Menu

Escuche Radio América

¿Será que Va a Repetirse la Historia?

  • Fecha de publicación: Viernes, 16 Octubre 2020, 07:02 horas

Grupos judíos ultraortodoxos en el estado de Nueva York están demandando al gobernador Andrew Cuomo por las nuevas restricciones destinadas a prevenir la propagación del Covid-19, ya que consideran que las mismas son inconstitucionales y “apuntan explícitamente” a miembros de esa comunidad religiosa.

En una demanda presentada en septiembre del 2020, ante el Tribunal del Distrito de Estados Unidos, organizaciones como Agudath Israel of America criticaron una orden ejecutiva firmada por el señor Cuomo unos días antes, que limita la cantidad de personas permitidas para reunirse en el interior de lugares públicos, incluso en los templos y sinagogas donde se celebran servicios de adoración.

La orden señala y discrimina a todos los sitios donde se llevan a cabo reuniones devocionales, pero a las sinagogas en particular, al imponer restricciones que imposibilitan a los judíos ortodoxos para que cumplan, tanto con sus obligaciones religiosas, como con la Orden.

Los demandantes, incluido un puñado de sinagogas y rabinos, buscan mandatos judiciales preliminares y permanentes contra las restricciones del estado, que los ayuden a demostrar que la sentencia en la orden ejecutiva del gobernador es inconstitucional y nula.

Debido al aumento en los casos de Covid-19, Cuomo firmó una orden ejecutiva que limita las reuniones en áreas interiores en las zonas de infección más severas, consideradas como “zonas rojas”  a  10 personas, y a 25 en áreas de infección moderada.

Bill de Blasio, un portavoz del alcalde de la ciudad de Nueva York, dijo al periódico Wall Street Journal que la ciudad comenzaría a hacer cumplir las nuevas restricciones a partir del 15 de septiembre, además de otras sanciones, mientras que una reunión masiva podría incurrir en una multa máxima de 15.000 dólares.

En una conferencia de prensa el señor Cuomo le dijo a los periodistas: “Uno de los principales lugares de reuniones multitudinarias son los centros de adoración.  Entiendo que es un tema delicado, pero esa es la verdad, y punto. ¿Queremos solucionar el problema? ¡Entonces hay que reconocerlo!  Consulté con los líderes judíos ultraortodoxos antes de imponer las medidas.  Les pedí que trabajaran conmigo para seguir estas pautas y eso fue recibido positivamente.  Les dije que estaba haciendo esto por una razón muy simple: porque tengo mucho respeto y amor por la comunidad ortodoxa”.

Sin embargo, las nuevas restricciones provocaron críticas de muchos miembros de la comunidad ultra ortodoxa, cientos de los cuales protestaron en Borough Park, un vecindario de Brooklyn, los martes y miércoles por la noche.

Meir Nimni, residente de Brooklyn, le dijo a reporteros de la agencia de noticias Associated Press: “Entiendo que necesitamos usar cubre bocas o una mascarilla. Mantener la distancia social, pero lo que más molesta es que parece que eso fuera dirigido directamente contra la gente buena. Todos aquí quieren vivir, y todos se preocupan  por detener el coronavirus.  Pero veo un doble rasero para medir, que simplemente no es justo”.

Los legisladores locales y estatales también criticaron la orden ejecutiva, acusando a Cuomo de señalar a la comunidad ultra ortodoxa sin motivo.  Esto fue lo que escribieron en una carta abierta “Su lenguaje era peligroso y divisivo, y dejó la implicación de que los judíos ortodoxos somos los únicos responsables del aumento de los casos de Covid-19 en el estado de Nueva York.  Esta implicación no se origina de los propios datos del estado”.

El departamento de salud del estado de Nueva York informó que de los 1.836 nuevos casos de Covid-19, 696 estaban en la ciudad de Nueva York.

Dentro de los 20 códigos postales principales que experimentaron brotes recientes, que incluyen los condados de Brooklyn, Queens y Rockland y Orange, la tasa promedio de pruebas positivas es de 5,8%.   Mientras que en otras partes del estado, el índice es del 1,01 %.

Lo increíble es, que según las estadísticas recopiladas por la Organización Mundial de la Salud, la cifra de muertos por tuberculosis en este año y hasta este mes de octubre, superan a los fallecimientos por coronavirus, conforme continúa la pandemia.

No olvidemos las palabras de Pablo y oremos por el pueblo judío: “Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, que apartará de Jacob la impiedad.  Y este será mi pacto con ellos, cuando yo quite sus pecados.  Así que en cuanto al evangelio, son enemigos por causa de vosotros; pero en cuanto a la elección, son amados por causa de los padres.   Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios” (Rom. 11:25–29).

volver arriba