas incluso tenían doble carga.

¿No ha visto alguna vez en las películas que los soldados todos levantan sus armas al mismo tiempo y disparan contra el pelotón de soldados enemigos que corren todos al asalto y que vuelven a cargarlas de inmediato? Bueno, 90% de estas personas no dispararon la primera vez, sin embargo volvieron a cargar las armas. No tuvieron el valor para dispararles a los soldados enemigos que venían corriendo para arremeter en contra de ellos, y al volver a cargar el arma querían hacer creer que la habían disparado.

Después de evaluar todo esto, los altos estrategas del ejército comenzaron a preguntarse qué podían hacer para remediar esta situación. Hasta ese momento los soldados habían estado disparándoles a blancos con círculos concéntricos, pero el ejército decidió cambiar esto y determinó que los combatientes comenzaran a dispararles a blancos que lucían como soldados enemigos. Esto se hizo antes de la guerra de Vietnam y el resultado fue que el 95% de los soldados dispararon sus armas durante esa guerra, justo porque los habían entrenado para que les dispararan a blancos que lucían como personas y no como círculos.

Ahora piense por un minuto en esto, a los niños hoy se les está preparando para que les disparen a hombres generados por la computadora, que lucen bien reales y que además les imploran: «¡Por favor no me mates!» ¿No cree usted que esto es más real que una figura con apariencia de hombre recortada en un cartón? Y eso sólo si hablamos de la computadora. Pero... ¿Qué pasará cuando estos niños puedan estar totalmente inmersos en un medio creado por la realidad virtual? Se podría crear incluso un medio en el que podrían interactuar cada día al llegar a casa y dispararle a este profesor virtual que le reprende a diario enfrente de toda la clase. ¿Cuántos otros límites no se traspasarán con la realidad virtual?

¿Cómo se comportarán las personas en un mundo virtual? Cuando le tomen el gusto a asesinar y el mundo virtual ya no los satisfaga, ¿darán el siguiente paso y comenzarán a darle muerte a personas reales? Uno de los principales impedimentos para que los seres humanos cometan algunos de los peores pecados en la sociedad es la falta de valor. Pero si poco a poco van acostumbrando sus sentidos a la violencia y a un comportamiento antisocial, llegará el día en que no tendrán problema con la falta de valor. Además, ¿qué clase de mundo virtual crearán las personas? No será uno donde estarán friendo pollo o jugando a comprar en tiendas, sino que será algo mucho más emocionante. Incluso crearán mundos virtuales en que cada uno podrá ser el presidente de Estados Unidos. Obviamente cada uno deseará ser la figura principal en su mundo virtual. Es su juego, ¿cierto? Incluso, las personas hasta podrían perder interés por vivir la vida real, siendo que en su mundo virtual, son los héroes. Es muy posible que nuestro modo de ver las cosas y de interactuar cambie.

Si las estadísticas indican que las personas ven un promedio de siete horas de televisión cada día, ¿cuántas horas pasarán cuando tengamos juegos de videos virtuales? No olvide que en el mundo virtual uno puede hacer que los demás reaccionen en la forma como uno desea y que lo adoren si así lo desea. ¿Y qué con respecto al sexo virtual? Más le vale que crea que las personas participarán de sexo virtual. La pornografía es la industria número uno que impulsa la internet. En la internet hay Chat groups («grupos para charlar»), si usted disfruta de algún pasatiempo en particular, allí encontrará agrupaciones de personas que comparten sus mismos intereses, desde la cría de cualquier mascota, hasta tejidos de hilo, ¡lo que sea!

Pero... ¿Cuáles son los grupos más populares en la internet? Los que gustan de hablar del sexo e incluso practican el sexo por computadora. La adicción sexual es la fuerza que impulsa el mundo. Además, ahora se está creando la tecnología para que dos o más personas interactúen. Este mundo virtual en el que interactuarán varias personas ya está en las mesas de planeación de los expertos. Veamos ahora lo que dice Apocalipsis 13:14, 15: "Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió. Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase". Todos nosotros estamos familiarizados con este pasaje. De alguna forma esta imagen sabrá si alguien no le adora. Hablará y tal parecerá que está viva.

Pero... ¿En dónde se encontrará esta imagen? ¿En París? Pero, si está allí... ¿Cómo podría ir la humanidad entera a París para adorar la imagen? ¿O es que acaso estará en Australia? ¿O en Estados Unidos? Tal vez la imagen se encontrará en el espacio cibernético. Quizá se trate de una imagen con la que todos podrán interactuar a través de la computadora. Lo único que tendrán que hacer será ponerse el casco y ver la imagen. Ella sabrá por las acciones de cada uno si le adoran o no.

Ahora, no vaya a mal interpretarme. No estoy diciendo que esta profecía va a cumplirse exactamente así, lo único que sé es que el Anticristo llegará al poder mediante engaño, mentira y confusión y que vamos camino a un mundo en el que predominará el engaño. Este medio virtual ya se está construyendo sobre una premisa: Si puedo crear un pequeño universo en el que cada detalle esté de acuerdo a mi voluntad, yo soy el dios de ese mundo y puedo ordenarlo de la forma que mejor me parezca. Esencialmente vamos a terminar con una creación colmada de "pequeños dioses", tal como dice la Biblia que será en los últimos días.

Usted y yo tenemos una relación cotidiana con Cristo mediante la oración y la lectura de la Biblia. Tal vez las personas que queden en la tierra después que tenga lugar el rapto, tendrán una relación personal con la bestia a través del espacio cibernético. Vuelvo y repito, no estoy afirmando que será así, sino que no deja de ser una posibilidad intrigante.

Está emergiendo un sistema que está uniendo al mundo. Se está echando por tierra el efecto de la torre de Babel, las consecuencias de la confusión de los idiomas. Yo puedo enviar una carta en español a través de la internet a una persona en Hong Kong. Aunque él no hable español, ni yo chino, eso no importa, porque esa carta puede ser traducida al chino mientras va en camino. La barrera de la comunicación que Dios levantara durante la torre de Babel está cayendo.

Pokemón

Una de las series de dibujos animados que más ha causado furor en nuestros días es Pokemón. Comenzó como un juego portátil de video y explotó a través de todo el globo, desde tarjetas para intercambiar hasta convertirse en la serie de dibujos animados número uno para niños.

El fenómeno de Pokemón se inició en Japón en 1996, cuando la empresa de videojuegos Nintendo, inició una moda al introducir su juego portátil llamado Pocket Monsters, que traduce «monstruos de bolsillo». Pokemón es simplemente una abreviatura de estas dos palabras. Es una serie que se basa en criaturas mitológicas que comparten el mundo con los seres humanos.

Pokemón comenzó en Japón con un joven llamado Satoshi Tajiri a quien le encantaba atrapar insectos y guardarlos en frascos para luego hacerlos pelear, tal como en las películas de Godzila. Esta afición lo conllevó a crear su propio juego de video, terminando por producir un programa para la compañía Nintendo Game Boy. Fue así como Nintendo lo lanzó al mercado y se convirtió en un éxito rotundo al vender rápidamente cuatro millones de copias solamente en Japón. Así rompió todos los récords.

La meta del juego es atrapar a tantos personajes de Pokemón como sea posible. Esto en realidad significa que el niño se convierte en esclavo virtual del juego en su afán por coleccionar cada uno de los tipos de Pokemón, en el menor tiempo posible. El juego comenzó con unas decenas de caracteres, pero cuando Nintendo vio la prometedora venta de los Pokemón, rápida y sagazmente le añadió 100 nuevas criaturas que también debían ser atrapadas. Fue entonces que lanzaron al mercado Pokemón Oro y Pokemón Plata para Game Boy.

La estrategia esclavista del juego es tan cruda que algunos chicos comenzaron a robarle dinero a sus padres para continuar atrapando los Pokemón. Una de las publicaciones más importantes en el mundo de los juegos, Electronic Gaming Monthly evaluó el juego con estas palabras: «El juego te programa para coleccionar cosas... El jugador promedio es motivado a convertirse en el 'mejor coleccionista posible de todo el equipo de Pokemón'. Eso lo convierte en el mejor».

Es fácil advertir por qué los niños andan como locos buscando dinero y pidiéndoles dinero a sus padres para completar la colección, ya que anhelan ser el mejor. La tensión que experimentan algunos padres por tratar de cumplir con las expectativas de sus hijos es asombrosa. Muchos padres cristianos con ingresos modestos, no pueden darse el lujo de tener a sus niños en casa solicitando dinero para comprar basura que no tiene ningún valor, más allá del precio asignado a la mercancía por comerciantes sin escrúpulos que sólo están motivados por el dinero.

Muchas personas también han asociado a Pokemón con el ocultismo, ya que el nivel de dependencia que los niños adquieren después de ser introducidos a los dibujos animados, es ciertamente opresivo y por tanto satánico. Además, aseguran que muchos de los nombres de los caracteres son sobrenombres de demonios, tal como Pokemón Bellsprout, Weepinbell y Victreebel los cuales tienen el prefijo «bell» y el sufijo «bel» lo que los asocia con los antiguos dioses caananitas de los ritos del dios Baal. El juego promete a los niños promesas tentadoras como poderes sobrenaturales.

Los padres de familia, especialmente los cristianos, deben estar bien al tanto de los graves peligros que acarrea el dejar que sus hijos se expongan a las enseñanzas de estos dibujos animados y a la compra de juguetes de significado místico y ocultista, tales como los Power Rangers, Ranma, Samurai X, Escuadrón Exo, Los Caballeros del Zodiaco, Los Paw Paw Bear, Pokemón, Dragon Ball Z, Yu-Gi-Oh, y tantos otros, cuyos nombres ni recuerdo, ni mucho menos sé cuál es su traducción en español.

Los Simpsons, Beavis and Butt-head y Futurama

Por casi un siglo las criaturas creadas gracias a la habilidad de los dibujantes, fueron un medio para entretener a los niños. Los osos animados, conejos, patos y ratones, se convirtieron en compañeros universales de los chicos. Se entendía que las caricaturas eran para ellos, pero ese ya no es el caso, de hecho la década de 1990 fue testigo de una invasión de dibujos animados tan extraños y de apariencia tan desagradable que cambió por completo la faz de la animación.

En 1989, Matt Groening estrenó su serie animada La familia Simpson, una sátira para adultos de una familia suburbana. Pocos años después MTV estrenó Beavis and Butt-head. Y a partir de ese momento tuvimos literalmente un diluvio de este tipo de caricaturas. Ahora, tal parece que todos están haciendo dibujos animados para una audiencia más adulta, pero que en realidad atrae a los niños un poco mayores y a los adolescentes como moscas a la miel.

Esto nos lleva a Futurama, también creada por Matt Groening. Esta serie fue designada intencionalmente para debilitar los valores morales de la sociedad y para provocar la ira de las personas conservadoras, algo que La Familia Simpsons ha estado haciendo por más de una década.

Los dibujos animados japoneses

Los dibujos animados más de moda entre los niños y los adolescentes, y sobre los cuales la mayoría de adultos ni siquiera conoce, son los dibujos animados japoneses conocidos como Anime. La animación japonesa cruzó el Pacífico y se integró profundamente en la conciencia de la juventud americana. Los vendedores minoristas de video descubrieron las jugosas ganancias que representaban estos dibujos animados para adultos hace varios años, los que constituyen un gran éxito de venta en toda América. Las producciones de Anime comenzaron con los dibujos animados de Speed Racer (Meteoro en América Latina) y Kimba the White Lion (Kimba el león blanco). Estas fueron las primeras series de dibujos animados japoneses, pero en la década de 1990 perdieron por completo toda su inocencia.

Las series animadas japonesas modernas, contienen escenas de nudismo completo, brutalidad excesiva y gráfica, lenguaje totalmente obsceno, algunas hasta temas de homosexuales y lesbianas y profundo ocultismo. Esta insensible explotación de sexo, violencia, obscenidad y falsificación espiritual, es absolutamente intolerable.

Si bien no todos los dibujos animados Anime son de este tipo, los padres de familia deben tener mucha precaución y estar atentos a lo que sus hijos ven. La gran mayoría de este material no ha pasado por la censura, por lo tanto cuando se renta un video o se compra una historieta cómica, es muy difícil saber si es o no es pornográfico. Nunca piense que Anime son sólo simples dibujos animados. En realidad muchos de esos productos moralmente corruptos, constituyen uno de los peligros más grandes para los niños y adolescentes en nuestro día.

Dragón Ball Z

Lo que voy a compartir con usted es el compendio de una investigación realizada con respecto a la serie de dibujos animados Dragon Ball Z. Bik Studio Shueisma Animation, una de las compañías de mayor éxito en China, es la creadora de la mayoría de dibujos animados que se transmiten a nivel mundial, tales como: Los Thundercats, Pokemón, Caballeros Del Zodiaco, Senry, Saylor Moon, etc. Sin embargo, de todas estas series de dibujos animados, Dragon Ball Z es la de mayor éxito, con ganancias multimillonarias.

¿Quién no ha oído hablar de este dibujo animado que ha atrapado a miles de niños a nivel mundial, incluso a adolescentes y adultos? Pero... ¿Por qué está sucediendo esto? Algunos afirman que la compañía está asociada con Satanás, ya que los creadores de las diferentes caricaturas acostumbran ir a un lugar llamado Milk. Este lugar es una colonia China en la que sus habitantes son brujos, hechiceros, y espiritistas. Según dicen es una colonia gobernada por el mismo Satanás, y es allí donde los creadores de estos famosos dibujos animados van a pedir la bendición de los brujos y hechiceros para que los dibujos sean un gran éxito.

Ahora permítame contarle algunas de las características de sus principales personajes y algo de la trama, y usted mismo podrá sacar sus propias conclusiones. Estos dibujos animados se basan en un famoso cuento chino escrito por el sacerdote budista Wu Cheng. El nombre Dragon Ball Z significa «bestia en venida». El personaje más destacado es un excelente luchador de las artes marciales llamado Gokú cuyo nombre verdadero es Kakaroto, que significa «posesión maligna». Gokú pertenece al mundo de los sayayines. En algunas ciudades orientales a los endemoniados poseídos por el demonio se les denomina Sayayin. Gokú pelea por varias técnicas de lucha, y cada técnica tiene su significado, a continuación indicaremos las más usuales:

El Kame Hame Ha: esta es una palabra clave que los brujos y espiritistas chinos utilizan en los ritos diabólicos para sentir la presencia de los demonios en sus vidas y recibir poder.

El Kayoken: es una poderosa fuerza maligna que el diablo le otorga a los hechiceros o espiritistas cuando quieren ascender más. Para esto tienen que esperar seis días en un lugar apartado con el diablo en preparación para recibir esa fuerza maligna.

Gokú tiene esposa, suegro y amigos inseparables. La esposa se llama Milk y como ya expliqué, es el nombre de una colonia al sur de China donde sus habitantes son brujos, hechiceros y espiritistas. Ellos practican todos los martes y viernes sus ritos y cultos a Satanás. El suegro se llama Exsatan, nombre que significa «mi Satanás». Uno de sus amigos se llama Pícoro, nombre que quiere decir «rey maligno de otro mundo». Pícoro opina que el infierno es un lugar espléndido.

Ten Shingan es el demonio que los brujos, hechiceros, dicen que está en todo lugar y les protege de día y de noche. Por eso tiene tres ojos y su tercer ojo todo lo ve. Krillin es el nombre de una hechicera del siglo Xll. Tiene seis cuervos negros y dice que los cuervos son espíritus que la acompañan, mientras que los seis puntos en la cabeza del niño Krillin son espíritus malignos.

Yancha es el nombre de un poderoso brujo que todavía existe en China y a quien se adora abiertamente. Su dios y creador es Satanás. Roshi es el maestro de Gokú, su nombre es el de una esencia aromática maligna hecha a base de yerbas que utilizan los brujos en Milk para rociarse todo el cuerpo antes de sus cultos o ritos diabólicos. En estos dibujos animados también encontramos el nombre de algunos dioses o maestros cuyo significado nos ponen a pensar:

Kaiosama: maldad eterna

Kamisama: infierno eterno

Enmasama: pecado eterno

Rey Yomma: príncipe de Satanás

• Se habla además de un planeta llamado Name Kaskin. Esta palabra está formada de los idiomas chino y árabe y significa «lugar tormentoso», allí se encuentran las esferas del dragón.

• El dragón se llama Shailon. Tiene poder y concede todo tipo de deseos y peticiones que se hagan si se unen las siete esferas. Shailon significa «eterno y poderoso Satanás».

Estoy seguro que la gran mayoría ignora todo esto. Esta serie animada representa mucho peligro para todos los que la ven, porque Satanás se manifiesta abiertamente a través de ella, trayendo consigo maldad, espíritu de enemistad, mentira y cosas negativas para todo aquel que la ve. La serie es tan productiva para sus creadores, que la encontramos en álbumes, cintas de video, toda clase de juguetes, útiles escolares, en ropa de niños, etc.

Detrás de todas estos dibujos animados y juguetes existe un mensaje subliminal para tratar de introducir a los niños en la práctica de la brujería, hechicería, religiones orientales, ocultismo y otras prácticas totalmente condenadas por la Biblia. Si nosotros no protegemos a nuestros hijos, el Señor nos considerará directamente responsables de su futuro. ¡Qué responsabilidad tan grande tienen ante el Señor los padres y las madres cristianas! La amonestación a los israelitas de los tiempos del Éxodo todavía es pertinente. Dice la Paráfrasis Bíblica: "No metas en tu casa nada que sea abominable. Todo eso debe ser destruido. Recházalo y detéstalo por completo, para que no seas destruido tú también" (Dt. 7:26).

Algunas veces cuando conduzco por una autopista y veo todas las antenas parabólicas, me pregunto si acaso no son las torres de Babel de nuestro día. Estamos al borde de una revolución tecnológica sin precedentes. Al mismo tiempo, fuerzas espirituales diferentes, como nunca antes habíamos visto están libres para engañar a la humanidad. La Biblia dice que será algo tan poderoso, que si fuera posible arrastraría aun a los elegidos.

¿Cómo podemos tratar con todas estas cosas? La respuesta es bien simple: caminando muy cerca de Dios. Si aún no lo ha hecho, pídale perdón por sus pecados y reciba a Cristo como su Señor y Salvador personal. Si lo hace no debe preocuparse en absoluto por todo lo que le sobrevendrá a la humanidad inconversa. "Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo" (1 Ts. 5:9).

volver arriba