Menu

Diez centavos de más

  • Fecha de publicación: Martes, 04 Julio 2017, 18:34 horas

Un hombre joven, empleado por la junta directiva de la escuela dominical, contó la siguiente historia.  A última hora le invitaron para predicar en una iglesia en Nashville.  Por un impulso súbito usó como su texto "No hurtarás".  Al siguiente día se subió a un ómnibus y le entregó al conductor un billete de un dólar.  El conductor le devolvió su cambio y él avanzó hasta el fondo del bus y comenzó a contar el dinero.  Habían diez centavos de más.  Su primer pensamiento fue: "La compañía de buses nunca echará de menos diez centavos".

Pero entonces, rápidamente se dio cuenta que no podía quedarse con un dinero que no le pertenecía.  Caminó de regreso al frente y le dijo al conductor: "Me dio dinero de más".  Imagínese su sorpresa cuando el conductor replicó: "Sí, le dí diez centavos de más.  Lo hice a propósito y estaba observándolo a través del espejo mientras usted contaba el cambio.  Si se hubiera quedado con los diez centavos nunca más habría tenido confianza en la predicación".  ¡Qué gran tragedia si él hubiera hecho lo equivocado!  Recuerde que nuestra sombra puede llegar hasta donde nosotros nunca podemos estar.
Sunday School Builder

volver arriba