Menu

Escuche Radio América

La invasión Rusa a Israel

  • Fecha de publicación: Sábado, 27 Diciembre 2014, 01:57 horas

Las Escrituras indican que un ejército del norte invadirá a Israel en los últimos días. 

Eruditos bíblicos han rastreado el origen de los pueblos mencionados en la profecía y han determinado que esta fuerza invasora estará conformada por tribus que han habitado en el territorio de Rusia desde tiempos inmemoriales.  Esta profecía nunca se ha hecho una realidad, por lo tanto tendrá su cumplimiento en el futuro.

          En los capítulos 38 y 39 de Ezequiel, la Palabra de Dios dice que en los últimos días habrá una invasión masiva a Israel desde el norte.   Este asalto estará comandado por un hombre al que la Biblia se refiere enigmáticamente como "Gog".  Dice: “Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: Hijo de hombre, pon tu rostro contra Gog en tierra de Magog, príncipe soberano de Mesec y Tubal, y profetiza contra él, y di: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo estoy contra ti, oh Gog, príncipe soberano de Mesec y Tubal.  Y te quebrantaré, y pondré garfios en tus quijadas, y te sacaré a ti y a todo tu ejército, caballos y jinetes, de todo en todo equipados, gran multitud con paveses y escudos, teniendo todos ellos espadas; Persia, Cus y Fut con ellos; todos ellos con escudo y yelmo; Gomer, y todas sus tropas; la casa de Togarma, de los confines del norte, y todas sus tropas; muchos pueblos contigo.  Prepárate y apercíbete, tú y toda tu multitud que se ha reunido a ti, y sé tú su guarda.  De aquí a muchos días serás visitado; al cabo de años vendrás a la tierra salvada de la espada, recogida de muchos pueblos, a los montes de Israel, que siempre fueron una desolación; mas fue sacada de las naciones, y todos ellos morarán confiadamente.  Subirás tú, y vendrás como tempestad; como nublado para cubrir la tierra serás tú y todas tus tropas, y muchos pueblos contigo. Así ha dicho Jehová el Señor: En aquel día subirán palabras en tu corazón, y concebirás mal pensamiento” (Ezequiel 38:1-10).

          La mayoría de estudiantes de las profecías bíblicas coinciden en que estos pasajes se refieren a una confederación del norte en los últimos días comandada por Rusia, que avanzará como tormenta hacia el sur, en dirección a la tierra prometida, en un intento por destruir a Israel, despojarlo de su riqueza y tomar control del Medio Oriente.  Las condiciones actuales en Rusia hacen este evento mucho más probable que ningún otro acontecimiento de la historia registrada.

          Los pasajes que acabamos de mencionar contienen varios nombres propios con los cuales necesitamos estar familiarizados si deseamos comprender plenamente este pasaje.  Por ejemplo Gog, Magog, Mesec, Tubal, Persia, Cus, Fut, Gomer, Togarma, y muchos otros pueblos.

          En Ezequiel 38:2 el Señor llega hasta Ezequiel y le dice: "Hijo de hombre, pon tu rostro contra Gog en tierra de Magog ..."  Después de leer este versículo surgen de inmediato dos preguntas:

1.      ¿Quién es Gog?
2.      ¿Dónde está la tierra de Magog?

          Primero, el nombre de Gog es una palabra hebrea que significa literalmente "alto, supremo, elevación o una montaña alta".  Cuando uno examina la forma cómo Ezequiel menciona a Gog en los capítulos 38 y 39 de su libro, parece muy claro que está refiriéndose a una persona y no a un lugar.  Por ejemplo Ezequiel 38:2 dice que Gog está "en tierra de Magog" y que es "príncipe soberano de Mesec y Tubal".  Es aparente por las palabras de Ezequiel, que Gog es una persona del territorio de Magog y que es príncipe del antiguo pueblo de Mesec y Tubal.

          Si este es el caso, Gog sería un título de nobleza, algo así como Faraón, césar, Herodes, zar o presidente.  Es interesante que en el texto original de los capítulos 38 y 39 de Ezequiel, Dios mencione once veces este título, haciendo así de Gog el personaje principal del drama.  Por consiguiente, la Palabra de Dios claramente identifica a Gog como el arquitecto y la fuerza impulsora detrás de esta invasión masiva a Israel en los últimos días.

          En Ezequiel 38:15 y 39:2 encontramos otra indicación de que Gog es el nombre o título de una persona.  En estos versículos la Biblia dice claramente que Gog es uno que viene "de las regiones del norte ... de las partes de norte".  Ezequiel procede a decirnos, que Gog en un sentido más específico, viene de la "tierra de Magog".  Por lo tanto ahora que se ha determinado que Gog es el nombre o el título de una persona, no el nombre de un lugar procedamos a dirigir nuestra atención a Magog.

          Hablando bíblicamente el nombre de Magog aparece mencionado por primera vez en la tabla de las naciones de Génesis 10:2.  "Los hijos de Jafet: Gomer, Magog, Madai, Javán, Tubal, Mesec y Tiras".  Aquí la Biblia nos dice que Magog fue uno de los siete hijos de Jafet, el tercer hijo de Noé.  Los eruditos bíblicos dicen que después del diluvio los descendientes de Jafet se establecieron a todo lo ancho de Eurasia, desde los mares Negro y Caspio hasta España.  Es interesante notar que el nombre de Jafet significa "expansión" y en Génesis 9:27 la Biblia dice que Noé bendijo a la descendencia de Jafet y oró: "Engrandezca Dios a Jafet".  Obviamente, Dios respondió a esta oración ya que los descendientes de Jafet han prosperado y se han establecido a través de todo el continente euroasiático.  Por consiguiente, en un sentido más amplio podemos ver que los descendientes de Magog han habitado entre los límites geográficos del área que hoy conocemos como Eurasia.

          Por consiguiente, basados sólo en la evidencia bíblica, la tierra de Magog corresponde al área al norte de Israel que hoy conocemos como Rusia y Asia Central.  Asia Central incluye las exrepúblicas soviéticas independientes de Kazakistán, Turkmenistán, Tadyikistán, Usbekistán y Kirguistán. Dirijamos ahora nuestra atención a evidencia extra-bíblica pertinente a Magog.

          Una de las primeras referencias extra-bíblicas al nombre de Magog la hizo Hesíodo en el siglo séptimo antes de Cristo.  Según los escritos de Hesíodo, Magog fue el padre de un antiguo grupo de personas conocidas como los escitas.  Los escitas eran nómadas, miembros de tribus merodeadoras de las estepas rusas que más tarde se establecieron en la fértil área del sur de Rusia, exactamente al norte de los montes Cáucaso y el mar Negro.  Es interesante notar que el nombre Cáucaso literalmente significa "Fortaleza de Gog".

          Josefo, el respetado historiador judío del primer siglo está de acuerdo con el relato de Hesíodo.  Esto es lo que dice Josefo en su libro Antigüedades de los Judíos, Libro uno, Capítulo sexto sobre la identidad de Magog: "Magog fundó a los que se llamaron magogas, pero que los griegos denominan escitas".

          Al igual que Hesíodo, Josefo identificó a Magog como el territorio de los escitas, la región norte y noreste del mar Negro y este del mar Aral.  La explicación de Josefo tuvo la aceptación de los primeros padres de la Iglesia tal como Jerónimo y Teodoreto.  Filo, el escritor del primer siglo, fue también otra fuente antigua de información que identificó a Magog con los escitas y el sur de Rusia.  También Heródoto de Halicarnaso, conocido como el "Padre de la Historia", escribió sobre los escitas identificándolos como descendientes de Magog.  Según Heródoto, los escitas eran un grupo de tribus nómadas que hicieron su hogar en el área de las estepas rusas.

          Mesec y Tubal fueron los nombres del sexto y quinto hijos de Jafet: “Los hijos de Jafet: Gomer, Magog, Madai, Javán, Tubal, Mesec y Tiras” (Génesis 10:2).  Ezequiel 27:13 también dice que Mesec y Tubal comerciaban con Tiro, el moderno Líbano.  Muchos estudiosos de las profecías consideran que es una alusión directa a Moscú y Tobolsk.  Otros opinan que también es probable que Mesec y Tubal se refieran al antiguo Moshi/Mushki y Tubalu/Tibareni, los que ocuparon primariamente el área alrededor del sur del mar Negro y Caspio.  Hoy estas naciones corresponderían a Turquía y partes del sur de Rusia.  Todas son áreas con mayoría musulmana.

          El versículo 5 menciona tres nombres más: “Persia, Cus y Fut con ellos”Persia es muy fácil de identificar.  En el año 539 antes de Cristo, los persas conquistaron la ciudad de Babilonia.  Sólo tenemos que observar un mapa del antiguo imperio asirio para ver que estaba centrado en la nación conocida hoy como Irán, parte de Iraq y Turkmenistán.  De hecho, Irán fue llamado Persia hasta 1935, cuando cambió su nombre a Irán y luego a República Islámica de Irán en 1979 durante la revolución.  Irán e Iraq son archi-enemigos de Israel y del occidente y apoyan a los palestinos.

          Cus era hijo de Cam: “Los hijos de Cam: Cus, Mizraim, Fut y Canaán” (Génesis 10:6).   Los descendientes de Cus ocuparon el territorio al sur de Egipto, sobre el río Nilo.  Hoy ese territorio está ocupado por Sudán.  Sudán es la sede del Frente Nacional Islámico, está gobernado por una dictadura islámica, apoya a Iraq y alberga un número incontable de grupos terroristas islámicos.

          Fut, era otro hijo de Cam.  “Los hijos de Cam: Cus, Mizraim, Fut y Canaán” (Génesis 10:6).  Sus descendientes ocuparon el territorio al occidente de Egipto que hoy se conoce como Libia.  Libia es otro de los países que apoya el terrorismo y abiertamente rehúsa reconocer el derecho de Israel a existir.  Cuando se integre la coalición en contra de Israel, Libia no dudará dos veces en participar.

También están “Gomer y Togarma”Gomer fue el primer hijo de Jafet.   “Los hijos de Jafet: Gomer, Magog, Madai, Javán, Tubal, Mesec y Tiras” (Génesis 10:2).  Sus descendientes fueron los antiguos cimerios.  En la Turquía moderna hay un área que en tiempos del Nuevo Testamento era llamada Galacia.  El historiador judío Flavio Josefo dice que esas personas que  en sus días se les conocía como gálatas o galos anteriormente se les llamaba gomeritas.

          Togarma era hijo de Gomer, como dice el registro bíblico: “Los hijos de Gomer: Askenaz, Rifat y Togarma” (Génesis 10:3).  La Enciclopedia Británica dice “Que los armenios tradicionalmente se conocen como los descendientes de Togarma y Askenaz”.   La Armenia antigua se extendía hasta Turquía.  El nombre Turquía probablemente viene de Togarma. Otros de los descendientes de Togarma emigraron a Alemania.  Askenaz es la palabra hebrea para Alemania.

          El versículo 6 añade “muchos pueblos contigo”.  Al referirse a estos muchos pueblos, Dios tal vez está aludiendo a los países próximos a Israel que serán parte del Jihad.  Otras naciones podrían ser Siria, Jordania y Egipto.  Todas son islámicas y ni una sola de ellas vacilaría en apoyar la destrucción de Israel si tuvieran la oportunidad de unirse a esta vasta coalición.

          Como ya vimos los aliados invasores del norte son mencionados por tribus.  Hoy la mayoría de estas naciones son islámicas y son enemigos declarados de Israel. El profeta hasta cita los países que cuestionarán la razón de esta invasión, y los mismos parecen que se originan del antiguo imperio británico y naciones ricas petroleras alineadas con el occidente.  Ezequiel dice: “Sabá y Dedán, y los mercaderes de Tarsis y todos sus príncipes, te dirán: ¿Has venido a arrebatar despojos? ¿Has reunido tu multitud para tomar botín, para quitar plata y oro, para tomar ganados y posesiones, para tomar grandes despojos?” (Ezequiel 38:13).  

          Ese es exactamente el alineamiento que vemos hoy en esa región.  Los eruditos en profecía creen que Sabá y Dedán son Arabia Saudita y Kuwait, y que Tarsis y todos sus príncipes son los países del norte donde se habla inglés.  Dios anticipó que destruirá este ejército del norte que llegará en contra de Israel y al hacerlo se santificará a Sí Mismo y llegará a ser reconocido por todas las naciones.  También dijo con relación al tiempo de esta invasión: “Y enviaré fuego sobre Magog, y sobre los que moran con seguridad en las costas; y sabrán que yo soy Jehová” (Ezequiel 39:6).

          Esta guerra será muy diferente a cualquiera otra en la historia y desencadenará una serie de eventos irreversibles que cambiarán la faz del mundo para siempre.  No en vano Dios separó dos capítulos enteros de la Biblia para advertir a la humanidad de este gran conflicto venidero.

          La Escritura nos advierte que Estados Unidos no defenderá a Israel, sino que los judíos tendrán que resistir solos con Dios.  Cuando esta guerra finalmente se desate, Estados Unidos no podrá ayudarlos, porque estará incapacitado para hacerlo.  Pero la Biblia también declara que los ejércitos invasores serán finalmente destruidos por Dios y que será una guerra devastadora, tanto para Israel como para el mundo entero.  Los eruditos bíblicos se encuentran divididos respecto a sí esta batalla profética es parte del Armagedón o si ocurrirá antes, a fin de preparar el camino para la aparición del Anticristo, el líder mundial que pondrá en vigor un pacto de paz con Israel y el mundo.

          Mientras tanto, la humanidad permanece tranquila y confiada, conforme el desenvolvimiento de esta profecía continúa avanzando inexorablemente, y a esos que se llaman a sí mismos cristianos, tanto judíos como gentiles, seguidores de Jesús el Mesías, se les dice que se examinen a sí mismos, para saber si son fríos o calientes, tal como declara Apocalipsis 3:14-16: “Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente.  ¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca”.

          El Señor Jesucristo dio esta advertencia para toda la humanidad: “Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre” (Lucas 21:36).

          La Biblia asimismo advierte que Rusia actuará como “guarda”.  “Prepárate y apercíbete, tú y toda tu multitud que se ha reunido a ti, y sé tú su guarda” (Ezequiel 38:7).   Rusia - “Magog” -  y toda la multitud que le acompañará deberán prepararse, y Rusia actuará como “guarda”, de todos ellos: de Irán, Turquía y los otros países aliados.

          Un “guarda” protege, defiende, bloquea tratados, sanciones internacionales y provee armas, tecnología, inteligencia, dirección y control, mientras en la mayoría de los casos permanece tranquilo, oculto, en las sombras hasta que llega el momento apropiado.  Y eso es exactamente lo que Rusia está haciendo ahora mismo.

Rusia en la actualidad

          Rusia se está constituyendo en una super potencia una vez más, y una nueva dictadura ha emergido de la depresión que tuvo lugar por muchos años después de la caída de la Unión Soviética.  El nuevo crecimiento en su economía debido a los recursos naturales de su territorio, la llevarán una vez más a su condición de super potencia.  El nacionalismo, la anarquía y el antisemitismo han aumentado hoy.  La mayoría de los ex-líderes del bloque soviético de la antigua Unión Soviética han vuelto a retomar el poder.  Más del 50% de las posiciones de autoridad en Rusia, incluyendo la que desempeñara en el pasado el señor Putin, están ocupadas por ex-oficiales de la KGB - de la policía secreta rusa.

          Todos ellos lamentan la caída de la antigua Unión Soviética, y desean integrar una unión de naciones comandadas por Rusia.  El señor Putin, recientemente anunció que espera que para este año 2014 cuenten con una nueva Unión Euroasiática, un proyecto de integración económica y política basado en la unión aduanera de Bielorrusia, Kazajistán,  Rusia y el Espacio Económico Único, y ampliable a otros estados de la Comunidad Económica Eurasiática y la Comunidad de Estados Independientes.  Esto ya se está poniendo en vigor mediante la unión de las estructuras existentes de la Unión aduanera y el Espacio Económico Único.

          Ya no existe libertad de expresión en Rusia.  La televisión y otros medios noticiosos, una vez más están controlados por el gobierno, y cualquiera que se les opone termina bien a menudo muerto.  Los nuevos pasos que está dando el señor Putin para volver a ganar el control centralizado del poder están llevando al país hacia una dictadura.

          Rusia continúa modernizando su armamento nuclear y preparando nuevos refugios subterráneos para un caso de guerra.  Han desarrollado exitosamente un nuevo misil de largo alcance que puede cambiar de dirección después de haber sido disparado.  Estos misiles pueden penetrar exitosamente el escudo protector antimisil que se está instalando en Estados Unidos.

          Rusia también tiene vínculos estratégicos con los países islámicos de la región, y está ayudando activamente a Irán en la construcción de sus plantas nucleares, que le darán a este país suficiente material para construir armas nucleares.  Los países árabe islámicos tienen un enemigo común y en un momento determinado van a tratar de deshacerse de la presencia de Israel, con Rusia como su protector.

          Las profecías en los capítulos 38 y 39 de Ezequiel indican que Dios pondrá garfios en las quijadas de Rusia y la llevará contra el territorio de Israel en los últimos días.  Los garfios bien podrían ser semblanza de los pactos de defensa y los acuerdos económicos que Rusia ha establecido con Siria, Irán y las otras naciones islámicas.  En la batalla que describe Ezequiel, Rusia será el líder de la coalición regional en contra de Israel.

          Hasta el momento de esta confrontación, Rusia se mantendrá como una super potencia mundial militar.  Por otra parte, Estados Unidos ha estado desmantelando su capacidad nuclear, sin considerar a los rusos como una amenaza y sin importarle que ellos han modernizado sus submarinos nucleares y su sistema de misiles, y que hoy por hoy si quisieran podrían destruir a este país o a cualquier otro adversario.

          La Escritura declara que este ejército del norte estará espléndidamente equipado con todas las armas concebibles.   Rusia todavía cuenta con un buen número de científicos que pueden desarrollar un formidable armamento militar si convierten esto en su principal preocupación y enfoque nacional

          Algunos están convencidos que Estados Unidos y Rusia ya no constituyen una amenaza el uno contra el otro, ni para los demás, sin embargo los rusos casi siempre adoptan una posición que es contraria a los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos.  Exportan tecnología nuclear y armas avanzadas de guerra que saben que va a ser utilizados en contra de Norte América, Israel y el Occidente. 

          Tienen una agenda mundial que intencionalmente está proveyendo armas al fascismo islámico y a dictadores sin escrúpulos, para llevar a cabo la guerra contra el Occidente. Las grandes potencias del mundo que permiten el fascismo islámico y otras naciones que abiertamente proclaman su odio contra Estados Unidos, son Rusia y China. Aunque Rusia y los líderes occidentales anunciaron el fin de la guerra fría después de la caída de la Unión Soviética, las recientes acciones y la retórica de Rusia indican que la guerra fría continúa.

Señales de los tiempos

          Rusia está siguiendo los pasos de Alemania antes de la segunda guerra mundial.  El orgullo nacional y el recuerdo del imperio que una vez tuvieron, los está llevando a reconstruirlo bajo las órdenes de su actual presidente.  Putin no sólo es ahora nuevamente presidente, sino que cada día gana más poder y ha declarado específicamente que su meta principal es volver a llevar a Rusia a su posición de super potencia una vez más.

          Al analizar las noticias publicadas recientemente, relacionadas con sucesos ocurridos en Rusia, advertimos que todas ellas confirman la transición que se está llevando a cabo en ese país en preparación a la futura invasión.

          Por ejemplo, en el lecho marino del Polo Norte, a 4.261 metros de profundidad, reposa una bandera rusa de titanio.  Fue colocada allí en agosto del 2007, cuando dos batiscafos rusos descendieron hasta ese lugar, extendieron un brazo robótico, y tal como hicieran los astronautas estadounidenses en la Luna 38 años antes, plantaron el pabellón de su país.  En su interior viajaba Artur Chilingarov, explorador, miembro de la Academia de las Ciencias de Rusia y diputado de la Duma, quien declaró de regreso en Moscú: “El Ártico es ruso, el Polo Norte es una extensión territorial de Rusia”, siendo honrado por un sonriente Vladimir Putin, que aprovechó la ocasión para decir con orgullo: “Seguiremos el ritmo de ampliación de nuestra presencia en el Ártico”.

          Sin embargo, el Ártico y el Polo Norte, no son rusos.  Hasta el día de hoy, la jurisdicción de cada uno de los cinco países ribereños del océano Ártico, que son Canadá, Dinamarca, Noruega, los Estados Unidos y Rusia, apenas se extiende hasta unos 370 kilómetros más allá de su costa, la línea que establece el Derecho del Mar como límite de su jurisdicción.  Desde allí hasta el Polo, nadie puede explotar los recursos del Ártico. Se trata de aguas internacionales. Al menos, hasta este momento.

          Según estimaciones de la Administración de Información Energética de los Estados Unidos, sólo en recursos energéticos, bajo el ártico se encuentra el 22% de las reservas mundiales de petróleo, que suman aproximadamente unos 90.000 millones de barriles.  Si la región fuese tomada de forma conjunta, convertiría al país que lo hiciera en el octavo productor mundial.  Asimismo en esta área se encuentra más del 30% del gas natural, esto sin mencionar otros tesoros inexplorados como uranio, níquel, cobre, oro, diamantes.  Animados por la reducción de la masa helada de Groenlandia, que suma unos 10.000 millones de toneladas cúbicas menos cada año y el deshielo del océano, las reclamaciones territoriales de Rusia,  más allá de sus respectivos 370 kilómetros, se han sucedido en la última década, exigiendo el derecho de propiedad sobre el propio Polo Norte.

          Sin ir más lejos, en noviembre de 2013, Rusia anunció un programa de desarrollo del Ártico, cuya vertiente militar se mantiene en secreto, en el que invertirá más de $62.000 millones de dólares.  De momento, el Kremlin acaba de reabrir su base naval en la remota isla de Kotelny, cerrada en 1993 tras el colapso soviético, y en marzo, 48 horas antes de que Crimea votara su anexión a Rusia, se realizaron allí las primeras maniobras árticas de la era postsoviética.

          Ambos bandos descartan un enfrentamiento militar, pero la escalada es real. Ya en enero, el ministro ruso de Defensa, Sergey Shoygu, señalaba que el desarrollo de la infraestructura ártica, incluyendo las bases abandonadas en los años noventa, es una de sus prioridades para este año, siguiendo las directrices de Vladimir Putin, empeñado en recuperar la grandeza de su país.  Por su parte, el jefe de Operaciones Navales de Estados Unidos, Jonathan Greenert, advertía por esas fechas, de que su país a pesar de contar con misiles antibalísticos en Alaska que apuntan a Corea del Norte, misiones submarinas por toda la región y gestor de la base militar más al norte del planeta, la Thule Air Base, en Groenlandia, “estaba retrasado en la carrera ártica”.

          Tras la anexión de la península de Crimea en marzo del 2014 a Rusia, la OTAN, Estados Unidos, y la misma Ucrania manifestaron su preocupación ante las posibles nuevas aspiraciones territorialistas por parte de Rusia.  El comandante supremo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte - OTAN -  en Europa y general de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, Philip Breedlove, comentó que Rusia ha congregado una gran fuerza militar en su frontera con Ucrania y que Moscú podría tener en la mira a Moldavia, una región de la exrepública soviética, luego de anexar formalmente a Crimea al territorio ruso.

Al respecto, el viceministro de Defensa de Rusia, Anatoli Antonov, negó el hecho que están concentrando sus tropas en la frontera con Ucrania y aseguró que su país respeta los acuerdos internacionales que limitan el número de efectivos que puede desplegar en las regiones cercanas a ese país.

Por otra parte, Breedlove también dijo que la OTAN está preocupada por la amenaza a Transnistria, un territorio separatista ubicado principalmente entre el río Dniéster y la frontera oriental de la República de Moldavia con Ucrania, el que declaró su independencia de Moldavia en 1990, pero que no ha sido reconocido por ningún miembro de Naciones Unidas.  Un 30% de su población de 500 mil habitantes es rusa, que es la lengua madre de la mayoría.

El presidente de la exrepública soviética de Moldavia advirtió a Rusia que se abstuviera de considerar cualquier acción por anexionar a Transnistria, pero el presidente del Parlamento de la región instó a Rusia a incorporar esa región. Otros motivos de preocupación para la OTAN son otros estados exsoviéticos en el Báltico, tal como Lituania, Letonia y Estonia.

Por otra parte, las nuevas autoridades de Ucrania han expresado su temor a una inminente invasión rusa en el este industrial del país, tras la caída de su última base aérea en Crimea.  “Las tropas rusas están listas para atacar a Ucrania en cualquier momento”, declaró el secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, Andrei Parubi desde el podio del Maidan, la Plaza de la Independencia en Kiev.

El ministro de Relaciones Exteriores ucraniano Andrei Deschitsa también denunció el despliegue de tropas rusas en la frontera oriental de su país.  Los riesgos “aumentan ... se vuelven más elevados”, respondió el jefe de la diplomacia de Ucrania al ser consultado por la cadena estadunidense ABC sobre las posibilidades de que estalle un conflicto militar entre Kiev y Moscú.

Además, el presidente interino de Ucrania, Oleksandr Turchynov, denunció que el coronel Yuliy Mamchur, comandante de la Base Belbek de la Fuerza Aérea cerca de Sebastopol, fue detenido por soldados rusos desde la toma de esa sede militar y exigió su liberación.  Durante la ocupación de esa base militar, las fuerzas pro rusas utilizaron vehículos blindados y efectuaron disparos, además de lanzar granadas aturdidoras.

Respecto a todo esto que está sucediendo actualmente con Rusia, su Ministerio de Defensa aseguró que su bandera ondea ahora en 189 instalaciones militares ucranianas en Crimea.

          Dicen otras noticias: Transitional Online, Regional Intelligence, 5 de marzo del 2014 - “Por lo menos tres naciones más se están uniendo a la Supernación #5, sin fanfarria ni protesta” - (Permítame aclarar, que la Supernación #5 es identificada como "Europa Oriental, incluyendo Rusia") -  El periódico The Moscu Times informó, que Medvedev firmó un decreto el 3 de marzo, para crear una compañía que supervise la construcción de un puente a través del estrecho Kerch para conectar a Crimea con la península rusa de Taman.  El decreto se publicó dos días después que los senadores rusos aprobaron el envío de tropas a Crimea para proteger la mayoría de personas que hablan ruso en la península.

          EurasiaNet News, febrero 21, 2014 - “La industria automovilística de Uzbekistán recibe un ataque certero de parte de la Unión Aduanera” - La Unión Aduanera liderada por Rusia nunca ha escondido su mandato proteccionista.  Ha sido llamada la Unión Soviética-light de Vladimir Putin por una razón: los estados anteriormente soviéticos que no se inscriban serán aislados o forzados hasta que lo hagan.  Basta con mirar a Ucrania.  Ahora, las nuevas regulaciones sobre la importación de automóviles que entraron en vigor el mes pasado, protegerán las industrias de fabricación de automóviles de sus tres países miembros: Bielorrusia, Kazajstán y Rusia.  Pero ellos le harán daño específicamente, a una de las pocas empresas conjuntas exitosas de Uzbekistán, una planta de la General Motors en el valle de Fergana, que ha prosperado sin estar incluida en las exportaciones a Rusia y Kazajstán.

          CNN, 4 de marzo 2014 - Por Ulrich Speck, experto visitante del grupo de estudios Carnegie Europe en Bruselas- “Putin planea una Unión Soviética 'light'  -  En el conflicto que Ucrania desató entre Occidente y Rusia no solo está en juego el futuro de Crimea, sino el futuro del orden internacional.

          Hace algunos meses, Crimea era un lugar remoto al que los historiadores conocían como el centro de una guerra en la década de 1850. Sin embargo, se volvió repentinamente un punto geopolítico álgido en un conflicto entre Rusia y Occidente que parece salido de un libro de estrategias de la Guerra Fría.

          El gobierno ruso elevó radicalmente las apuestas al anexar esta región que alberga una importante base naval rusa y en donde la mayoría de la población se inclina por Rusia - aunque una minoría considerable, incluidos los cosacos, está sólidamente unida a Ucrania...

          Los dirigentes actuales del Kremlin nunca aceptaron que Ucrania, que logró su independencia en 1991, sea un estado soberano, sino que consideran que se encuentra dentro de su esfera de influencia, lo que significa que Rusia cree que Ucrania debe pedir permiso al gobierno ruso en lo que concierne a asuntos importantes.


          Supongamos que a Rusia le tome de diez a quince años el lograr restablecer a la nación a su posición de primera potencia militar, entonces también podríamos suponer que ese sería el mismo tiempo que necesitaría el bloque árabe/islámico para convertirse en una real amenaza nuclear para Israel.

          Ellos verdaderamente unirán sus fuerzas en esta batalla cuando Rusia invada a Israel, tal como profetizó Ezequiel hace más de 2.500 años, y todo parece indicar que la batalla en contra de Israel descrita en los capítulos 38 y 39 de Ezequiel, y la derrota sobrenatural de esas fuerzas por Dios, tendrá lugar en esta generación.

volver arriba