Menu

Salvando la vida, pero ¿cuál vida?

Hace ya varias décadas un niño cayó en un viejo pozo en una pequeña comunidad en Estados Unidos.  En poco tiempo se recaudaron $40.000 dólares entre los vecinos del poblado para traer todo el equipo necesario para su rescate.  En 1937, Amelia Earhart, quien emprendiera un viaje en avión tratando de darle la vuelta al mundo, fue reportada perdida.  Por los diez días siguientes, el gobierno norteamericano y otros, gastaron más de $250.000 dólares diarios buscándola.  Le damos un gran valor a esta vida, ¡mientras que comparativamente gastamos muy poco por tratar de salvar las almas perdidas!

The Brethren Evangelist

Modificado por última vez enMartes, 12 Septiembre 2017 12:41
volver arriba