Menu

Si Jesús llegara a su hogar

Si Jesús llegara a su hogar y pasara allí un día o dos...
Si llegara inesperadamente, me pregunto: ¿qué haría usted?
¡Oh, sé que le daría la mejor habitación a un huésped tan honorable
Y que toda la comida que le serviría sería la mejor!

Sé que se mantendría diciéndole que estaba feliz por tenerlo allí...
Pero... cuando viera que llegaba, ¿le recibiría con los brazos abiertos
Ante la puerta, dándole la bienvenida al visitante celestial?
¿O tal vez cambiaría sus ropas antes de permitirle entrar,
O escondería algunas revistas y pondría la Biblia donde debería estar?
¿Apagaría el radio esperando que Él no lo hubiera escuchado,
Y desearía no haber pronunciado esa última palabra fuerte y a la ligera?
¿Escondería su música mundana y pondría algunos himnos a la vista?
¿Permitiría que Jesús entrara directamente o correría de un lado para el otro?
Y me pregunto... Si el Salvador pasara un día o dos con usted,
¿Seguiría haciendo las cosas que acostumbra a hacer?
¿Seguiría diciendo las cosas que siempre dice?
¿Continuaría su vida, como de costumbre día tras día?
¿Continuaría su conversación familiar el ritmo de costumbre?
¿Tendría dificultad cada día en dar las gracias en la mesa a la hora de la comida?
¿Cantaría las canciones que siempre canta y leería los libros que siempre lee?
¿Le permitiría a él que supiera cuáles son las cosas con las que alimenta su mente y espíritu?
¿Iría con Jesús a todos los lugares a donde había planeado ir?
¿O tal vez cambiaría sus planes por un día o dos?
¿Estaría feliz de que él conociera a sus amigos más íntimos?
¿O esperaría que se mantuvieran alejados hasta que él terminara su visita?
¿Estaría feliz de que permaneciera para siempre con usted?
¿O experimentaría un gran alivio cuando finalmente se fuera?
Sería interesante saber las cosas que haría,
Si Jesús llegara en persona a pasar algunos días con usted.

volver arriba