Menu

Escuche Radio América

Vientos de Apostasía - Es una obra para los cristianos confundidos a raíz de tantas... - Capítulo XVII

 

Capítulo XVII
Las lenguas y la blasfemia

Ya hemos narrado varios incidentes en los que algunos individuos como que hablaban "en lenguas", cuando en realidad lo que estaban haciendo, aunque en ocasiones ni siquiera sabían, era hablar un idioma que sus escuchas no entendían, pero que generalmente era grosero y blasfemo.

Lo triste es que esta blasfemia va mucho más allá. Por eso a continuación permítame compartir con usted las enseñanzas de varios hombres contemporáneos de Estados Unidos, muy conocidos por sus programas de radio y televisión. Usted mismo tendrá que juzgar y sacar conclusiones. Porque si estos hombres, todos los cuales hablan lenguas, verdaderamente están en un sitial privilegiado, ¿cómo se explica entonces que hablen tantas herejías en forma tan descarada y que sus escuchas y colaboradores no se den cuenta de ello? ¿Qué fuerza es esa? ¿Con qué poder actúan? Todo cuanto diré está debidamente documentado, de modo que no tendrá que leer gruesos volúmenes para comprobar la veracidad de estos testimonios.

Existe un libro en inglés titulado Christianity in Crisis [Cristianismo en Crisis], escrito por Hanck Henegraff, de donde tomé algunas citas que fueron arregladas en la forma de un cuento, para que el lector pueda comprobar por sí mismo lo que estos maestros modernos enseñan. Creo que es correcto, honesto y cristiano, alertar a tanta gente, que desconociendo a fondo algunas doctrinas bíblicas, son engañadas gracias a la habilidad que tienen estos hombres para manipular las masas, engañándolas con promesas que no existen en la Biblia.

"Había una vez hace mucho tiempo, un planeta distante. Allí vivía un Dios bueno. Este Dios era muy parecido a usted y a mí- un ser de un metro con 88 centímetros de altura, unas 200 libras de peso y una mano de unos 23 centímetros de palmo1

"La sabiduría y el poder de Dios eran tan grandes, que podía visualizar imágenes hermosas y luego convertirlas en realidad,2 utilizando un poder especial llamado la fuerza de la fe3 decidió crear un entero nuevo mundo4. Esto no iba a ser simplemente un mundo; iba a ser el mundo más fantástico imaginable. De hecho, este mundo llegaría a ser tan maravilloso que sería un duplicado exacto del Planeta Madre en que Dios vivías5

"Después de visualizar cuidadosamente cada detalle de este mundo maravilloso, Dios entró en acción. Liberando la fuerza de su fe como un torbellino, Dios habló e hizo que existiera el planeta que había visto con los ojos de su mente.6 Dios estaba emocionado Mirando abajo con ternura hacía esta clásica nueva creación. El llamó al planeta Tierra.

"Pero esto era sólo el principio. Súbitamente una hueste de nuevas ideas brillantes comenzaron a inundar la conciencia creativa de Dios. Comenzó a visualizar vastos océanos y fuentes con aguas abundantes. Vio montañas magníficas y campos fértiles. Su mente produjo destellos de tormentas y relámpagos. Plantas, flores y árboles brillaron en rápida sucesión a través de sus pensamientos. Dios comenzó a visualizar la vida colmada con pájaros hermosos y criaturas de diferente tamaño y forma.

"Pese a todo había mucho más por venir, por que después de cinco días de visualización vivida, la mente de Dios se movilizó a otra dimensión. En el día sexto, en el ojo de su mente, Dios vio la joya que coronaría su creación. Conforme los detalles se juntaban en su conciencia, Dios súbitamente se encontró con su mente centrada en un duplicado exacto de sí mismo7

"Fue así como Dios habló y súbitamente en medio del prístino suelo del planeta Tierra surgió otro dios - un dios deletreado con una 'd' minúsculo, pero no obstante un dios.8 Conforme la imagen de este pequeño dios9 tomaba forma. Dios vio que se había superado a sí mismo. Porque allí, ante sus ojos, estaba otro dios - con un cuerpo igual al suyo, incluyendo tamaño y forma l0

"¡Dios finalmente lo había hecho! Él pensó lo impensable, y por su Palabra de fe había creado una criatura que no estaba subordinada incluso ni a sí misma.11

"Dios por ahora estaba contento tenía un colega cuya naturaleza era idéntica a la suya propia - un dios que podía pensar como él, ser como él y hacer casi (pero no completamente) todo lo que él podía hacer. Dios llamó 'Adán' a su copia al carbón y le dio completo dominio y autoridad sobre toda la creación.12 Esta criatura tenía tanto poder que su Creador no podía hacer nada en el reino de la tierra sin primero obtener su permiso.13

"¡Adán era verdaderamente una super-criatura! Podía volar como los pájaros y nadar bajo el agua como un pez. Y eso no era todo. Incluso, sin traje espacial. Adán podía volar a través del universo. ¡De hecho, con un simple pensamiento podía transportarse a la luna!14

"A pesar de todo, incluso después de crear una super-criatura como Adán, Dios no estaba completamente satisfecho. Él sabía de alguna forma, que faltaba una pieza en este rompecabezas. Así queponiendo su mente en acción. Dios tuvo una vez más una idea cósmica genial.

"En un destello comenzó a darse cuenta Adán estalla hecho a su propia imagen, por lo tanto es obvio que debía ser tan mujer como él mismo era hombre. Así que, ¿por qué no separ la parte masculina de la femenina?. No dispuesto desperdiciar un solo momento, ¡Dios entró en acción! Haciendo caer a Adán en un sueño profundo, Dios le abrió, le removió la parte femenina de la masculina e hizo un ser de una belleza sobrepujadora. Hizo a la mujer - un hombre con un vientre y le llamó a este hombre con vientre 'Eva' 15

"Pero en esta ocasión Dios había ido demasiado lejos, porque había creado las propias criaturas que un día lo expulsarían del nuevo planeta que él había creado. Por increíble que pueda parecer, estas super-críaturas un día se volverían contra su propio Creador y lo relegarían a la condición de la mayor falla de todos los tíempos.

"Verá usted, mucho antes que Dios hubiera visualizado el planeta Tierra en existencia, él también había creado otro mundo colmado de seres llamados ángeles. Uno de tales ángeles era un ser soberbia belleza y brillantez llamado Lucero, 'LaEstrella de la Mañana'.

"Lucero tenía grandes ambiciones. De hecho deseaba tomar control de todo lo que Dios había creado; anhelaba llegar a ser exactamente con el Altísimo. Lucero trató de vencer a Dios con el poder de las palabras, pero acabó perdiendo.16 Debido a su traición, Lucero fue expulsado del cielo y se le dio el nuevo nombre de 'Satanás' el engañador,

"Arrojado del Planeta Madre en donde Dios vivía Satanás aterrizó en la réplica que Dios había creado cuando habló. Estaba en el planeta Tierra, en donde Adán y Eva vivirían un día. Allí se dispuso a esperar por la oportunidad de las edades, la ocasión de hacerse Dios.

"Y luego un día, la oportunidad llegó a su puerta, No mucho después que Adán y Eva fueran creados, Satanás los espiaba mientras ellos se encontraban desnudos en medio del huerto del Edén".

"Satanás instantáneamente se transformó en una serpiente y astutamente engañó a los dos dioses pequeños para que cometieran una traición cósmica. Por el precio de una manzana. Adán y Eva le vendieron su divinidad a Satanás. Y el Diablo a través de Adán, se convirtió en el dios de este mundo.17

"Lástima, no sólo Adán y Eva perdieron su naturaleza como dioses, sino que se les infundió la propia naturaleza de Satanás.18 Adán se había convertido en la primera persona en experimentar un nuevo nacimiento; 'nació' con la naturaleza de Dios y 'nació de nuevo' con la naturaleza de Satanás.19

"En un instante deslumbrador, el primer hombre y mujer fueron transformados de divinos a demoniacos, llegando a ser susceptibles al pecado, enfermedad, sufrimiento -y lo más importante, quedaron muertos espiritualmente. De hecho, el cuerpo de Eva (que fuera diseñado originalmente para dar a luz por un costado) pasó por una transformación radical. Desdé ese momento en adelante, ella y su descendencia femenina darían a luz hijos desde la región inferior de su anatomía.20

"En ese momento fatal, a Adán y a Eva se les cerró la puerta del Edén y Dios fue expulsado de la tierra. Satanás ahora tenía derechos legales sobre la tierra y sobre todos sus habitantes,21 y Dios quedó afuera buscando desesperadamente un camino para volver a entrar.22

"Dios, en un destello, se había convertido en la falla más grande de todos los tiempos. No sólo había perdido su ángel en la posición más importante, al igual que por lo menos un tercio de sus otros ángeles, ¡sino que ahora también había perdido al primer hombre, la primera mujer y la tierra y toda su plenitud! 23

"Pero Dios todavía no estaba dispuesto a tirar la toalla. Reconociendo que necesitaba la invitación del hombre para regresar a la tierra, Dios inmediatamente se dispuso a trabajar. Después de miles años finalmente encontró a un hombre llamado Abraham, quien se tragó el anzuelo y se convirtió en el vehículo a través del cual, si tenía suerte, podría un día recuperar el mundo que había perdido.24

"A través de Abraham finalmente vendría un segundo Adán, y si todo iba de acuerdo con el plan, le devolvería al hombre su divinidad y a Dios la buena tierra.

"Abraham pudo muy bien haberle dicho a Dios 'que se fuera'.25 En lugar de eso, decidió hacer un pacto con Dios. De hecho, Dios y Abraham se convirtieron en hermanos de sangre.26 Ellos forjaron un pacto que le daría a Abraham salud y riqueza, y le devolvería a Dios una posición firme en el mundo que había creado.27 El plan de Dios era hacer de Abraham el padre de todas las naciones y producir a través de su simiente otro Adán que volvería a ganar la pista de carrera que perdiera el primer Adán.

"Manteniendo su Palabra, Dios hizo a Abraham, muy, pero muy rico. Luego, una vez más, procedió a visualizar. En la mente de Dios apareció en forma acelerada un Adán perfectamente nuevo - un hombre que un día lo restauraría a su lugar de legítimo propietario en el universo y quien expulsaría para siempre del reino a su archírríval, Satanás.

"¡Y entonces ocurrió! Un día la imagen de este Salvador se hizo realidad en la mente de Dios. Sin vacilar, Dios comenzó a hablar y a crear el cuadro del Redentor que había pintado sobre el lienzo de su concienciad Emocionado, Dios confesó positivamente, '¡El Mesías está llegando, el Mesías está llegando! 29

"Cuando el Espíritu de Dios se posó desde lo alto sobre una joven mujer llamada María, la confesión comenzó a tomar forma ante sus propios ojos.30 La Palabra hablada se convirtió en piernas, brazos, ojos y cabello. Y luego súbitamente emergió allí el cuerpo del segundo Adán.31

"El segundo Adán fue llamado Jesús. Como descendiente de Abraham, Jesús fue rico y próspero. Vivía en una gran casa, 32 manejaba mucho dinero33 e incluso usaba ropas a la medida.34 De hecho, Jesús era tan rico que necesitaba un tesorero para que mantuviera registro de todo su dinero.35

"Jesús, quien era un as para hablar y hacer que ocurrieran cosas,36 le mostró a sus discípulos cómo convertirse en expertos en el arte de la confesión positiva.37 De tal manera que ellos también disfrutaron de salud y riqueza ilimitada. Algunos de sus seguidores lo aprendieron tan bien que se hicieron ricos más allá de cualquier comprensión. El apóstol Pablo, por ejemplo, tenía tanto dinero que los oficiales del gobierno, procuraban fervientemente de que él tratará de sobornarlos. 38

"Jesús también venció cada truco y tentación que Satanás pudiera ponerle en su camino. A pesar de que nunca aseguró ser Dios, Jesús tuvo éxito en vivir una vida perfecta y sin pecado.39 Cuando todo fue dicho y hecho, Jesús pasó la prueba en la que el primer Adán había fallado.

"Y luego, en la plenitud de su vida, Jesús entró en un huerto, un huerto muy parecido al Edén, en donde el primer Adán había perdido su divinidad. En este huerto llamado Getsemaní, Jesús avanzó hacia las etapas finales de un proceso que lo transformaría de un hombre inmortal a un ser satánico,40 y que en cambio recrearía a los hombres como pequeños dióses".41

A primera vista es probable que usted no crea que tales fábulas son enseñadas en la actualidad por los "predicadores" más famosos mundialmente, tanto por radio como por televisión, quienes además cuentan con millones de seguidores. Lo verdaderamente trágico es que la mayoría de los hermanos no logran detectar tanta herejía y siguen colaborando con estos "predicadores", leyendo sus libros y asistiendo a sus seminarios y conferencias. Todos ellos hablan lenguas, ya que a juzgar por sus propias enseñanzas están llenos del Espíritu Santo. "Este Dios era muy parecido a usted y a mí - un ser de un metro con 88 centímetros de altura y uncas 200 libras de peso y una mano de unos 23 centímetros de palmo ... La sabiduría y el poder de Dios eran tan grandes, que podía visualizar imágenes hermosas y luego convertirlas en realidad". Pero ... ¿Es esto lo que enseña la Biblia acerca de Dios? ¿Necesita Dios visualizar las cosas para crearlas?

Según estos nuevos maestros, Dios usó el poder de su mente, dijo esa palabra mágica y las cosas aparecieron. Hay en sus enseñanzas algo de panteísmo - es decir la enseñanza de que todo es Dios y Dios está en todo, de paganismo, superstición y autoendiosamiento. En otras palabras, usted y yo, todos podemos hacer exactamente lo mismo que Dios hizo, y no es necesario que midamos un metro con 88 centímetros de estatura, ni pesemos 200 libras. Adán y Eva eran "dos dioses pequeños" fallaron por el "precio de una manzana y vendieron su divinidad a Satanás". La Biblia nos dice que Adán y Eva eran criaturas de Dios y que nunca fueron ni serán dioses.

Según estas enseñanzas, Dios "procedió a visualizar ... un Adán perfectamente nuevo [a Jesús]". También nos dicen estos "maestros" que Dios "Comenzó a visualizar vastos océanos y fuentes con aguas abundantes... Su mente produjo destellos de tormentas y relámpagos". ¿Será cierto que en un tiempo Adán, "Podía volar como los pájaros y nadar bajo el agua como un pez"? Es probable que estas personas nunca hayan leído los tres primeros capítulos del Génesis.

Paúl Yonggi Cho, pastor de la iglesia más numerosa de Seúl, Corea, asegura haber recibido su llamado para predicar del propio Señor Jesucristo, quien supuestamente se le apareció vestido como un bombero. Cho ha empacado sus fórmulas de fe bajo la etiqueta del... "poder de la cuarta dimensión". Este hombre no esconde su vínculo con el ocultismo, argumentando que si los que practican el budismo y yoga pueden alcanzar sus objetivos a través de los poderes de la cuarta dimensión (cuarta dimensión que él mismo explica cómo trabaja), entonces los cristianos pueden lograr mucho más usando los mismos medios. Aunque Yonggi dice que Jesucristo mismo se le apareció, tenemos aquí un serio problema, porque el propio Jesús dijo: "Porque os digo que desde ahora no me veréis, hasta que digáis: Bendito el que viene en el nombre del Señor" (Mat. 24:39). El Señor todavía no ha descendido al monte de los Olivos y él fue muy claro al decir, "desde ahora no me veréis ..." Cualquier visión del Señor Jesucristo debe ser analizada a la luz de sus propias declaraciones. "Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos" (Mat. 24:23,24).

A medida que se acerca el rapto de la Iglesia y posteriormente la aparición del Príncipe de este mundo, el Anticristo, sus precursores van en aumento y cada vez con poderes más impresionantes. Un individuo bastante conocido en algunos círculos, llamado Morrís Cerullo. dice:"Usted no está mirando a Morrís Cerullo - está viendo a Dios. Está observando a Jesús". En otra ocasión.Cerullo aseguró que Dios estaba dirigiéndolo para que dijera: "Entréguenme sus billeteras, dice Dios, y permitan que sea el Señor de su dinero ... Sí, sean obedientes a mi voz". Espero que sus seguidores esta vez no le hayan entregado su dinero. Estos ladrones y traficantes de almas son tan descarados que cuando uno los escucha no puede creer lo que dicen o lo que escriben.

Oiga lo que siguen diciendo estos profetas modernos: "Sin embargo, poco sabía Satanás que la burla final sería para él. Porque así como Adán había caído por la trampa de Satanás en Edén, ahora Satanás ha bia caído por la trampa de Dios en el infierno". Esto lo dijo Kenneth Copeland, y se encuentra en el lado 2 del audio-casete #02-0017, titulado, Qué ocurrió desde la cruz hasta el trono. De acuerdo con este tipo de enseñanza. Dios es un tramposo, que arma trampas disputándose-con Satanás para ver quién obtiene el primer lugar y hace caer al otro. Esto se parece más a la mitología griega o a la mitología de los pueblos antiguos, es muy similar a las enseñanzas de los mayas, aztecas y otros pueblos indígenas. Estos hombres además son blasfemos, porque habiendo conocido la Palabra de Dios, deberían saber muy bien quién es Cristo y quién es Dios.

Permítame compartir con usted, otras de sus enseñanzas:

"Verá usted. Satanás técnicamente lo había desacreditado. Él había arrastrado a Jesús ilegalmente hasta el infierno.42 Satanás había olvidado por completo considerar que Jesús en realidad nunca había pecado. Que Jesús simplemente se había hecho pecado como resultado de los pecados de otros. Lástima, Satanás y su hueste de demonios habían torturado al extenuado, derramado, pequeño y carcomido espíritu de Cristo sin derechos legales.43

"Esta fue exactamente la apertura que Dios había estado esperando. Capturando el momento, Dios habló, su fe colmó las palabras hasta las entrañas de la tierra. Súbitamente, el espíritu quebrantado, naufragado hasta la muerte, comenzó a recobrarse y a regresar a la vida. Él comenzó a lucir como algo que el Diablo no habla visto nunca antes. 44

"Allí, en la siniestra presencia del propio diabólico, Jesús comenzó a flexionar sus músculos espirituales. Cuando una horda de demonios plañideros le miraban. Jesús valpuleó al Diablo en el propio patío de su casa. Le arrebató las llaves a Satanás y emergió del infierno como un hombre nacido de nuevo.45

"Dios había dado el golpe maestro de las edades. No sólo había despojado a Satanás de su señorío usando a Jesús como carnada, sino que también había atrapado a Satanás en una tecnicidad, a través de la cual Jesús pudo nacer nuevamente.

"Pero eso no es todo. Gracias a que Jesús fue vuelto a crear desde un ser satánico hasta una encamación de Dios, usted también puede llegar a convertirse en una encarnación - ¡tan igual a la encamación de Jesucristo de Nazaret!46 Y como una encarnación de Dios, usted puede tener salud ilimitada y riqueza ilimitada - un palacio como el de Taj Mahal con un Rolls Royce en la entrada de su garaje.47 ¡Usted es un pequeño Mesías circulando por la tierra! 48

"Todo lo que se requiere es reconocer su propia divinidad. Usted puede ponerle los arneses a la fuerza de la fe. Nunca más tendrá que orar, 'Que se haga tu voluntad.49 En lugar de eso su Palabra es mandamiento de Dios.50 Usando su lengua para liberar la fuerza de la fe, usted puede hablar cualquier cosa que desee que se haga realidad".51

¿Se imagina usted a un predicador diciendo que Jesús fue vuelto a crear, desde un ser satánico hasta una encarnación de Dios? El señor Hagin dice, que puesto que esto sucedió, "Usted también puede convertirse en una encarnación ¿tan igual como la encarnación de Jesucristo!". ¿No le recuerda esta predicación al comienzo de la historia? ¿Recuerda quién fue el primero que predicó este "sermón" sobre la oportunidad de que el hombre podía ser su propio dios? ¡El autor de esta enseñanza es Satanás! Así que si algún predicador nos dice que su mensaje es bíblico, tendremos que admitirlo, ya que la Biblia nos dice: "Entonces la serpiente [Satanás] dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal" (Gen. 3:4,5).

Los predicadores de hoy ofrecen salud a todo aquel que la desee, dinero, alegría o gozo en abundancia. Aseguran que "Pablo era muy rico", que "De hecho, Jesús era tan rico que necesitaba un tesorero [a Judas Iscariote] para que mantuviera registro de todo su dinero". Nos dicen: "Y como una encarnación de Dios, usted puede tener salud ilimitada y riqueza ilimitada - un palacio como el de Taj Mahal con un Rolls Royce en la entrada de su garaje".

Usted sabe lo que dijo Jesús en cuanto a sus riquezas: "Yendo ellos, uno le dijo en el camino: Señor, te seguiré adondequiera que vayas. Y le dijo Jesús: Las zorras tienen guaridas, y las aves de los cielos nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza" (Luc. 9:57,58).

Sí, es cierto, Jesús siendo el Rey de reyes y Señor de señores, dejó toda su gloria celestial y se hizo hombre, jamás acumuló bienes materiales aquí en la tierra, vivió dependiendo de aquellos que lo recibían en sus casas. Nunca le ofreció salario a sus discípulos, sino que dijo que las zorras y las aves tenían más que él porque poseían guaridas y nidos donde guarecerse, mientras que él no tenía siquiera donde recostar su cabeza. Nada poseía en la tierra. Jesús en realidad nació en un establo prestado; pidió panes y peces prestados para multiplicarlos y alimentar a las multitudes; solicitó una moneda prestada para ilustrar una enseñanza; entró a Jerusalén, para que se cumpliese la Escritura, cabalgando sobre una asna prestada; celebró la última Pascua y estableció la cena conmemorativa en una habitación prestada, en el aposento alto; murió clavado de una cruz que tampoco era suya, pues pertenecía a Barrabás y su cuerpo fue colocado en una tumba también prestada Pero ... ¿Qué en cuanto a Pablo? ¿Es cierto que Pablo era tan rico que los gobernantes y jueces esperaban que los sobornara y les diera mucho dinero? Dejemos que él mismo nos diga algo sobre su situación: "Como entristecidos mas siempre gozosos; como pobres, mas enriqueciendo a muchos; como no teniendo nada, mas poseyéndolo todo" (II Cor, 6:10). "Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos" (II Cor. 8:9).

Sin duda alguna el gran día del juicio se acerca y pronto estos hombres comparecerán ante el trono blanco para el juicio, cuando Dios cite a todo el mundo, incluyendo a los muertos de todos los tiempos, aquellos que no quisieron arrepentirse, lo mismo que aquellos que han servido de tropiezo y escándalo para millones de incautos que cayeron en sus redes.

Tanto los apóstoles como el propio Señor Jesucristo, no poseían nada, excepto la dádiva de la vida eterna para que el pecador pudiera ser salvo. Como dijo el profeta por inspiración divina: "Cosa espantosa y fea es hecha en la tierra; los profetas profetizaron mentira, y los sacerdotes dirigían por manos de ellos; y mi pueblo así lo quiso. ¿Qué, pues, haréis cuando llegue el fin? ... Porque desde el más chico de ellos hasta el más grande, cada uno sigue la avaricia; y desde el profeta hasta el sacerdote, todos son engañadores. Y curan la herida de mi pueblo con liviandad, diciendo: Paz, paz, y no hay paz" (Jer, 5:30,31 y 6:13, 14).

Estos predicadores de ese "otro evangelio" (Gal. 1:8), nos hablan de "vientos refrescantes de avivamiento" de "la visita especial del Espíritu Santo", de "vientos de sanidades por doquiera", "cruzadas de manifestaciones divinas", "milagros", "prodigios", etc. Últimamente también hay manifestaciones del "espíritu de carcajadas" y hasta se usa el poder de la mente para visualizar a Jesús. El Señor Jesucristo dijo: "Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun los escogidos" (Mat. 24:24),

Mientras la iglesia está aquí, los cañones del engaño apuntan hacia ella. Satanás quiere neutralizarla y arrastrarla a la adulteración del Evangelio. Pero cuando la Iglesia sea levantada de súbito en el rapto, entonces el enemigo dirigirá los cañones del engaño hacia "los escogidos", hacia el remanente de Israel que finalmente se salvará cuando el Señor regrese en su gloria, con su iglesia y los santos ángeles.

Estamos ya en la "cuenta regresiva" y el día tan largamente esperado pronto llegará. Sí, hay vientos que soplan, vientos de apostasía, vientos de hechicería disfrazados de poder divino, vientos de mitología, de blasfemia, soberbia, adulterio espiritual, engaño, seducción, vientos que anuncian el justo juicio de Dios que será derramado sobre todos esos profetas de Baal que mantienen cautivos a millones como borregos para el matadero.

(1) Kenneth Copeland, audio-casete # 06-0601, lado 1, grabado en 1985).

(2) Charles Capps, página 19, La sustancia de la fe, Harrison House, 1990.

(3) Kenneth Copeland, página 19, La fuerza de la fe, publicado en 1989.

(4) Jerry Savelle, capítulo 5, página 68.

(5) Kenneth Copeland, audio cásete #01-3001, lado 1, grabado en 1985).

(6) Charles Capps, Dinámicas de la fe y confesión, Harrison House, 1987, páginas 28-29.

(7) Charles Capps, Autoridad en tres mundos Harrison House, 1982, páginas 15-16.

(8) Paúl Crouch, programa Gloria a Dios, cadena de televisión TBN, 5 de febrero de 1986.

(9) Paúl Crouch, programa Gloria a Dios, cadena de televisión TBN, 7 de julio de 1986.

(10) Kenneth Copeland, Santa Biblia: Edición de Referencia de Kenneth Copeland, 1991, página 45.

(11) Kenneth Copeland, Siguiendo la fe de Abraham, lado 1.

(12) Kenneth Hagin, La autoridad del creyente, 2a edición, Tulsa, OK, 1991, página 19.

(14) Frederick K.C. Price, La fe siempre creciente, programa en la cadena de televisión TBN, 11 de mayo de 1992, audio cásete # PR11.

(14) Benny Hinn, programa Gloria a Dios, cadena de televisión TBN, 26 de diciembre de 1991.

(15) Kenneth Copeland, Sensitividad del corazón, KCP Publications, 1984, página 23.

(16) Kenneth Copeland, El poder de la lengua, KCP Publications, 1980, páginas 6-7.

(17) Kenneth Hagin, La autoridad del creyente página 19.

(18) Kenneth E. Hagin, Cómo obtuvo Jesús su nombre, audio-casete # 44H01, lado 2.

(19) E. W. Kenyon, El Padre y su familia, 17a edición, Kenyon's Gospel Publishing Society, 1964, página 48.

(20) Benny Hinn, Nuestra posición en Cristo #5 - Una heredera de Dios, 1990, audio-casete #A031190-5, lado 2.

(21) E. W. Kenyon, El Padre y su familia, páginas 38-390.

(22) Kennelh Copeland, El pacto de Dios con el hombre 11, audio-casete #01-4404, lado 1.

(23) Kenneth Copeland, programa en TBN, abril de 1988.

(24) Frederick K. C. Price, La fe siempre creciente, programa en TBN, 11 de mayo de 1992, audio-casete #PRIl.

(25) Kenneth Copeland.

(26) E. W. Kenyon, El pacto de sangre, Kenyon's Gospel Publishing Society, 1969, páginas 14 y 16).

(27) Charles Capps, Autoridad en tres mundos, páginas 60 y 61.

(28) Kenneth Copeland, El poder de la lengua, página 9.

(29) Kenneth Copeland, El poder de la lengua, páginas 9 y 10.

(30) Kenneth Copeland, El pacto Abrahámico, audio-casete #01-4405, lado 2.

(31) Benny Hinn, La revelación de Jesús, 1991, video-casete #TV-292.

(32) John Avanzini, Voz de la victoria del creyente, programa en TBN, 20 de enero de 1991.

(33) John Avanzini, programa Gloria a Dios, en TBN, 15 de septiembre de 1988.

(34) John Avanzini, Voz de la victoria del creyente, programa en TBN, 20 de enero de 1991.

(35) Frederick K. C. Price, La fe siempre creciente, programa en TBN, 23 de noviembre de 1990.

(36) Kenneth Hagin, Teniendo fe en su fe, 1988.

(37) Charles Capps, Autoridad en tres mundos, páginas 258 y 59.

(38) JohnAvanzini, Voz de la victoria del creyente, programa en TBN, 20 de enero de 1991.

(39) Kenneth Copeland, Tome tiempo para orar. La voz de la victoria del creyente, febrero de 1987.

(40) E. W. Kenyon, Qué ocurrió desde la Cruz hasta el Trono Kenyon's Gospel, Publishing Society, 1969, páginas 20, 23, 44 y 45.

(41) Benny Hinn, Nuestra posición en Cristo # 2 - el Verbo hecho carne, 1991, audio-casete #A031190-2, lado 2.

(42) Charles Capps, Autoridad en tres mundos, 143.

(44) Kenneth Copeland, Voz de la victoria del creyente, 21 de abril de 1991.

(44) Kenneth Copeland, Voz de la victoria del creyente, septiembre de 1991.

(45) Kenneth Copeland.

(46) Kenneth E. Hagin, El padre y su familia, 100.

(47) Frederick K. C. Price, La fe siempre creciente, programa en TBN, 9 de diciembre de 1990.

(48) Benny Hinn, programa en TBN, 6 de noviembre de 1990.

(49) Frederick K. C. Price, La fe siempre creciente, programa en TBN, 16 de noviembre de 1990.

(50) Kenneth Copeland, Nuestro pacto con Dios, KCF Publications, 1987, página 32.

(51) Jerry Savelle.