Menu

Un himno triunfante

  • Fecha de publicación: Miércoles, 01 Enero 2020, 22:47 horas

“Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas” (2 Cor. 10:4).

¿Cómo pudo un hombre con 15 hijos encontrar tiempo para escribir himnos y cosas relacionadas con el cristianismo?  Alguien ordinario no lo habría hecho, pero Sabine Baring-Gould no era un hombre común y corriente, sino que su mente estaba ocupada en muchas cosas: el cristianismo, registrar la vida de santos, escribir himnos, historias, leyendas y la arqueología.

Nació en 1834, en Devon, Inglaterra.  Estudió en la Universidad de Cambridge y fue ordenado en la Iglesia de Inglaterra.  Durante los 48 años de su matrimonio, Grace su esposa le dio 15 hijos.  Mientras pastoreaba una iglesia, encontró tiempo para coleccionar y publicar himnos cristianos.

Tal como le correspondía a un pastor, estaba fascinado por la historia del cristianismo, y escribió una colección de 16 volúmenes, acerca de La Vida de los Santos.  También publicó libros sobre supersticiones y leyendas.  Era un arqueólogo aficionado y a menudo realizó excavaciones en ruinas prehistóricas.

Sabine Baring-Gould es recordado principalmente, como el autor de uno de los himnos más grandiosos, el cual escribió en unos 15 minutos.  Se trata de Firmes y Adelante, compuesto para un desfile infantil de la iglesia celebrado en 1864 durante la fiesta de Pentecostés.  Él usó para la melodía, parte de una sinfonía del compositor clásico austriaco Joseph Haydn.  El título para este himno fue Desfile con Cruces y Estandartes y  pudo haber sido olvidado, de no haber sido por el compositor Arthur Sullivan en 1871, quien le cambió la melodía por esa tan familiar que conocemos hoy en día, la cual era tocada a menudo por las calles de Estados Unidos por las bandas del Ejército de Salvación.

Este himno no tiene nada que ver con combates, sino con la guerra espiritual entre Dios y los soldados cristianos unidos en fe, en contra de las fuerzas de las tinieblas.  Tristemente ha sido criticado en Estados Unidos por su “supuesto militarismo”, a pesar de que la batalla a que se hace mención, es obviamente espiritual.

Sabine Bearing Gould murió el 2 de enero de 1924, fue autor de docenas de libros y es recordado por esta hermosa alabanza que escribió en 15 minutos.

“¡Padre, gracias por los himnos que estremecen nuestra alma y estimulan nuestra fe!”.

volver arriba