Menu

Escuche Radio América

La fiesta de las trompetas - Rosh HaShanah

  • Fecha de publicación: Martes, 03 Septiembre 2013, 00:00 horas

    Rosh HaShanah, la festividad judía de las trompetas en el 2013, que comienza el 5 de septiembre y continúa por dos días, marca el año 5774 en el calendario judío.  Los israelitas le llaman Rosh HaShanah a la fiesta de las trompetas. 

 Se celebra casi cuatro meses después de la fiesta de las semanas, en el mes de septiembre o en octubre.  Dios los instruyó para que conmemoraran el día de reposo con un toque de trompetas. 

      Levítico 23:24 dice: “Habla a los hijos de Israel y diles: En el mes séptimo, al primero del mes tendréis día de reposo, una conmemoración al son de trompetas, y una santa convocación”.  Aunque la Biblia no nos ofrece más detalles respecto a cómo se ejecutaba este toque de trompetas, es fascinante estudiar la forma cómo observaban los judíos esta festividad tradicionalmente. 

      Según el Talmud - los comentarios judíos sobre las secciones legales del Tora, los judíos le agregaron un día adicional a la observación de esta fiesta.  Esto aparentemente ocurrió alrededor del año 500 antes de Cristo, cerca de mil años después que fueran dadas las regulaciones de Levítico.  Históricamente este cambio se debió a que los rabinos deseaban asegurarse que todas las personas habían divisado la luna nueva para que así pudiera ser declarado el Rosh HaShanah

      Debido a que esta conmemoración inauguraba el nuevo año, ellos sentían que era necesario una celebración de dos días.  La autenticación del principio de cada año era determinada por informes de testigos que aseguraban haber visto la luna nueva.  A fin de evitar el error de conmemorar la fiesta un día antes o de fallar en no celebrarla por un día, causando con esto que el entero año calendario quedara alterado, ellos le añadieron un día extra.  Esta decisión también fue adoptada debido a la preocupación, de que los judíos que vivieran en distritos distantes no escucharan la proclamación del tiempo de celebración. 

      Se iniciaba la conmemoración de esta fiesta durante el mes anterior tocando una trompeta de cuerno de carnero por 29 días.  El último día del mes cesaba el toque.  Luego, el primer día de Tisri, el de Rosh HaShanah, se tocaba una vez más la trompeta.  Este toque consistía de tres series distintas de treinta trompetazos cada uno, las cuales concluían con un toque de diez trompetazos.  Al final, se escuchaba un último toque, un sonido prolongado de la trompeta, que se llamaba el Teki'ah Gedolah, que significa "El gran toque". 

      El sonido de las trompetas se menciona más de 50 veces en el Antiguo Testamento.  Aunque servía para guiar al pueblo y antecedía los anuncios, el uso principal del shofar, de la trompeta de cuerno de carnero, era la "santa convocación"

      A pesar de que el primer día de cada uno de los siete meses, desde Nisán hasta Tisri, era introducido por el toque de una trompeta, la quinta fiesta llegó a ser conocida por los judíos como Yom Teruah, el "Día del Toque".  La selección de este nombre se debió a Números 29:1, el cual se refiere a esta fiesta como "día de sonar las trompetas".  Tisri, el mes de esta celebración, se convirtió en el primero en el calendario judío civil, y los israelitas con el paso del tiempo comenzaron a llamar Rosh HaShanah a este día festivo, lo cual significa "el principio del año". 

      Una información increíble 

      Un hecho asombroso emerge en los escritos de los teólogos judíos, quienes nos dicen concerniente a Rosh HaShanah, que el mensaje de la trompeta "era interpretado también como un símbolo de la final trompeta y como el llamado de convocación de Israel en su eterna batalla por el Reino de Dios". De manera interesante, ésta no es literalmente la final trompeta que se toca en las fiestas judías, todavía hay más toques incluyendo uno particularmente importante en Yom Kippur

      Esta asombrosa referencia simbólica a la "final trompeta" contiene implicaciones profundas para los estudiantes cristianos de la profecía.  Después de concluir exponiendo el punto de vista judío de esta fiesta solemne, compararemos el nombre especial de Rosh HaShanah con las Escrituras del Nuevo Testamento. 

      Surgen varias razones posibles respecto a por qué esta fiesta llegó  a ser conocida por el pueblo como el día de "la final trompeta".  Primero que todo, esta conmemoración solemne que se caracterizaba por cien toques, era la última del mes en el calendario dado a los judíos en Levítico.  Segundo, este día concluía con un solo toque prolongado que se tornaba cada vez más alto conforme concluía.  Este último trompetazo prolongado, le recordaba a los judíos el sonido como de bocina que iba aumentando en extremo cuando el Señor descendió sobre el monte Sinaí para hablarle a Moisés. 

      Un maestro sobre costumbres judías ofrece una excelente presentación sobre este aspecto de Rosh HaShanah.  Explica que a esta celebración se le llama "la final trompeta" por su conexión con el shofar - la trompeta de cuerno de carnero y el carnero que reemplazó a Isaac como sacrificio.  Dice que los judíos creían que el carnero que quedó trabado en el zarzal y que Abraham usó como sacrificio en lugar de su hijo, representaba al Mesías.  Enseñan también que el séptimo cuerno de este carnero se convirtió en la trompeta shofar que fue tocada en el monte Sinaí a la entrega de la Ley y que el toque de esta trompeta de cuerno de carnero llegó a ser conocido como "la primera trompeta".  

      Las creencias de los judíos con respecto a Rosh HaShanah, es que se trata de...  

1. Un día de juicio, un llamado por arrepentimiento y un tiempo de convocación para la nación.  Los escritores judíos nos dicen: “Isaías explícitamente asoció el sonido del shofar con una amonestación contra el pecado.  ‘Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado’ (Isaías 58:1)”.   La reunificación del pueblo judío y su retorno final a Dios será anunciado por un toque prolongado del shofar.  “Acontecerá también en aquel día, que se tocará con gran trompeta, y vendrán los que habían sido esparcidos en la tierra de Asiria, y los que habían sido desterrados a Egipto, y adorarán a Jehová en el monte santo, en Jerusalén” (Isaías 27:13). 

2. Un día de juicio para todo el pueblo.  El rabino Ismael del segundo siglo dijo:  "El hombre es juzgado en Rosh HaShanah y el veredicto es sellado en Yom Kippur". El Talmud - los comentarios judíos sobre las secciones legales del Tora,  declara: "En el año nuevo todas las criaturas pasan delante de Él como ovejas, tal como es declarado: Es Él quien moldea el corazón de todos ellos y considera todas sus acciones". 

3. Un día para condenar y confundir a Satanás, quien según los rabinos tiene una predilección especial por acusar a Israel en año nuevo, presentando delante del Señor todas sus faltas y pecados.

      Un cuadro emocionante 

      Cuando uno lee los versículos que describen el rapto, encuentra una similitud fascinante con la fiesta de las trompetas.  1 Tesalonicenses 4:16-18 nos dice que Jesús vendrá por los cristianos, "con trompeta de Dios".  Más específicamente, Pablo escribió así sobre el rapto: “He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados” (1 Corintios 15:51,52).  

      Por cerca de dos mil años los creyentes en Cristo han citado estas palabras de promesa con emoción.  Cuán extraño es que podamos apreciar tan amorosamente cada expresión de esta promesa especial y que nunca nos hayamos preguntado siquiera una vez, por qué Pablo se refirió al toque de la trompeta como "la final trompeta".  Sabemos que literalmente ésta no es la final trompeta a tocar en el plan revelado de Dios.  De hecho hay muchos más trompetas que sonarán tal como está registrado en el libro de Apocalipsis. 

      Algunos han interpretado el toque de esta "final trompeta" como la última de las siete trompetas mencionadas en el capítulo 11 del libro de Apocalipsis.  Sin embargo, ya que el toque de la trompeta es esencialmente parte de la cultura judía, es necesario interpretar su significado a la luz del entendimiento judío. 

      Según la teología judía el toque de "la final trompeta" durante Rosh HaShanah de ninguna forma implica que ya no se volverá a tocar más la trompeta durante las siete fiestas.  El día santo de Yom Kippur concluye con un toque llamado "el toque de la Gran Trompeta". 

      Y me pregunto: ¿No será que los creyentes hebreos del primer siglo comprendieron plenamente que esta referencia a "la final trompeta" tenía que ver con Rosh HaShanah porque entendían las fiestas judías y los diferentes nombres porque eran conocidas?  Esto puede ser un ejemplo de cómo la falta de un conocimiento profundo de las fiestas solemnes judías ha causado que muchos cristianos a lo largo de los siglos no hayan captado información profética de importancia.  

      Como el rapto es la convocación de los cristianos, y como la trompeta en el Antiguo Testamento era usada principalmente para convocar al pueblo a reunión, estudiosos de la profecía se han planteado la posibilidad, que hasta cierto punto no es descabellada, de que el rapto pudiera ocurrir en un día de Rosh HaShanah. 

      La gran reunión 

      Siguiendo la huida de Egipto y el retorno a la tierra prometida, los judíos celebraron su rescate con alabanzas.  Sin embargo, Dios promete un rescate futuro, semblanza de este primero, pero que también lo eclipsará por completo.  “No obstante, he aquí vienen días, dice Jehová, en que no se dirá más: Vive Jehová, que hizo subir a los hijos de Israel de tierra de Egipto; sino: Vive Jehová, que hizo subir a los hijos de Israel de la tierra del norte, y de todas las tierras adonde los había arrojado; y los volveré a su tierra, la cual di a sus padres” (Jeremías 16:14,15). 

      A principios de la década de 1900, un número de eruditos cristianos sugirió que la fiesta de las trompetas era el llamado para la reunificación de Israel.  No obstante, la mayoría de eruditos coinciden hoy, que a pesar de que es obvio que Dios asistió a los judíos para que volvieran a obtener control del territorio de Israel, todavía no hemos visto su verdadera "reunificación".   Para entender el razonamiento de ellos uno sólo necesita observar que a pesar de que los judíos una vez más están en posesión de su tierra natal, y aunque la población de Israel en el 2009 suma 7.411.000 habitantes, de ellos sólo unos 5.500.000 son israelitas, del total  de los 17.500.000 que se estiman hay en el mundo. 

      Devotos de las profecías bíblicas estuvieron en lo correcto al emocionarse en 1948 cuando el territorio de Israel ganó reconocimiento internacional como la tierra ancestral de los judíos.  Sin embargo, este retorno fue más una restauración del territorio, que el cumplimiento de la profecía de "reunificación", pese a todo esta restauración era importante por dos motivos principales: 

1. Para preparar el territorio para ser ocupado por un pueblo numeroso para el fin de los siete años del período de la tribulación, y 

2. Para que existiera un estado judío con el cual el Anticristo pudiera hacer un pacto de paz. 

      Preparación para el pacto 

      Uno sólo tiene que leer una edición del periódico Jerusalem Post para darse cuenta del creciente temor entre los judíos europeos por su seguridad.  El antisemitismo que está aumentando en Europa y en todas partes está llevándonos hacia otro holocausto.

      Conforme los líderes israelitas luchan con el problema de escasez de vivienda e inflación, la inmigración judía a Israel continúa.  Sólo en 1990 inmigraron al diminuto territorio de este país 200.000 judíos. 

      En 1991 arribaron 176.650 judíos.  ¡Por increíble que parezca en sólo un período de 24 horas el gobierno israelita les dio la bienvenida a 14.400 nuevos inmigrantes!  Este proyecto que se llamara Operación Salomón llevó a casi a todos los judíos etíopes a Israel.  Permítame a continuación citarle la tabla publicada por el Ministry of Immigrant Absorption - el Ministerio de Absorción e Inmigración a Israel, sobre el influjo de inmigrantes judíos, hasta el año 2008: 

Año  Número de inmigrantes

1992    77.350

1993    77.860

1994    80.810

1995    77.660

1996    72.180

1997    67.990

1998    58.500

1999    78.400

2000    61.542

2001    44.633

2002    35.168

2003    24.652

2004    22.500

2005    22.818

2006    19.264

2007    19.700

2008    13.681

2009, llegaron más de 30.000.

      El mayor influjo de inmigrantes en Israel ha sido desde la Unión Soviética.  Muchos de estos judíos sólo sabían que eran israelitas por la gran letra "Y" para "Yid" que exhibían en sus tarjetas de identidad.  Esta "Y" recuerda la estrella amarilla que los judíos llevaban puesta en Alemania Nazi.  Incluso en Rusia hoy, esa "Y" constituye un problema para mantener un trabajo o encontrar un apartamento.  El influjo de inmigrantes judíos rusos en Israel ha acrecentado el porcentaje total de la población en un 10%.  

      Vale la pena hacer notar que la mayoría de gentiles no apoyan a Israel históricamente, y que tampoco los judíos son bien acogidos en las naciones gentiles.  Cuán interesante es notar que los personas que aprecian y aman al pueblo judío son en su mayoría cristianos evangélicos premileniales. 

      Cuando los cristianos auténticos partan en el rapto, no habrá un país seguro, ni un lugar firme para los judíos, ¡excepto Israel!  La ausencia de este grupo que apoya a los judíos aumentará tanto el peligro de antisemitismo mundial como del histórico conflicto árabe-israelita.  Esta condición inestable, producto de múltiples problemas, pavimentará el camino para que los judíos acepten por completo el pacto de paz que propondrá el Anticristo. 

      Datos interesantes sobre Rosh HaShanah 

      Los rabinos enfatizan el carácter gozoso de Rosh HaShanah al igual que su solemnidad.  Los eruditos judíos ven tres etapas de juicio.  Dicen: "Tres libros son abiertos en Rosh HaShanah uno para los inicuos, uno para los justos y otros para los del medio.  Los justos son inscritos de inmediato en el libro de la vida, los inicuos en el libro de los muertos y el veredicto de los que están en el medio es suspendido hasta Yom Kippur". 

      El origen escritural de esta creencia se origina de esta declaración de Dios, "Os haré pasar bajo la vara, y os haré entrar en los vínculos del pacto" (Ezequiel 20:37).  La referencia a hacer "pasar bajo la vara",  se deriva de la práctica de los pastores de pasar a las ovejas bajo la vara, para separarlas cuando llegan por la noche a dormir en el aprisco. 

      Y me pregunto: ¿Los justos que ellos mencionan, son los creyentes, tanto judíos como gentiles, que serán tomados en el rapto?  Como Rosh HaShanah es una fiesta de la cosecha, este día muy bien podría representar la cosecha de almas llevadas al cielo.  Recuerde que en la fiesta de las primicias, cuatro meses antes, se mecía una gavilla delante del Señor, tal como dice Levítico 23:10 y 11: “Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando hayáis entrado en la tierra que yo os doy, y seguéis su mies, traeréis al sacerdote una gavilla por primicia de los primeros frutos de vuestra siega.  Y el sacerdote mecerá la gavilla delante de Jehová, para que seáis aceptos; el día siguiente del día de reposo la mecerá”

      Sin embargo al referirse a esto mismo en 1 Corintios, primicia está en plural.  "Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida" (1 Corintios 15:23).  El uso del plural completa el cuadro profético.  “La primicia” primera representaba a Jesús, luego “las primicias” a todos los cristianos para quienes provee justicia y salvación. 

      Quizá  los inicuos que son inscritos en el libro de los muertos son esos que dice el libro de Apocalipsis que recibirán la marca de la bestia durante la tribulación.  “Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo... Y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre” (Apocalipsis 13:8; 14:11).  

      Por su parte, el gran grupo mencionado como esos de "en medio" son los que no reciben la marca de la bestia, y que durante los siete años de la tribulación o a su conclusión, finalmente creerán en Jesucristo como Mesías. 

      Resumen de la fiesta de las trompetas - Rosh HaShanah 

      El toque de las trompetas durante todo el día anunciaba la celebración de esta fiesta.  El primer día del año judío se conmemora como una festividad solemne de convocación, de examen para Dios y de confusión para Satanás.  Algunos estudios de las profecías creen, que el último trompetazo de esta convocación de Rosh HaShanah es una hermosa descripción del punto focal de la esperanza de los cristianos, ¡del rapto!

volver arriba