Menu

Escuche Radio América

La negación del Holocausto

  • Fecha de publicación: Martes, 16 Abril 2013, 06:25 horas

Son muchos los que hoy en día continúan negando la existencia del Holocausto.  Más de 10 millones de personas fueron humilladas y asesinadas, con fotos y testimonios que así lo documentan, pero la teoría que niega el Holocausto nazi continúa vigente.

 “Consigan que todo esté en expediente: consigan las películas, consigan a los testigos, porque en alguna parte del camino de la historia algún bastardo se levantará y dirá que esto nunca sucedió”.  Las palabras pertenecen al general Dwight D. Eisenhower, y están grabadas sobre una pared de mármol, al comienzo de la visita al Museo del Holocausto de Washington.  Eisenhower mencionó esas palabras en 1945, luego de haber presenciado las atrocidades del Holocausto; después, se convertiría en presidente de Estados Unidos, sucediendo a Harry Truman en el cargo.  El entonces Supremo Comandante de las Fuerzas Aliadas durante la 2ª Guerra Mundial, sabía de la crueldad que puede causar el silencio.

                Se levante actas
Quizás sea una justeza histórica recordar que cuando Eisenhower encontró a las víctimas de los campos de concentración, ordenó que se hagan la mayor cantidad de fotos posibles, para que no quede en el olvido y para que el tiempo mismo atestigüe sobre los crímenes cometidos por Adolf Hitler. Aun así, más de 60 años después y luego de miles y miles de testimonios, exilios, investigaciones y documentación, no faltan quienes niegan el Holocausto y hacen de ello un estilo de vida que defienden a capa y espada.

“Nada hemos escondido, nada tenemos que ocultar.  El trato bárbaro que esta gente ha recibido en los campos de concentración alemanes, es casi increíble.  Deseo que lo vean con sus propios ojos y que sus imágenes sirvan como pruebas, para que el mundo conozca la extrema barbarie a la que pudo llegar el régimen de Hitler.  “Levanten acta de lo inverosímil”, ordenó Dwight D. Eisenhower; y por esas fotografías y aquellos testimonios de sobrevivientes es que pudo, por ejemplo, ejecutarse el juicio de Nuremberg, donde se juzgó a 24 de los principales dirigentes supervivientes del gobierno nazi capturados, y a varias de sus principales organizaciones.

Pero la negación de la historia, es precisamente una etapa más en la concreción de los genocidios, los causantes de las masacres tratan, siempre, de hacer desaparecer las evidencias e intimidar a los testigos, ocultando y negando el crimen cometido; así, la verdad se convierte en la última víctima de los genocidios.  El “Holocausto nazi” quizás sea el más tristemente conocido, pero existen muchos ejemplos en la historia de la humanidad donde los genocidios han sido ocultados sistemáticamente por los gobiernos que los cometieron, como el genocidio armenio por parte del Estado turco, y en muchas ocasiones respaldados por la sociedad civil.

Durante la “solución final”, más de 10 millones de personas fueron masacradas, violadas, quemadas, humilladas y asesinadas mientras la mitad del mundo miraba en otras direcciones.  Hoy, son muchos los que niegan que aquello sucedió, y reivindican una ideología perversa que aspira a transformar a las víctimas en victimarios, acusándolas de ser parte de una conspiración que pretende engañar al público.

volver arriba