Menu

Escuche Radio América

La Pandemia Actual de “Abibliosis Crónica”

  • Fecha de publicación: Sábado, 05 Septiembre 2020, 18:58 horas

Radio América está en el aire las 24 horas.  Cada día iniciamos la programación a las siete de la mañana con un Momento Devocional.  Comienza con la lectura bíblica en la voz del Pastor Holowaty y luego la hermana María Cabañas, y otro miembro del personal, lee las peticiones de oración recibidas por teléfono, cartas o correo electrónico, y a continuación se ora por cada una de ellas y las necesidades del ministerio.

Hace más de 40 años, en un programa similar en la emisora KGEI en California, el Pastor José Holowaty, el fundador de Radio América, comenzó su devocional citando esta graciosa anécdota escrita por algún cristiano, para ilustrar “La epidemia de abibliosis crónica” que ya habían comenzado a padecer los cristianos en ese entonces, la cual se ha convertido en nuestros días en una “Pandemia Global”.  El término “abibliosis crónica” fue creado por él, para referirse a la “anemia espiritual crónica”, que agobia a millones de cristianos en el mundo.

Él comenzó narrando esta historieta: «Un Pastor le preguntó a un grupo de niños de la escuela dominical: ‘¿Alguien podría decirme quién derribó el muro de Jericó?’  Un niño respondió: ‘¡Yo no fui señor!’  Enojado el Pastor fue a donde la maestra del grupo de párvulos, pero ésta de inmediato le replicó: ‘Creo que este chico es honesto, y realmente no fue él quien lo hizo’.  Entonces acudió ante el diácono principal, quien le dijo en el acto: ‘He conocido al niño y a la maestra por años, y estoy seguro que ninguno de los dos habría hecho tal cosa’.  Estupefacto el ministro se apresuró a ir a la oficina de la Junta de Educación Cristiana, y el director de la misma replicó: ‘¡Pastor... Por favor  no hagamos tanto problema de esto! ¡Sólo díganos el monto del daño y lo cargamos a la cuenta de mantenimiento!’»

Esta historia humorística, en ese tiempo parecía una gran exageración, sin embargo, actualmente se ha convertido en una realidad entre la iglesia moderna, ya que el conocimiento bíblico de quienes profesan ser cristianos se ha vuelto abismal.

Hoy, con tanta tecnología que contamos, lo lógico sería suponer que el conocimiento de los cristianos se ha incrementado.  En contraste, los profesores de seminarios, teólogos y estudiosos en Estados Unidos, encargados de revisar los exámenes que se les hace a los jóvenes que van a ingresar en las universidades teológicas, los cuales determinan cuál es el conocimiento bíblico de cada uno de ellos, aseguran que los resultados de estas pruebas son alarmantes.

Por ejemplo, los jóvenes que ingresan a la Universidad de Wheaton, en Illinois, provenientes de iglesias evangélicas fuertes, con una larga historia de participación cristiana en grupos juveniles, campamentos y misiones, usan la Biblia regularmente, pero pocos parecen tener un conocimiento profundo de lo que está registrado en ella.

Estos profesores y pastores han concluido, que las personas en Estados Unidos definitivamente están viviendo en una era post-bíblica, ya que la inmensa mayoría de “cristianos” no leen la Biblia, y señalan los resultados de estas pruebas para demostrar su punto. 

De acuerdo con un artículo que fuera publicado en Internet por el ministerio Lamb & Lion: Un tercio de los estudiantes de primer año no pudieron poner los siguientes nombres en orden cronológico: Cristo, Abraham, Pentecostés y los profetas del Antiguo Testamento.

La mitad no pudo seguir la secuencia de estos eventos: el nacimiento de Isaac, el exilio de Judá, Moisés en Egipto y la muerte de Saúl.

Por increíble que parezca, otro tercio no pudo identificar a Mateo como apóstol, en una lista de nombres de personajes del Nuevo Testamento.  Cuando se les pidió mencionar el libro bíblico en que se encontraba una historia determinada, la gran mayoría no tenía la menor idea.

Un tercio no sabía si el libro de los Hechos era parte del Antiguo o Nuevo Testamento, y otro tanto igual no pudo encontrarlo en la Biblia.  La mitad no sabía que la historia de Navidad estaba registrada en Mateo, o que la historia de la Pascua estuviera en Éxodo.

En encuestas llevadas a cabo en Estados Unidos, entre estudiantes de escuelas secundarias de iglesias evangélicas fuertes se descubrió, que sólo tenían el 50% al 55% de las respuestas correctas, en un simple examen de 25 preguntas. 

El 80% no pudo colocar en orden cronológico a Moisés, Adán, David, Salomón y Abraham.  Sólo el 15% pudo ordenar los principales eventos en las vidas de Jesús y Pablo.  Únicamente el 33% fue capaz de encontrar el Sermón del Monte en el Nuevo Testamento, mientras que un asombroso 80% no sabía dónde se encuentra la Oración del Señor.

Esto hace que nos preguntemos: ¿Qué se enseña y predica en las iglesias evangélicas de Estados Unidos y del mundo entero hoy?  ¿Es que ahora sus pastores extraen sus sermones de los libros motivacionales de Joel Osteen, de presentadores famosos de televisión o de algún personaje famoso en cada país? ¿Están los maestros de escuela dominical usando la Escritura? ¿O será acaso que ahora la Biblia se ha convertido en el best seller menos leído de todos los tiempos?

Sin embargo, la exhortación de Pablo a Timoteo y a todo Pastor es: “Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas” (2 Ti. 4:1-4).

Ya casi para concluir nos gustaría hacer un paréntesis para que cada uno se auto-examine y determine cuál es su conocimiento bíblico.  Intente demostrarlo con estas pocas preguntas que hemos preparado:

1 - ¿Cuál de estos libros no está en la Biblia?
A - Isaías; B - Judas; C - Ezequías; D - Amós

2 - ¿Quién fue el primer rey de Israel?
A - Samuel; B - David; C - Saúl; D - Salomón

3 - Sara y Abraham tuvieron un hijo siendo ya ancianos a quien llamaron en el idioma hebreo “Risa”. ¿Cuál era su nombre real? 
A - Samuel; B - Ismael; C - Isaac; D - Jacob

4 - El hijo de David que reinó en su lugar fue…
A - Adonías;  B - Roboam;  C - Salomón; D - Absalón

5 - ¿Cómo se llamaba el sobrino de Abraham?
A - Labán; B - Eliezer; C - Lot; D - José

6 - ¿Cómo se llamaba el suegro de Jacob?
A - Abimelec; B - Labán;  C - Damasceno; D - Efraím

7 - ¿Cuál era el nombre del tercer hijo de Adán?
A - Cainán; B - Enós; C - Set; D - Enoc

8 - ¿Cuál es el séptimo libro del Nuevo Testamento?
A - Romanos; B - 1 Epístola a los Corintios; C - Hechos; D - Filipenses

9 - ¿Por cuántos siclos de plata vendieron a José?
A - 40; B - 30; C - 20; D - 25

10 - ¿Cuántas veces los israelitas rodearon Jericó?
A - Una vez; B - 7; C - 3; D - 5

Charles Haddon Spurgeon dijo en su libro, “Discursos a mis Estudiantes”: «En la Biblia tenemos una biblioteca completa, y el que la estudia a fondo, será un hombre más erudito que si hubiera estudiado todos los libros de la biblioteca de Alejandría.  Entender la Biblia debe ser nuestra ambición.  Es menester que estemos tan familiarizados con ella, como lo está una costurera con su aguja, un comerciante con su libro de apuntes, y un marinero con su embarcación.  Necesitamos conocer su corriente general, el contenido de cada libro, los detalles de sus historias, sus doctrinas, sus preceptos, en suma, todo lo que con ella está relacionado».

La Biblia es única en muchos sentidos, pero su singularidad fundamental se basa en Su Autor.  Cada palabra fue registrada por un ser humano, sin embargo, fue exhalada por Dios.  Este milagro de la doble autoría es lo que hace de ella un libro absolutamente único.

¡La Biblia nos da propósito y dirección!  ¡Es absolutamente el libro más grandioso jamás escrito!  ¡La historia ha demostrado a lo largo de los años que es indestructible!  Muchos han tratado de negar su autoridad y verdad y han intentado destruirla, pero debido a que Dios tiene el control, ¡será para siempre el mejor libro jamás escrito!

“Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza” (Ro. 15:4).

“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón” (He. 4:12).

 

volver arriba