Menu

Marianna Slocum

  • Fecha de publicación: Miércoles, 11 Marzo 2020, 07:16 horas

“Me mostrarás la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre” (Sal. 16:11)

Marianna Slocum, nació en Filadelfia en 1917, era hija de un profesor universitario.  Creció en un hogar cristiano y según sus propias palabras no recordaba un solo momento en que no hubieran creído en Cristo como su Salvador.  Sintió el llamado de Dios para ser traductora bíblica misionera, por lo tanto después de completar su educación comenzó su entrenamiento en 1940, en el Instituto Lingüístico de Verano.

En la institución conoció a Bill Bentley, un traductor que había estado trabajando entre los indígenas tzeltales de México desde 1938.  Era graduado de la universidad y asistió al Instituto Bíblico Moody.  Allí se enteró de la necesidad de que ciertas tribus, tuvieran una Biblia en su propia lengua nativa.  Fue así como se unió a los Traductores Wycliffe de la Biblia, trasladándose hasta donde los tzeltales el grupo indígena más grande ubicado en una región montañosa en Chiapas, México.

Marianna y una compañera de trabajo fueron asignadas a la tribu Chol e instalaron su residencia en una plantación de café, justo a un día de camino de la sede de Bill Bentley entre los tzeltales.  En 1941 Bill le propuso matrimonio y Marianna aceptó.  Fijaron la fecha de su boda para el 30 de agosto y planearon su celebración en el hogar de los Slocum en Filadelfia.

El 22 de agosto de 1941 viajaron desde Filadelfia hasta la sede del ministerio America’s Keswick cerca del río Tom en New Jersey, en donde Bill predicó en el servicio vespertino.   La noche de su viaje de regreso a Filadelfia, ambos estaban extenuados pero gozosos en espíritu, mientras hablaban de su boda a celebrarse en una semana.  La mañana siguiente en la casa de los Scolum, Bill estuvo tarde para el desayuno.  El padre de Marianna fue a llamarlo, pero regresó solo.  Bill había muerto durante la noche debido a una enfermedad congénita del corazón no diagnosticada.  Tenía 27 años.

Los padres de Marianna de inmediato llamaron a Cameron Townsend, el director de Wycliffe y Marianna le preguntó: “¿Por favor, me permite regresar con los tzeltales en lugar de Bill?”.  La respuesta fue un sí resonante.

Bill fue sepultado en Topeka y Marianna viajó sola al Instituto Lingüístico de Verano llegando el 30 de agosto, la fecha en que ella y Bill iban a casarse.  El versículo que la sostuvo fue Salmos 16:11.  Marianna y sus compañeros de trabajo completaron la traducción del primer Nuevo Testamento en tzeltal en 1956 y el Antiguo en 1965.  Una de las principales revistas mexicanas escribió “Que ella había levantado una entera nación indígena del barbarismo a la civilización”.  Marianna sólo pudo decir: “¡Gracias Señor!”.

Marianna Slocum, una de las mujeres pioneras en la traducción de la Biblia partió para estar con el Señor en diciembre de 2017.  A pesar de las dificultades que enfrentó en el comienzo de su ministerio y mientras servía en México y Colombia, nunca abandonó la visión de que cada hombre, mujer y niño merecía tener la Biblia en su propio idioma. Su legado es una inspiración para hombres y mujeres de todo el mundo.

¿Cómo responden ustedes a la tragedia?  A pesar del dolor increíble que lleguemos a experimentar, podemos continuar asidos de Dios.  Jesús es nuestro Salvador y el Espíritu Santo nuestro Consolador.  Ellos están allí para todos los que creemos.

volver arriba