Menu

El edificio inconcluso de los Rothschild

  • Fecha de publicación: Lunes, 07 Agosto 2017, 21:15 horas

En el siglo XIX las personas que pasaban por la mansión de los Rothschild en un elegante barrio de Londres, notaban que el extremo de una de las cornisas estaba inconcluso.  Y todos se hacían esta pregunta: ¿Acaso el hombre más rico en el mundo no podía pagar para que se concluyera la cornisa, o todo se debía a un descuido?

La explicación era muy simple, no obstante sugestiva cuando se conoce.  Lord Rothschild era un judío ortodoxo.  La tradición dice que en la casa de cada judío piadoso debe haber alguna parte que esté inconclusa para portar testimonio al mundo de que su ocupante es sólo como Abraham, un peregrino y un extranjero sobre la tierra.

volver arriba