Menu

Continúan las confrontaciones en Gaza

De acuerdo con el servicio de noticias Israel’s Ynet, uno de los manifestantes palestinos en la Franja de Gaza que fuera arrestado por las fuerzas de defensa israelí, el martes 15 de mayo, después de romper la valla fronteriza e infiltrarse en el territorio de Israel, admitió que Hamás está orquestando la violencia en la frontera para mantener su control sobre Gaza, y que usa cínicamente a mujeres y niños como escudos.  Añadiendo: “Hamás organizó las manifestaciones para que la gente no los rechazara”.

Hamás no oculta sus ansias por destruir a Israel, disfrazando todo como un derecho que tienen a manifestarse los pobres civiles inocentes.  Manda sin ningún escrúpulo a niños, a adolescentes y mujeres a la frontera de Gaza para provocar el caos, los usa como cortinas de humo, mientras que sus agentes tratan de infiltrarse en el territorio de Israel para cometer atentados.

Esto no lo decimos nosotros. Lo pregonan ellos mismos.  Lo único que usted tiene que hacer para comprobarlo, es abrir las páginas de Hamás en las redes sociales y leer las instrucciones que ellos les dan a sus seguidores.  Llamamientos tales... como... “Traigan cuchillos y armas a los enfrentamientos de hoy”.   Al igual que las disposiciones para secuestrar a ciudadanos israelíes, con el fin de utilizarlos en una negociación futura con Israel.  Este es el típico pacifismo de Hamás que la comunidad internacional, acepta y apoya.

Este hombre explicó, que la crisis humanitaria en la Franja se había deteriorado significativamente y que por eso Hamás planeó la llamada “Marcha del Retorno” para encender los ánimos de la gente, haciéndolo en una forma que “ayudara a la causa, y que tanto sus planes, como su propaganda habían tenido el efecto deseado”.

El hombre siguió diciendo: “Hamás controla todo en la Franja.  Nos envía mensajes a nuestras cuentas de Facebook y a los teléfonos celulares.  Sus agentes llegan a las mezquitas y entregan panfletos para que vayamos a la valla.  Cuando hay electricidad y se pueden encender los televisores, todo lo que podemos ver es la marcha de regreso.  Las personas ya están cansadas, aburridas, y yo soy uno de esos”.

También respaldó la declaración de Israel de que Hamás está utilizando a mujeres y niños como escudos humanos en la violencia.  Que los emplean como cobertura en sus ataques terroristas.

Y siguió contando: “Les dicen a las mujeres que avancen.  ‘¡Adelante eres una mujer, y el ejército israelí no le dispara a las mujeres’.  Le dicen a los niños pequeños: ‘Adelante, el ejército no le dispara a los niños’.  Los instan a que sigan a que avancen y como son niños pequeños, los engañan” - concluyó diciendo con tristeza.

Aunque Hamás envía a los civiles a morir, Israel los protege.  Israel ha hecho todo lo posible para aconsejar a los civiles palestinos a que se mantengan alejados de la zona de batalla en la frontera, e incluso han arrojado panfletos en Gaza advirtiéndoles del peligro.

Los aviones de las fuerzas de defensa israelí distribuyeron el lunes 14 de mayo por la mañana folletos sobre la Franja de Gaza exhortando a la población civil para que no se acercaran a la valla de seguridad.
Los volantes también le explicaban a los residentes de Gaza que el grupo terrorista Hamás, que gobierna la Franja, estaba arriesgando sus vidas al alentarlos a cometer actos violentos e intentar infiltrarse en Israel.

Enfatizando en los folletos: “Hamás está tratando de ocultar sus muchos fracasos al poner en peligro sus vidas.   Al mismo tiempo, está robándoles el dinero y usándolo para excavar túneles a expensas de todos ustedes”.

Las fuerzas de defensa de Israel  los instaban con estas palabras: “No permitan que Hamás los use como marionetas.  Merecen un mejor gobierno y un futuro mejor”.

La lógica enfermiza de los detractores de Israel es ignorar el contexto y los hechos y centrarse sólo en el recuento de cadáveres.

El razonamiento que utilizan los medios noticiosos y la mayoría del público en general es: “Dígannos cuántos palestinos fueron asesinados en comparación con cuántos israelíes, y sabremos quién tiene razón y quién está equivocado”.   Para ellos todo lo demás es irrelevante, lo único que cuenta es la supuesta criminalidad de Israel.

A los detractores de Israel les importa muy poco que el principio detrás de la multitud de palestinos que intentan apresurarse y traspasar la frontera, es el engaño, no el bienestar del pueblo palestino, como le han hecho creer al mundo entero.

Hamás está utilizando la violencia en la frontera entre Israel y Gaza para alejarse de sus propios y rotundos fracasos como gobernantes de facto de la Franja de Gaza desde el año 2007, cuando en un sangriento golpe le arrebataron su control a Abbas Fatah dos años después de que Israel evacuó a todos las comunidades judías y sus fuerzas militares del territorio.

Supuestamente, los disturbios se refieren al “derecho de retorno” de millones de palestinos: nietos, bisnietos y hasta tataranietos de árabes palestinos que una vez vivieron, en lo que se convirtió en Israel en 1948.  El derecho a “regresar” a un lugar en donde nunca han estado.

Aunque el “derecho de retorno” es una exigencia central de todos los líderes palestinos, no es un componente esencial de la identidad palestina, su implementación significaría el fin de la mayoría judía de Israel y, como resultado, el fin de Israel como el único estado judío

La estrategia de Hamás es simple: llevar hasta la cerca de la Franja a multitudes de palestinos - incluidos mujeres, niños y ancianos, junto con los terroristas armados, atacar a los israelíes del otro lado de la cerca y esperar las inevitables bajas civiles.  Cuantas más muertes de inocentes- mejor, para así poner toda la opinión pública a su favor.

“Fortaleced las manos cansadas, afirmad las rodillas endebles.  Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá, y os salvará” (Isaías 35:3–4).

Modificado por última vez enViernes, 18 Mayo 2018 20:02
volver arriba