Menu

Escuche Radio América

Datos importantes sobre el conflicto Arabe-Israelí

  • Fecha de publicación: Martes, 18 Septiembre 2012, 05:56 horas

 Capitolina»Aelia derivada de su propio nombre que era «Aelius», mientras que Capitolina significa, que la ciudad nueva había sido dedicada a Júpiter, cuyo templo en Roma se encontraba en la Colina Capitolina.

•   La ciudad de Jerusalén nunca ha tenido el mismo significado espiritual para los musulmanes como para los judíos.
•   No existe evidencia de que Mahoma realmente hubiera visitado a Israel.
•   Mientras los judíos oran mirando hacia Jerusalén, los musulmanes siempre han orado en dirección a la Meca, con sus espaldas hacia Jerusalén.
•   Jamás ha existido un estado árabe palestino.  Aunque algunas tribus árabes vivieron en la tierra después de la conquista musulmana en el siglo VII, no tuvieron una entidad política autónoma.  La tierra fue controlada a distancia por gobernantes musulmanes hasta 1917.
•   Entre 1917 a 1948, durante los años del Mandato Británico, los sueldos más altos y un mejor nivel de vida atrajo a muchos árabes de Siria y Egipto.  Bajo ese Mandato, ambos, judíos y árabes portaban pasaportes que los identificaban como «palestinos».
•   En 1922, el 78% del área bajo el Mandato Británico al este del río Jordán se convirtió en un estado árabe palestino, el que fue llamado el Reino de Jordania, y el resto fue destinado para Israel.
•   En 1947, la ONU redujo el tamaño designado para los judíos, pese a todo, los árabes rehusaron el Plan de Partición, el que les habría otorgado, en ese momento, el estado que exigen hoy en día.  Los judíos aceptaron el plan en 1948, pero los líderes árabes le indicaron a su gente que salieran de Israel, prometiendo que eliminarían a los judíos de la tierra y que luego podrían regresar.  El 68% se fue sin haber visto un sólo soldado israelí.  Así surgió el problema de los “refugiados palestinos”, los que se han mantenido deliberadamente dentro de campamentos con el propósito de desprestigiar a Israel ante la opinión mundial.
•   Al mismo tiempo, los judíos que vivían en tierras árabes fueron forzados a huir de esos países, dejando atrás todas sus posesiones, debido a la brutalidad, la persecución, y los “pogromos” árabes.
•   Se calcula que el número de refugiados árabes que salieron de Israel fueron unos 650.000, y se calcula una cifra igual para los refugiados judíos forzados a salir de tierras árabes durante ese mismo período.
•   Bajo el gobierno jordano, fueron profanados los lugares sagrados de los judíos, y se les negó el acceso a sus centros de adoración.  Bajo el gobierno israelí, todos los sitios sagrados musulmanes y cristianos han sido preservados, y están accesibles a personas de todos los credos.

El territorio de Israel es una unidad geográfica, desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo.  Si se dividiera nuevamente, tal como era antes de 1967, quedaría prácticamente sin protección.  También es importante recordar que la Margen Occidental es el centro de la tierra bíblica de Israel, ya que constituye lo que era la antigua Judea y Samaria.  Esa región montañosa ofrece una ventaja estratégica de control a quienes la ocupan, además de ser el punto donde la lluvia cae y corre a ambos lados de la montaña.  Sin ese territorio, Israel sólo poseería la orilla costanera de unos 14 a 24 kilómetros de ancho.

Nunca hubo paz cuando la Margen Occidental y Jerusalén Oriental estuvieron controlados por los árabes entre los años 1948 a 1967.  Si su devolución pudiera traer paz al Medio Oriente, como tan frecuentemente se ha sugerido, ¿por qué nunca la hubo durante esos veinte años cuando estuvo en poder de los árabes?  Si la Autoridad Palestina dice que estaría satisfecha que se le otorgue la autonomía de la Margen Occidental, ¿entonces por qué se integró en 1964 la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), si la Margen Occidental ya estaba bajo control árabe?  ¿Por qué las naciones árabes declararon la guerra a Israel en 1967, cuando en ese momento poseían ese territorio?  ¡No fue para liberar a los palestinos, sino para destruir a Israel!

El Convenio de la OLP todavía exige la destrucción del Estado de Israel.  Ese documento fundamental siempre le ha negado cualquier derecho de autonomía a los judíos, y nunca ha sido oficialmente enmendado.  En conformidad con el Acuerdo de Oslo de 1993, Israel le ha entregado a los palestinos la mayoría de los territorios de la Margen Occidental, los que actualmente son gobernados casi en su totalidad por la Autoridad Palestina.  Sin embargo, el liderato de la OLP aún tiene la intención de controlar todo el territorio de Israel, y no sólo la Margen Occidental y la Franja de Gaza.  De hecho esta fue la causa detrás de la más reciente “Intifada” o levantamiento.

El sionismo es como un sueño cumplido, que aún continúa vivo hasta nuestros días.  Este movimiento surgió a finales del siglo XIX en respuesta a su larga historia de antisemitismo, con el único deseo de que los judíos pudieran vivir tranquilamente en algún lugar según su tradición cultural y religiosa.  El retorno del pueblo judío a su propia tierra es el cumplimiento de las promesas de Dios registradas en su Palabra para estos tiempos finales.  ¡Todavía faltan millones de judíos por regresar, y necesitan todo el terreno posible para ubicar a esos inmigrantes, que vienen desde el norte, sur, este y oeste!

Para hacer justicia al pueblo palestino, ¿será necesario formar un segundo estado árabe palestino?  Ese lugar ya existe, y es Jordania, donde una gran mayoría de los ciudadanos son palestinos.  Además, existen por lo menos veinte naciones árabes o musulmanas vecinas que los podrían acomodar, en contraste con un sólo estado judío.

Israel es el único estado democrático en la región.  Las autoridades israelíes se esfuerzan por tratar bien a los árabes que quieran establecer su hogar allí.  Israel trata mejor a sus ciudadanos “palestinos” que los propios gobiernos de la Autoridad Palestina, Jordania, Siria, y Egipto.

Las pandillas de supuestos niños y adolescentes que arrojan piedras, no son ni inocentes ni inofensivas.  Mezclados entre esos jóvenes también se encuentran francotiradores y soldados palestinos armados.  Si no se controlan, atacan como ya lo han hecho, a ciudadanos inocentes.  Un gobierno responsable tiene la obligación de mantener el orden y control civil.

No existen soluciones fáciles para este problema.  Tanto los palestinos musulmanes como los árabes cristianos, con frecuencia quedan atrapados en medio de las hostilidades, mientras los jóvenes soldados israelíes tienen que tomar decisiones difíciles en medio de las pedradas y balazos mortales.

Los que creemos en la Biblia como palabra verdadera de Dios deberíamos meditar en los siguientes versículos:

•   “Cuando el Altísimo hizo heredar a las naciones, cuando hizo dividir a los hijos de los hombres, estableció los límites de los pueblos según el número de los hijos de Israel” (Dt. 32:8).
•          “Porque he aquí que en aquellos días, y en aquel tiempo en que haré volver la cautividad de Judá y de Jerusalén, reuniré a todas las naciones, y las haré descender al valle de Josafat, y allí entraré en juicio con ellas a causa de mi pueblo, y de Israel mi heredad, a quien ellas esparcieron entre las naciones, y repartieron mi tierra” (Jl. 3:1, 2).

volver arriba