Menu

Las consecuencias por el uso de armas químicas

El pasado 7 de abril tuvo lugar en la ciudad siria de Douma, un ataque químico perpetrado según se asegura por el régimen sirio, el cual le dio muerte como a cien personas e hirió a unas mil más. En respuesta, a este hecho, el 9 de abril, el Ministerio del Exterior de Israel emitió una condena contra dicho ataque, enfatizando que el régimen sirio continúa perpetrando crímenes contra la humanidad por medio de armas prohibidas, en crasa violación de las obligaciones y determinaciones de la comunidad internacional sobre este asunto.

Posiblemente relacionado con dicho ataque químico, aunque Israel no lo ha confirmado de manera oficial, se reportó que la Fuerza de Defensa Israelí lanzó un misil contra la base aérea siria T 4, temprano el 9 de abril, causando la muerte a por lo menos 14 personas, incluyendo siete asesores militares iraníes de alto rango.

Luego en esa misma semana, el 11 de abril, el presidente ruso Vladimir Putin le advirtió a Israel que no debía tomar más acciones que pudiese desestabilizar a Siria o poner su seguridad en peligro, y que el ataque contra el establecimiento T 4 “empeoraba la situación en la región”.  Un oficial israelí de alto rango rápidamente respondió diciendo: “Lo que desestabiliza a Siria es el agresor iraní y sus esfuerzos por establecerse militarmente en Siria para amenazar a Israel y a otros países”.

Durante esa misma semana, Estados Unidos, Francia y el Reino Unido estuvieron enfrascados en deliberaciones detalladas y finalmente determinaron poner en acción su plan.   Según informó la agencia de noticias Fox News, en horas tempranas del 14 de abril, ellos llevaron a cabo una “intervención humanitaria” al lanzar una serie de más de cien disparos de misiles contra tres establecimientos sirios específicos que eran usados para desarrollar armas químicas.

El ataque militar de los aliados fue para interrumpir la producción de agentes químicos mortales producidos por el presidente sirio Bashar al-Assad, y de enviar un mensaje unido a Rusia, Irán y Siria, de que Estados Unidos, Inglaterra y Francia no volverán a tolerar el uso de armas químicas contra el pueblo sirio.

Según se informó, en la mañana del 14 de abril, las naciones miembros de la OTAN - de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, declararon su apoyo a los ataques controlados y estratégicos contra los establecimientos sirios para el desarrollo de armas químicas, uniéndoseles muchas otras naciones, incluyendo Arabia Saudita, Qatar y Turquía.

Por medio de una llamada telefónica el sábado, el presidente francés Emmanuel Macron agradeció los comentarios del presidente turco Tayyip Erdogan en apoyo a los misiles lanzados contra Siria, y expresó que quería fortalecer la cooperación entre ambos países en los días próximos para procurar una solución política con respecto a la guerra civil en Siria.

Como era de suponer, no fue sorpresa para nadie, que  Rusia, Irán y Siria condenaran la ofensiva de los aliados, argumentando que no existía evidencia de armas químicas, y que los ataques sólo complicaban el caos en Siria y aumentaban el sufrimiento del pueblo sirio.

Según informes de la agencia de noticias Ynet News, el presidente Assad comentó que el supuesto ataque con gas era falso, y acusó a Estados Unidos de usarlo como pretexto para atacar a Siria.  También le dijo por teléfono a su contraparte iraní Hassan Rouhani, que la agresión del sábado fortalecía la determinación siria de “luchar por erradicar el terrorismo pulgada por pulgada” - refiriéndose con esto a los grupos rebeldes armados.

Se informo que Ruhani le aseguró a Assad que Irán continuaría apoyando a Siria, y expresó su confianza en que “esta agresión no debilitaría la determinación del pueblo sirio en su guerra contra el terrorismo”.

Por otra parte, el sábado por la mañana, el Primer Ministro israelí Benjamín Netanyahu envió un mensaje por Twitter en el que expresó: “Hace un año, declaré el pleno apoyo de Israel a  la decisión del Presidente Donald Trump en tomar una posición contra el uso y la diseminación de armas químicas. La determinación del Presidente Trump y el apoyo de Israel permanece firme”.

Netanyahu luego dirigió sus comentarios al Presidente sirio Bashar al-Assad, diciendo: “Debe quedarle claro al Presidente Assad que sus esfuerzos irresponsables por adquirir y usar armas de destrucción masiva, su insensato repudio a la ley internacional y su disposición al permitir en su territorio una base para Irán y sus aliados ponen en riesgo a Siria”.

Inmediatamente después de la operación militar de los aliados en Siria, Rusia pidió una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para condenar la denominada “agresión contra la República Árabe Siria por Estados Unidos y sus aliados en violación a la ley internacional y al Acta Constitutiva de las Naciones Unidas respecto al supuesto ataque químico en Douma el 7 de abril”.  Sin embargo, ocho naciones votaron en contra de su propuesta, cuatro se abstuvieron, mientras que sólo Rusia, China y Bolivia votaron a favor.

Para que pueda ser aprobado, un borrador de resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas requiere nueve votos a favor y ningún veto por parte de las cinco naciones permanentes, que son Rusia, China, Francia, Inglaterra y Estados Unidos.

El Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres hizo referencia a todos los horrores que el pueblo sirio ha estado padeciendo en los pasados ocho años, pero exhortó a todos los involucrados que “demuestren autocontrol en estas circunstancias peligrosas y eviten cualquier acto que pueda incrementar las tensiones y empeorar el sufrimiento del pueblo sirio”.   Acordó que la ONU enviaría un equipo de especialistas para inspeccionar el área y determinar cuál es la parte responsable.

La embajadora estadounidense ante las Naciones Unidas Nicky Haley dijo, que Estados Unidos, el Reino Unido y Francia, todos miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, “Actuaron para evitar el futuro uso de armas químicas al responsabilizar al régimen sirio por sus atrocidades contra la humanidad y que lo planificaron cuidadosamente para minimizar las víctimas civiles”.

La señora Haley aseguró que Estados Unidos había utilizado todos los medios diplomáticos legítimos en el Consejo de Seguridad para eliminar las armas químicas de Assad, pero los esfuerzos fueron vetados por Rusia en seis ocasiones, y todo eso a pesar de que Rusia había acordado supervisar la destrucción de su arsenal en 2013.

Durante la reunión del Consejo de Seguridad el sábado, Haley citó un comentario del Presidente Trump respecto a una continuada presión contra la infracción de Siria al Convenio de Armas Químicas de la ONU, diciendo: “Si el régimen sirio nuevamente usa su gas venenoso, Estados Unidos estará armado y listo para disparar”.  Y añadió: “Cuando nuestro presidente demarca una línea roja, hace respetar su línea roja”.

Karen Pierce, embajadora del Reino Unido ante las Naciones Unidas, confirmó que a pesar de los muchos años de esfuerzos diplomáticos por detener el uso de armas químicas en Siria, Rusia siempre ha vetado los distintos borradores de resoluciones en el Consejo de Seguridad, incluyendo la ayuda humanitaria.  Por esa razón, fue necesario el uso de fuerza, aunque se realizó de manera proporcional, con el propósito de aliviar el sufrimiento humano.

La señora Pierce también dijo, que el Reino Unido continuaría persiguiendo una resolución diplomática a la crisis en Siria por medio de cuatro formas: la destrucción del arsenal de armas químicas en su territorio de una vez por todas; un cese inmediato de hostilidades y el cumplimiento de Siria con todas las resoluciones del Consejo de Seguridad; volver a las conversaciones comenzadas en Ginebra y admitir la verdad sobre el uso de armas químicas y crímenes de guerra en Siria.

El presidente francés Emmanuel Macron comentó, que el resultado del voto del Consejo de Seguridad de la ONU “Envía un claro mensaje respecto al entendimiento de los miembros del Consejo de Seguridad, sobre las circunstancias, motivaciones y metas de sus acciones”.  Añadió que estarían elaborando una nueva resolución para tratar con todos los asuntos del uso de armas químicas en Siria, incluyendo inspecciones en la región.

Oremos para que Dios dirija a los líderes del mundo y de Israel, a fin de que tengan conocimiento con respecto al tiempo en que estamos viviendo, y sobre los planes del enemigo contra ellos.  Oremos para que Dios los proteja de cualquier represalia.

Oremos para que Dios le haga un alto a los planes del dictador Bashar al-Assad de desarrollar y utilizar armas químicas contra su propio pueblo, y que Rusia e Irán dejen de protegerlo.  Oremos para que sean reveladas las mentiras de Assad, y que este hombre malvado sea humillado delante de Dios.

Dice el Señor: “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia” (Isaías 41:10).

Modificado por última vez enMartes, 17 Abril 2018 16:29
volver arriba