Menu

Escuche Radio América

¿Cómo se entiende esto?

Cada vez hay más y más preguntas sobre algunas enseñanzas de la Biblia, la Palabra de Dios. Procuraremos responder a algunas de ellas, las que consideramos importantes, tanto para quienes ya son cristianos como para las personas que saben algo de la Biblia pero están muy confundidas.

1. ¿Por qué hay tantas religiones?

En primer lugar debemos definir qué es RELIGION.

El ser humano es básicamente religioso por naturaleza. Cuando hablamos de religión, hablamos del esfuerzo del hombre para agradar a su "dios" o "dioses".

La única religión verdadera era la que Dios entregó a los hebreos por medio de Moisés.

Pero cuando esto ocurría, los caldeos y muchos otros pueblos, incluyendo aquellos que habitaban en la tierra que luego llegó a ser el hogar de Israel, ya practicaban sus religiones.

Algunas de esas religiones adoraban al sol. Otras adoraban a la luna y las estrellas. Había religiones que adoraban a algunos animales, aves o reptiles.

Algunos "dioses" eran muy crueles, y según sus adoradores, exigían víctimas de seres humanos, lo mismo que de algunos animales.

Hacer el bien

Hoy las principales religiones, a juzgar por la cantidad de sus seguidores, son:

• El Islam.

• El Hinduismo.

• El Budismo.

• El Catolicismo Romano.

• El Cristianismo o Protestantismo.

Pero... ¿Qué es religión? El mejor sinónimo para RELIGIÓN es BUENAS OBRAS.

Tanto la religión como las buenas obras resultan un fracaso cuando de salvación se habla.

"Y les di también mis días de reposo, para que fuesen por señal entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy Jehová que los santifico... Por eso yo también les di estatutos que no eran buenos, y decretos por los cuales no podrían vivir" (Ez. 20:12,25).

La Biblia habla muy poco de religión: Hch. 25:19; 26:5; Stg. 1:26,27.

Si la religión es el resultado de la regeneración ¡bienvenida! Pero en muchos casos la religión es el mayor tropiezo para la regeneración.

¿Recuerda a Cornelio? (Hch. 10). El Nuevo Testamento registra este singular caso para nuestra enseñanza.

Para responder a la pregunta de... ¿Por qué hay tantas religiones?, la mejor respuesta es porque los hombres, aunque no hayan escuchado el evangelio, se sienten culpables ante un Dios justo y santo. Esta es la razón por qué recurren a algún tipo de religión que exija obras buenas, porque desean, de alguna manera, saldar cuentas con Dios.

"Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley (la ley mosaica que demandaba obras), éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos, mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos, en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio" (Ro. 2:l4-l6).

Jesús es la única respuesta para el hombre culpable. Pablo dice que es cierto que los hombres serán juzgados, pero será... "conforme a mi evangelio".

Lo que todos debemos saber es que, aunque hay muchas religiones que enseñan la moral, la caridad, la paz, la humildad, la generosidad y otras virtudes parecidas, ninguna de ellas salva al hombre. Solamente Jesucristo mediante su muerte y resurrección.

2. ¿Cuál es la iglesia verdadera?

Seguramente que todos queremos pertenecer a la iglesia verdadera. De nada vale ser parte de una iglesia falsa ¡y las hay muchísimas!

¿Qué significa iglesia?

La palabra iglesia deriva del sustantivo griego "Ekklesia" de ek-kaleo que significa "llamar fuera".

Todos aquellos que son parte de la Iglesia han sido "llamados fuera", en otras palabras, el Señor los sacó del mundo y los llamó aparte, para sí mismo. Por eso la palabra iglesia significa también, ASAMBLEA.

Un templo, no es una iglesia, es solamente el lugar en donde la Iglesia se reúne.

Es cierto que hay muchas iglesias, si se consideran como ASAMBLEA, pero... ¿Cuál es la iglesia verdadera, la que pertenece a nuestro Señor Jesucristo?

¿Cuál es la iglesia que en el Nuevo Testamento se llama "la esposa del Cordero?"

¿Cuál es la iglesia de los redimidos, los salvos?

¿Cuál es la iglesia que el Señor se llevará en el momento del arrebatamiento?

¿Cuál es la iglesia que regresará con él para reinar durante mil años?

No es ninguna denominación en particular

Usted no encontrará en la Biblia una referencia a un grupo denominacional en particular para designar a la Iglesia verdadera.

No dice... los Bautistas constituyen mi Iglesia.

No dice... los Metodistas o los Presbiterianos o los Pentecostales o los Nazarenos o los Hermanos Libres. Hay grupos que pretenden ser la única verdadera iglesia y la única por medio de la cual uno puede ser salvo, pero tal enseñanza no es bíblica.

Si es así... ¿A cuál iglesia debo unirme?

¡A ninguna! ¡Únase al Señor y estará unido a su Iglesia!

 

Algunas características de la verdadera iglesia de cristo

• Todos sus componentes tienen el mismo origen, fueron salvos mediante el poder del Espíritu Santo, después de oír el evangelio y de haberse arrepentido, ellos recibieron a Jesucristo por salvador personal.

• Todos ellos saben que su única regla de fe y conducta, es únicamente la Biblia, la Palabra de Dios.

• Ellos no aceptan, ni la tradición ni lo ritos ni las ceremonias ni siquiera las buenas obras como medios de salvación.

• Todos estos saben que la salvación es por la gracia divina, pero que las buenas obras deben distinguir a los cristianos.

• Todos ellos están seguros de su salvación eterna porque lo son mediante Jesucristo, quien nunca pecó.

• Generalmente ellos (aunque no siempre y no todos) aprovechan sus años de vida para llevar el evangelio a otros.

• Ellos concuerdan en las doctrinas básicas, como por ejemplo:

* Aceptan que Cristo nació siendo concebido por el Espíritu Santo.

* Aceptan que Cristo es el ÚNICO salvador.

* Aceptan que él murió y resucitó por nuestros pecados.

* Que Cristo es el único mediador entre Dios y los hombres.

* Que él volverá, tanto para recoger a los suyos como para reinar.

* Que él juzgará a los incrédulos cuando llegue el día de la segunda resurrección.

* Que existen, tanto el cielo como el infierno.

• Todos los miembros de la iglesia verdadera de Cristo, fueron salvos por él y fueron agregados a su Iglesia también por él.

* Los cristianos no se hacen por bautismo.

* Los cristianos no se hacen por herencia.

* Los cristianos no se hacen por buenas obras.

* Los cristianos verdaderos no fueron fabricados por una iglesia, una religión, una tradición, algunas liturgias, ritos, ceremonias ni nada de eso.

* Los miembros de la Iglesia que realmente pertenece al Señor, fueron salvos por él y es él quien conoce a cada uno por su nombre.

"Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás (no perderán su salvación jamás), ni nadie las arrebatará de mi mano" (Jn. 10:27,28).

Cierta vez un caballero quería imitar al pastor de un rebaño de ovejas allá en un corral en Israel, pero las ovejas no le siguieron. Jesús dijo:

"De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador. Mas el que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es. A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre, y las saca.

Y cuando ha sacado fuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. Mas al extraño no seguirán, sino huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños" (Jn. 10:1-5).

En primer lugar, esa... "puerta" es el mismo Señor, por la cual entran todos los que se salvan.

La puerta también es la cruz, el Calvario, por medio de esa puerta entró el verdadero Pastor de las verdaderas ovejas que él compró.

La... "voz del pastor" es el claro mensaje del evangelio, sin contaminación de la menor herejía.

3. ¿Cómo puedo saber que soy salvo?

Hay muchos cristianos verdaderos, realmente salvos por la fe en Cristo y sin embargo quieren algún tipo de... señal, como para asegurarse de que realmente lo son.

Generalmente el cristiano que tiene esta preocupación, la tiene porque ya es hijo de Dios, pero ignora algunas doctrinas fundamentales sobre este tema. Sobre todo ignora algunos textos bíblicos que hablan sobre el tema de la salvación.

Algunos piensan que deben tener alguna experiencia muy especial que les haga sentirse salvos.

Otros piensan que si se sienten tristes con cierta frecuencia, es porque no son salvos.

También hay aquellos que creen que si tienen dudas, es porque seguramente no son salvos.

Generalmente los que tienen este tipo de experiencias, no solamente son salvos, sino que suelen ser el mejor elemento de la Iglesia donde el Señor los tiene.

Pero... ¿Cómo puedo saber que soy salvo?

Hay algunas señales inconfundibles que prueban la salvación del pecador:

• Usted es salvo porque, arrepentido, recibió a Jesucristo como su salvador: Jn. 1:12; 3:14,15; 5:24; 6:35; 11:26; 12:46; 14:12, Ro. 1:16, 1 P. 2:6, 1 Jn. 3:1,2.

• El cristiano debe saber, no necesariamente "sentir", que es salvo.

• El cristiano debe creer lo que Dios afirma, no lo que alguien enseña sobre la salvación.

• El cristiano no puede hacer nada, ni para ganar ni para perder la salvación que Dios le concede por pura gracia.

• El cristiano fue salvo, sigue siendo salvo y finalmente será salvo, tanto de la Gran Tribulación como de la condenación eterna.

• Quien niega la seguridad de la salvación, desconfía de Dios pero confía en sus propios sentimientos.

• El cristiano puede perder su comunión con Dios, debido a la clase de vida que lleva, pero perder la comunión con el Salvador no es lo mismo que perder la salvación.

Cuando el hijo pródigo se fue de su hogar y se alejo de su padre, de la comunión con su padre y de todas las bendiciones que tuvo en su hogar, nunca dejó de ser hijo de su padre, porque él fue engendrado por ese hombre, de ahí que, cuando regresó, no había ninguna discusión en cuanto a su condición para con su padre, aunque sí, en cuanto al lugar que ocuparía de allí en más.

La historia del "Hijo pródigo" está en Lucas 15:11-32. En el v. 19, el hijo dice:

"Ya no soy digno de ser llamado tu hijo..."

En el y. 24, el padre habla:

"Porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado".

Dios también tiene a hijos rebeldes, que son tan mundanos a veces como el peor de ellos. Pero nunca dejan de ser sus hijos, porque el Espíritu Santo los engendró:

"Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca" (1 Jn. 5:18). "Los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios" (Jn. 1:13).

¡Atienda lo que dice en Ro. 8:31-39 y Jn. 10:27,28!

4. ¿Existe el Infierno?

Sin duda la cuestión infierno hoy en día es casi una... fábula, un cuento, un invento de los hombres para tener con qué asustar a los incrédulos.

Le diré solamente algunas de las cosas que la Biblia, la Palabra de Dios, dice:

• El infierno fue preparado por Dios para el diablo y para sus ángeles:

"Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles" (Mt. 25:41).

• Es un lugar de tormento en las llamas de fuego: "... Porque estoy atormentado en esta llama" (Lc. 16:24).

• El infierno es tanto un lugar, como una condición o estado en que sus ocupantes se encuentran:

"Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos... Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí…" (Lc. 16:23,24).

En el infierno sus ocupantes ven, oyen, sienten, recuerdan, hablan, sufren, claman a Dios, piden ayuda, quieren salir de allí, desean hacer algún bien, tienen los mejores deseos y planes evangelísticos.

• No existe ninguna posibilidad de pasar del infierno al cielo ni del cielo al infierno:

"Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá para acá" (Lc. 16:26).

• Dice que el infierno es eterno:

"E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna" (Mt. 25:46).

Son muchos los cristianos que niegan la doctrina del infierno. Son muchos los que tratan de alegorizar la enseñanza acerca del infierno.

La principal razón es que no pueden (o no quieren) entender que Dios es, además de amor, también veraz, santo y justo. Jesús dijo:

"Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno" (Mt. 10:28).

Vamos a parafrasearlo así: "No tengan miedo a los que puedan matarlos, pero teman a Aquel que tiene dominio sobre la muerte física y sobre la eternidad. Aquel que puede llevarlos al cielo o enviarlos al infierno".

El infierno no es juguete, no es cuento, no es invento religioso, no es para los "muy malos". Es para todos aquellos que mueren sin haberse reconciliado con Dios por medio de Cristo.

5. ¿Necesito bautizarme para ser salvo?

No. Usted necesita ser salvo para ser bautizado. El bautismo es un mandato del Señor para los ya salvos.

El bautismo es un símbolo de la salvación. La salvación es en sí un nuevo nacimiento, un cambio radical operado por medio del Espíritu Santo.

La salvación es el acto de obediencia y arrepentimiento para con Dios, pero el bautismo es la materialización simbólica y pública de un acontecimiento real, privado e invisible.

El cristiano NO necesita bautizarse para ser salvo. Se bautiza porque ya lo es.

El cristiano no se bautiza para... "completar su salvación", sino que manifiesta públicamente lo que el Salvador completó en él.

El bautismo es un testimonio material, público y temporal. Pero la salvación es un testimonio espiritual, privado (entre el pecador y el Salvador) y tiene repercusión eterna.

Usted no irá al cielo porque se bautizó, sino que usted irá al cielo porque se arrepintió y recibió a Jesucristo como su salvador.

¿Para qué bautizarme si el bautismo no salva?

Usted se bautiza porque el Señor manda que lo haga. Muchos salvos seguramente nunca se bautizaron, pero no por eso no son salvos.

Hay muchos cristianos que son desobedientes, no solamente en cuanto al bautismo.

Usted tiene una comisión que cumplir, la de esparcir el evangelio. ¿Lo está haciendo? Sin embargo esto es un mandato, no una invitación o sugerencia. Sin embargo, aunque usted no evangeliza a nadie, es salvo, porque evangelizar es hacer algo, pero la salvación es por la gracia divina, ‘‘no por obras’’.

Se manda a cada cristiano que aporte para el sostenimiento de la evangelización, pero hay muchos cristianos que nada hacen en este sentido. Son salvos, pero no son hijos de Dios obedientes.

Note lo que dice en:

Hechos 2:36-42; 8:34-38; 9:10-19; 16:29-34; 18:1-9.

El bautismo NO tiene virtud alguna en lo que a salvación se refiere, pero aquellos que reciben a Jesucristo por salvador, se bautizan porque desean obedecer al Señor y al mismo tiempo declaran a sus amigos y familiares que ellos no se avergüenzan de Cristo ni son desobedientes a él.

El bautismo, hasta la fecha, no ha salvado a un sólo pecador. Pero muchos NO bautizados ya están en el cielo, porque recibieron a Jesucristo por salvador, pero por alguna razón, sea por fuerza mayor o por negligencia, no fueron bautizados.

El bautismo ni salva ni ayuda para la salvación, pero los ya salvos deben bautizarse y comenzar su nueva vida en el camino de la obediencia al Salvador.

volver arriba